La mitad de recién nacidos, en Ecuador, no recibe leche materna durante su primera hora de vida

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

27 Ago 2019 - 0:05

Madres asisten a una charla sobre los beneficios de la lactancia materna - Foto: cortesía MSP

La mitad de recién nacidos, en Ecuador, no recibe leche materna durante su primera hora de vida

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

27 Ago 2019 - 0:05

La falta de consumo de leche materna impide el desarrollo intelectual, el crecimiento y aumenta la tendencia a la obesidad.

El primer alimento que recibe un niño recién nacido es fundamental para su desarrollo. Es por eso que el consumo de leche materna es primordial en los primeros seis meses de vida.

En Ecuador las cifras muestran una realidad preocupante: solo el 54% de los niños recibe leche materna en la primera hora desde su nacimiento, según el Ministerio de Salud.

Otro 36% consume leche materna durante las primeras 24 horas de vida, mientras que el 12% de los recién nacidos en Ecuador la consume a partir del segundo día.

Los datos del Ministerio también indican que las personas que conforman el primer y segundo quintil (es decir, las que tienen menores ingresos económicos) son las que utilizan en mayor porcentaje la leche materna durante los primeros seis meses de vida.

Anyela Balaguera, quien ha estudiado los beneficios de la lactancia materna durante 20 años, tiene una explicación:

“Las personas de escasos recursos utilizan el sistema público para dar a luz. En los hospitales estatales no existe leche de fórmula y por eso el principal alimento es la leche de la madre“.

A esto se suma que el gasto en leche de fórmula puede llegar a los USD 300 mensuales, lo que resulta privativo para las familias que no tienen suficientes ingresos.

Además, el Ministerio de Salud dice que el consumo de otros líquidos aumenta con el paso del tiempo. Al empezar el sexto mes de vida, los niños que ya han recibido alimentos diferentes a la leche materna llegan al 71,5%.

Estos indicadores se contraponen con lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ese organismo recomienda que la leche materna debe ser el único alimento que un niño ingiera durante sus primeros seis meses de vida.

“El inicio temprano de la lactancia materna protege al recién nacido de las infecciones y reduce la mortalidad neonatal. El riesgo de muerte por diarrea y otras infecciones aumenta en los lactantes que reciben lactancia parcialmente materna o exclusivamente artificial”, dice la OMS.

Beneficios de la lactancia materna

Anyela Balaguera, experta en lactancia materna, dice que el calostro (leche que se genera durante las primeras 72 horas desde que la madre da a luz) cuenta con anticuerpos y nutrientes que marcan el camino del desarrollo del niño.

“El calostro ayuda a que el bebé genere un fuerte sistema inmunológico para combatir enfermedades durante toda su vida porque es la leche con más vitaminas”, agrega.

Ese no es el único beneficio. El pediatra Gonzalo Tamayo explica que la acción de lactar crea un vínculo afectivo entre la madre y su hijo. “Cuando el niño nace se rompen nueve meses de relación directa con su madre. Esto se sustituye con la lactancia”, dice.

Tamayo también dice que los beneficios de la lactancia se reflejan en la salud del niño:

  • Mejora el desarrollo intelectual
  • Potencia la motricidad
  • Ayuda al crecimiento
  • Reduce la tendencia a la obesidad
  • Impide que haya desnutrición
  • Disminuye el riesgo a contraer enfermedades

Tamayo asegura que la OMS recomienda que después de los seis meses los niños deben alimentarse de otros nutrientes, pero sin dejar de lactar hasta los dos años.

¿Por qué hay madres que no dan de lactar?

Existen cuatro factores que impiden que algunas madres prefieran la leche de fórmula:

  • Dolor al momento de la lactancia
  • Retorno a las actividades laborales
  • Madres que no lactaron
  • Publicidad de la leche de fórmula

Según Stefania Pow, directora de La Vía Láctea, organización que impulsa la lactancia materna, una de las principales causas para que las mujeres dejen la lactancia es el dolor causado por las grietas.

Esto se produce cuando el niño lacta en una posición incorrecta. Para evitar el dolor se debe corregir la posición que la madre y el niño adoptan al momento de alimentarse.

Otro impedimento para continuar la lactancia es el regreso a las actividades laborales. Pow dice que, en muchos casos, las mujeres no tienen el apoyo de las empresas para tener tiempo de extraer la leche.

Anyela Balaguera, vocera de la organización Amar Lactar, explica que cuando una mujer no lactó de niña, le resta importancia cuando se convierte en madre.

“Es por eso que dice que es necesario entender y conocer los beneficios que tienen los niños que sí lactan”, dice Balaguera.

Con relación a la publicidad de la leche de fórmula, Balaguera señala que las empresas que se dedican a la elaboración de estos productos invierten “millones de dólares en campañas para posicionarlos”.

Balaguera añade que “esa inversión hace que las campañas estatales para impulsar la lactancia materna no tengan el impacto necesario“.

El pediatra Gonzalo Tamayo cree que es urgente que las entidades públicas generen mejores campañas que expliquen los beneficios de la lactancia materna.

La lactancia es clave en el objetivo de reducir el número de niños que mueren anualmente por desnutrición infantil, 820.000 cad año, según la OMS.

Noticias relacionadas