Los niños son transmisores silenciosos de Covid-19

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

16 Sep 2020 - 0:05

Niños reciben clases en el aula hospitalaria del Hospital Quito Sur del IESS, el martes 10 de marzo de 2020. - Foto: Jonathan Machado / Primicias

Los niños son transmisores silenciosos de Covid-19

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

16 Sep 2020 - 0:05

A pesar que desarrollan síntomas leves o incluso son asintomáticos, los niños tienen la capacidad de transmitir el virus a personas adultas y en situación de vulnerabilidad.

Los niños son considerados el grupo etario menos golpeado por la pandemia de Covid-19.

Estudios internacionales han determinado que la tasa de contagio apenas bordea el 5%, mientras que la letalidad es de alrededor del 1%.

En Ecuador, la tasa de contagio es, precisamente, del 5%. Pero, la tasa de letalidad cae al 0,46%, según el Ministerio de Salud.

De los 10.427 fallecidos confirmados y probables, 34 fueron niños y niñas menores de 15 años. El número llega a 48 si se toma en cuenta los adolescentes de hasta 19 años.

A pesar de estas cifras, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) alertan sobre el comportamiento que tiene la enfermedad entre los niños.

Un estudio publicado el 14 de septiembre de 2020 revela que los niños son un foco de contagio para las demás personas, a pesar de no tener síntomas o de desarrollar sintomatología leve.

Los investigadores del CDC descubrieron, por ejemplo, que 12 niños se habrían contagiado con Covid-19 en sus escuelas y lo transmitieron, al menos, a otras 12 personas de su entorno.

Otra conclusión a la que llegaron los médicos es que los bebés también son transmisores de la enfermedad sin presentar síntomas graves.

Un bebé de ocho meses de nacido contagió a sus padres”, dicen los CDC.

Aunque la ciencia aún no se ha determinado las razones por las que los niños se contagian en menor proporción que los adultos, el infectológo Hugo Bedón dice que puede haber dos razones:

  • Los niños aún no se han expuesto a demasiadas enfermedades y cuentan con una fuerte inmunidad innata.
  • Los receptores ACE que se encuentran en las fosas nasales no se han desarrollado totalmente, por lo que el virus no puede adherirse al cuerpo para ingresar al organismo.

El epidemiólogo Daniel Simancas explica que estudios científicos han confirmado que los niños, a pesar de expresar pocos síntomas, tiene altas cargas virales.

Esto significa que “tienen facilidad para contagiar, sobre todo, a personas con enfermedades como diabetes, hipertensión o cáncer”.

El médico no descarta que “algunos de los 6.336 niños y adolescentes con Covid-19 que hay en el país hayan contagiado a muchos de los 113.217 adultos que registra el Ministerio de Salud.

Un viaje inoportuno

Daniel Ch. es un niño de cinco años que se contagió con Covid-19 en la provincia de Esmeraldas, después de un viaje que realizó su familia desde Quito, a medidos de junio de 2020.

A los pocos días del regreso a la capital, el niño presentó fiebre, por lo que sus padres lo llevaron al pediatra ante el temor de que haya contraído el virus. “El doctor solo le envió un jarabe para contrarrestar el malestar”, dice el papá de Daniel, quien prefiere la reserva de su nombre.

Para descartar que el niño tuviera Covid-19, sus padres lo llevaron a un laboratorio privado para que le practiquen una prueba PCR.

Dos días después, el resultado dio positivo.

Aunque la fiebre disminuía con el paso de los días, la preocupación de los padres del niño solo desapareció cuando otra prueba PCR confirmó que el virus abandonó su cuerpo.

El papá de Daniel dice que ningún otro miembro de la familia contrajo la enfermedad gracias a las medidas de bioseguridad que aplicaron en la vivienda.

Síndrome Inflamatorio Multisistémico

A pesar de que la mayoría de niños con Covid-19 no presentan síntomas graves, sí pueden desarrollar otras patologías.

Uno de estas es el Síndrome Inflamatorio Multisistémico, que ya afecta a más de 60 niños en Ecuador, según el Ministerio de Salud.

Los principales síntomas que produce este síndrome son:

  • Inflamación y dolor abdominal.
  • Inflamación de órganos vitales.
  • Fiebre mayor a 39 grados centígrados.
  • Diarrea.
  • Salpullido en la piel.
  • Hinchazón de la lengua y de ganglios.
  • Protuberancias en el cuello.

El infectólogo Hugo Bedón dice que el síndrome se presenta con síntomas parecidos al mal de Kawasaki, pero aclara que no hay que confundirlos.

Es por eso que recomienda que los padres de niños que han superado el Covid-19 presten atención a su estado de salud durante las siguientes seis semanas para descartar cualquier complicación.

Noticias relacionadas