La pirotecnia provoca ansiedad y estrés a los niños con autismo

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

27 Dic 2019 - 0:05

Los niños con autismo son los mayores perjudicados por la pirotecnia - Foto: Ilustración: Orfaith Rivera / Primicias

La pirotecnia provoca ansiedad y estrés a los niños con autismo

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

27 Dic 2019 - 0:05

La hipersensibilidad auditiva es la razón que impide a los niños que padecen Trastorno del Espectro Autista disfrutar de los fuegos pirotécnicos.

Miedo, ansiedad, estrés e ira son algunos de los síntomas que experimentan los niños que sufren del Trastorno del Espectro Autista (TEA) al escuchar el estruendo de la pirotecnia y de la pólvora.

Ligia Noboa, presidenta de la Fundación Entra a mi Mundo, que atiende a alrededor de 500 niños con esta enfermedad, dice que “el cerebro de quienes tienen autismo funciona de manera distinta“. Existen tres grados de autismo: leve, moderado y grave.

Sin embargo, el comportamiento de estos niños cambia al momento de escuchar el ruido de los fuegos artificiales, sin importar el nivel de TEA que padezcan.

“Esto se debe a la hipersensibilidad sensorial en la que prevalece la sensibilidad auditiva”, explica Noboa.

Las consecuencias pueden ser aún más profundas para quienes tienen un grado grave de TEA porque “pueden llegar a autolesionarse o presentar convulsiones debido a la desesperación causada por la pirotecnia”, puntualiza la experta.

Daniela López es madre de una niña con autismo. Ella relata que cada 31 de diciembre opta por colocarle audífonos a la niña con su música preferida para disminuir el impacto del ruido provocado por la pólvora.

“Desde que utilizo esta estrategia, mi hija no se estresa y disfruta de mejor manera el fin de año”.

Daniela López

Noboa también dice que una buena idea para cuando empiezan las explosiones es llevar a los pequeños a cuartos aislados y entretenerlos.

Sin embargo, cree que la solución ideal sería evitar la comercialización de pólvora.

Los animales sufren 

El uso de pirotecnia no genera estrés solo en los humanos. Las mascotas también son víctimas de la tradición de lanzar petardos para celebrar la llegada del año nuevo.

El veterinario Andrés Mena dice que los principales síntomas de estrés en las mascotas y otros animales son: ataques de pánico, taquicardia y temblores.

Es por eso que el Municipio de Quito apunta a la reducción de los juegos pirotécnicos, sobre todo en los actos oficiales. El Concejo Metropolitano aprobó, el 24 de diciembre de 2019, una resolución que prohíbe el uso de pirotecnia en eventos municipales.

El concejal Juan Manuel Carrión explica que la disminución en el uso de fuegos artificiales es un tema de sensibilización hacia las personas y también hacia los animales.

Aire venenoso

El 31 de diciembre y el 1 de enero son los días en los que la contaminación del aire alcanza sus niveles más altos en el Distrito Metropolitano de Quito, debido al uso de juegos pirotécnicos y la quema de monigotes.

Valeria Díaz, directora del Laboratorio de la Calidad del Aire de Quito, explica que en esos días las partículas ocasionadas por las quemas elevan los niveles de monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre”.

Además, los metales de la pólvora se condensan en el aire, lo que puede traer complicaciones respiratorias a las personas. Es por eso que la calidad del aire suele pasar de un nivel denominado “aceptable” a otro identificado como de “precaución”.

Díaz también concuerda con que la pirotecnia debe prohibirse debido a los graves efectos que causa en la salud de las personas y de los animales.

Noticias relacionadas