Policías enfrentan más denuncias por violencia intrafamiliar

Sociedad

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

21 Sep 2022 - 5:27

Grupo de personas se manifiestan en contra de la desaparición de María Belén Bernal. Quito, 20 de septiembre de 2022. - Foto: API

Policías enfrentan más denuncias por violencia intrafamiliar

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

21 Sep 2022 - 5:27

El caso de la desaparición de María Belén Bernal pone de manifiesto 33 denuncias más contra policías por violencia intrafamiliar, desde 2018, en Ecuador.

María Belén Bernal lleva 11 días desaparecida. Las últimas búsquedas se concentraron en tres lugares distantes al punto inicial de rastreo en Quito, en medio de cuestionamientos a los policías implicados en el caso.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, aseguró que si no hay resultados en la búsqueda de la abogada Bernal “iremos eliminando cabezas” en la Policía Nacional.

Incluso sostuvo que “todo el mundo quiere la cabeza del ministro y yo seré el último en irme cuando todos los generales no hayan hecho todo su esfuerzo en la localización y búsqueda” de Bernal.

Agregó que si los generales de la Policía cometieron errores “y no se reivindican, tendrán que irse a la casa y al final tendrá que irse el ministro“.

Las estadísticas

El caso de la desaparición de la abogada que tiene a su esposo, el teniente Germán Cáceres, como el principal sospechoso, no es el único que ha enfrentado la Policía.

Desde 2018, 33 policías han sido detenidos por violencia intrafamiliar, según registros de la Inspectoría General de la Institución.

Ese año, 11 policías fueron detenidos por ese delito; en 2019 fueron siete y en 2020, son 11.

En 2021 hubo dos policías detenidos y, hasta el primer semestre de este año, también van dos policías denunciados por violencia intrafamiliar.

Solo uno ha sido procesado por femicidio en los últimos cuatro años.

Las estadísticas no reflejan una tendencia al alza de estos casos, ni parecen tener impacto en un universo de 50.000 uniformados con los que cuenta la Policía Nacional.

“Las mujeres tienen temor de denunciar por el poder del uniforme, de la Institución y del arma”, explica Rosandi López, especialista Legal en Atención a Víctimas de Violencia de género de Amiga, Ya No Estás Sola (AYNES), del Municipio de Guayaquil.

En los tres últimos años, López ha conocido de 25 casos de violencia de género, solo en Guayaquil, en los que los agresores son miembros de la Policía o de las Fuerzas Armadas.

“Un 80% denuncia, pero ni un 30% continúa con la demanda por miedo”, explica López.

Denuncias por agresiones

En los casos seguidos por Amiga Ya No Estás Sola, el patrón es que “ellos usan el arma y el uniforme para manipular a las víctimas”, dice López.

“Tuvimos un caso en el que la mujer narró que el agresor ponía el arma en el velador y la giraba hacia donde estaba ella”, explica López.

Las instituciones públicas han conocido estos casos, dice López, y agrega que “incluso algunas de las mujeres a las que hemos acompañado, han sido agredidas en los cuarteles. Tal como sucedió con María Belén, escuchan los gritos y nadie interviene”.

Elisa, de 32 años, conoció a Gilbert, un cabo de Policía, en 2013. “Estaba ilusionada, pero comencé a ver cosas raras, siempre tenía mucho dinero, joyas, y comencé a alejarme”, dice. Meses después, el policía fue detenido por tráfico ilícito de sustancias.

Desde entonces, Elisa ha sido acosada por su expareja y en un año ha tenido que mudarse de casa hasta cinco veces, porque él usa sus influencias para rastrearla o intervenir su teléfono.

“Me manda una foto de la ventana de mi casa y me dice ‘te encontré'”, relata. 

“Con miedo, puse la denuncia y cuando fui a pedir la boleta de auxilio, el proceso no estaba en el sistema”, expresa Elisa.

Amiga Ya No Estás Sola la acompañó a denunciar el caso otra vez, hasta asegurarse de que “el proceso no desaparezca de nuevo”, pero a pesar de eso, él sigue contactándola.

Cambios en la formación policial

El ministro Carrillo admitió que se requiere de un enfoque de género para la formación y ejecución de la política en la Escuela de Policía.

El primer cambio fue el nombramiento de Irany Ramírez como la nueva directora de la Escuela; Doris Viteri, como subdirectora; Verónica Arcos, como jefa de instrucción; y Catalina Haro, como jefa académica.

En medio de la crisis institucional, la Policía enfrentó el 20 de septiembre de 2022 un nuevo hecho de violencia de género por parte de uno de sus miembros en Vinces, provincia de Los Ríos.

El video de la agresión circula en redes sociales y ha sido corroborado por la Policía. Se trata de Ángel N., quien golpea a su esposa en un espacio público. 

Según un comunicado de la Policía, “se realizan las acciones para sancionar administrativamente al policía”.

Noticias relacionadas