Una cuestionada familia de proveedores sigue obteniendo contratos

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

29 May 2020 - 0:04

Imagen referencial de un agente de la ATM en Guayaquil, empresa pública que hasta la fecha ha realizado 27 contrataciones en la emergencia, el 27 de mayo. - Foto: ATM

Una cuestionada familia de proveedores sigue obteniendo contratos

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

29 May 2020 - 16:34

La Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) en Guayas critica que estos proveedores sigan obteniendo contratos públicos pese a las denuncias. Uno de los contratos es de la exesposa de Jacobo Bucaram.

En el Servicio de Rentas Internas (SRI), María Gabriela Llerena Candela está registrada para realizar actividades de confección de vestimenta. A pesar de no estar calificada para la venta de insumos médicos, la proveedora obtuvo varios contratos con la Autoridad de Tránsito Municipal de Guayaquil (ATM).

Llerena tiene adjudicaciones por USD 17.229, para la provisión de guantes de nitrilo, mascarillas N95 y otros insumos necesarios por la pandemia de Covid-19.

“Legalmente ella no está imposibilitada de hacerlo, pero éticamente es extraño que siga contratando con el Estado a pesar de las denuncias de que ha sido objeto su familia”, señala Ricardo Ramírez, titular de la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) en Guayas.

La CNA reveló en 2019 que Llerena Candela junto a su hermano, José Luis Llerena, obtuvieron varios contratos en los que había presuntos sobreprecios para vender insumos a hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Uno de estos centros es el hospital Teodoro Maldonado Carbo, de Guayaquil.

“En uno de los procesos de contratación, los sobrecostos alcanzaban hasta el 1.088%”, señala la denuncia de la CNA. Entre 2012 y 2019, la familia Llerena Candela consiguió 46 contratos por cerca de USD 7,7 millones.

Esta proveedora es exesposa de Jacobo Bucaram, el hijo del expresidente Abdalá Bucaram.

Según Ramírez de la CNA, los documentos con las denuncias de sobreprecios y supuestos nexos con la familia Bucaram se han entregado a la Fiscalía, a la Contraloría y al consejo directivo del IESS.

“Pedimos celeridad a los organismos de control porque la Fiscalía puede usar sus herramientas para detectar enriquecimiento ilícito en ellos”, añade Ramírez.

¿Qué dice la ATM? 

El gerente general de la ATM, Andrés Roche indica que a la fecha de la adjudicación del contrato, entre el 16 y 18 de marzo, la proveedora Llerena Candela se encontraba habilitada en el portal de compras públicas.

“Los hechos que se investigan, por la contratación de insumos con el IESS, son de fecha posterior, 28 de Marzo del 2020”, señala Roche en un comunicado enviado a PRIMICIAS.

Por otra parte, ante las denuncias sobre compras dudosas en la emergencia, la ATM publicó en su portal web el listado de las adquisiciones realizadas para enfrentar la pandemia.

Hasta el 18 de mayo, la empresa municipal ha efectuado 27 contrataciones. Los detalles de estos procesos fueron informados a la Contraloría General del Estado.

La tía política

Otro proveedor que consta en el Servicio de Contratación Pública (Sercop), en procesos adjudicados en la emergencia por Covid-19, es María Mercedes Erazo Tortorella.

En 2020, Erazo Tortorella recibió un contrato por USD 297.598 con el hospital general de Manta, perteneciente al IESS.

Curiosamente esta contratista está casada con Francisco Llerena Alvarado, tío de los hermanos Llerena Candela.

Además, entre las denuncias de compras públicas irregulares, aparece el nombre de Erazo Tortorella en contratos adjudicados por USD 3,2 millones.

Por otra parte, en 2016 el Servicio de Contratación Pública (Sercop) sancionó a Erazo Tortorella por “proporcionar información o realizar una declaración errónea respecto a la calidad de su producto”. Como resultado, el Registro Único de Contribuyentes (RUC) de la contratista fue suspendido por 180 días.

En un comunicado dirigido a diario El Universo, Erazo Tortorella niega que tenga una relación comercial con los hermanos Llerena Candela y alega que existe un “distanciamiento familiar por muchos años”.

Según Ramírez, miembro de la CNA Guayas, si no existe una reforma profunda en el sistema de compras públicas, los proveedores cuestionados “seguirán usando la táctica de la emergencia en los hospitales para ganar más contratos” a dedo.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas