Estas son las siete variantes del coronavirus que circulan en Ecuador

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

5 Ene 2022 - 0:05

Personas caminan por las calles de Guayaquil, el 4 de enero de 2022. - Foto: API

Estas son las siete variantes del coronavirus que circulan en Ecuador

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

5 Ene 2022 - 11:19

La variante ómicron fue la última en ser detectada en Ecuador. Su principal característica es su alta contagiosidad, pues se calcula que un paciente puede infectar a 16 personas, aunque con síntomas más leves.

Ecuador empieza 2022 en medio de un rebrote de contagios de Covid-19. Así lo reconoció la ministra de Salud, Ximena Garzón, el 4 de enero de 2022 en un conversatorio con medios de comunicación

Garzón detalló que durante la última semana de 2021 se registraron 7.234 contagios, la cifra más alta desde junio de 2020 cuando el plan de vacunación empezaba tomar fuerza en Ecuador e impulsando una reducción en los indicadores epidemiológicos.

Los datos del Ministerio de Salud muestran que en 2021 se registraron más casos que en 2020, cuando inició la pandemia y todo era desconocido: 336.986 contagios frente 212.512.

Los contagios, dice Garzón, podrían seguir creciendo de forma acelerada por la presencia de la variante ómicron, pues un paciente infectado es capaz de contagiar a otras 16 personas.

Lo que parece positivo es que hasta ahora los síntomas que se conocen son más leves: dolor de cabeza, malestar general, estornudos y secreción nasal.

Según la información que posee el Ministerio de Salud, hasta el momento se han confirmado apenas 68 personas infectadas con ómicron en seis provincias.

Aunque apenas un fragmento de las muestras que dan positivo para Covid-19 han sido secuenciadas, por lo que se trata de un subregistro.

Además de eso, las autoridades sanitarias han logrado confirmar -hasta el momento- que en el país circulan otras seis variantes, con un registro de 3.353 casos.

¿Cuáles son y en qué se diferencian esas variantes?

Delta

La más preocupante, además de ómicron, es la variante delta. Surgió en India a finales de 2020 y produce síntomas más severos y es más probable que un paciente infectado requiera de cuidados intensivos. Hasta el momento es la predominante en el país.

La ventaja es que es menos contagiosa que la ómicron, pues se estima que un paciente puede llevar el virus a un máximo de seis contactos.

En Ecuador hay 1.256 casos y es la única variante que se encuentra en 23 provincias, con excepción de Zamora Chinchipe. Siempre con la consideración de solo una parte de los casos positivos son secuenciados para identificar la variante.

Mu

Esta variante fue detectada por primera vez en Colombia. Luego se extendió a otros países cercanos como Ecuador, Perú y Chile.

Debido a su poca agresividad, sigue siendo menos amenazante que la delta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los síntomas que presentan quienes se infectan son dolor de cabeza, secreción nasal y dolor del cuerpo. Los pacientes generalmente no requieren hospitalización.

En Ecuador hay 542 casos distribuidos en 22 provincias. Pichincha, Guayas y Chimborazo tienen la incidencia más alta.

  1. Iota

Al igual que la variante mu, las investigaciones sostienen que la variante iota no produce cuadros graves en la mayoría de pacientes. Las personas que se infectan con esta variante puede superarla como si se tratara de una gripe.

Aunque los epidemiólogos explican que una persona que tiene enfermedades como diabetes, obesidad o problemas cardíacos tienen más posibilidad de tener complicaciones si se contagian de Covid-19, en cualquiera de sus variantes.

En Ecuador hay 353 pacientes en 19 provincias a quienes se les ha identificado esta infección.

Gamma

Esta variante se notificó por primera vez en Brasil en noviembre de 2020. 

Actualmente, es la que tiene mayor presencia en América del Sur y entre sus características está la presencia de síntomas como dolor de cabeza, diarrea, pérdida del gusto y del olfato. Tampoco se ha reportado mayores complicaciones.

En Ecuador hay 22 provincias en las que se han identificado 345 casos.

Lambda

La Organización Panamericana de la Salud señala que no existe evidencia de que esta variante tenga un comportamiento agresivo o severo, pero es posible que se transmita más rápido que la surgida en China a finales de 2021.

El problema es que esta variante no ha sido estudiada a profundidad para conocer sus características. Lo que se conoce es que ocasiona dolor de cabeza, tos, dolor del cuerpo y pérdida del olfato y del gusto.

El Ministerio de Salud ha identificado 304 casos en 20 provincias.

Alpha

Es una de las primeras variantes que surgió del virus SARS-CoV-2. Su aparición se dio en Reino Unido en septiembre de 2020, antes de la vacunación masiva contra el Covid-19.

Su expansión en Europa provocó el colapso de algunos hospitales públicos y privados, sobre todo por personas de la tercera edad y con enfermedades crónicas que requirieron cuidados intensivos.

Esta variante perdió fuerza a raíz del aparecimiento de la variante delta. En Ecuador hay 266 pacientes en 21 provincias.

Las cifras oficiales son un subrregistro

Para el director del Instituto de Micrología de la Universidad San Francisco, Paúl Cárdenas, las cifras que maneja el Gobierno están lejos de retratar la realidad epidemiológica del país y se han convertido en un subrregistro.

“Lo hemos dicho desde que empezó la pandemia, el país tiene poca capacidad para secuenciar las muestras e identificar las variantes existentes y las que pueden surgir”, explica.

Cárdenas dice que actualmente el país secuencia el 0,6% de las pruebas PCR con resultado positivo, “cuando lo mínimo que recomiendan las autoridades sanitarias del mundo es que sea el 1%”.

A esto se suma que “la gran mayoría de muestras secuenciadas son de Quito y Guayaquil. No se sabe con certeza lo que pasa en otras provincias”, agrega.

En esta línea, el epidemiólogo Mario Paredes dice que los datos entregados por el Ministerio de Salud “son extremadamente bajos y poco creíbles”.

Se refiere, sobre todo, al número de personas infectadas con ómicron. El médico explica que “cuando una variante circula de forma comunitaria es porque hay una gran cantidad de contagios o porque es la predominante”.

Las cifras entregadas por el ministerio “están fuera del sentido común porque la misma entidad es la que asegura que hay un incremento de casos”, pero muestra cifras muy bajas de confirmaciones.

“La autoridad sanitaria transmite a la ciudadanía una falsa sensación de seguridad que puede ocasionar otro colapso sanitario”, advierte.

Noticias relacionadas