Documental ecuatoriano retrata la vida del único oso de Sudamérica

Tecnología

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

28 Nov 2020 - 0:05

Oso de anteojos en su hábitat natural - Foto: Andrés Laguna

Documental ecuatoriano retrata la vida del único oso de Sudamérica

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

28 Nov 2020 - 0:05

El documental “La vida secreta del oso de anteojos” ganó el premio a Mejor Película de Especies en Peligro de Extinción en el Wildlife Conservation Film Festival (WCFF), desarrollado en Nueva York.

Es considerado el mamífero carnívoro más grande de Ecuador y su población es escasa. Apenas 3.000 ejemplares de oso de anteojos habitan en los bosques y páramos de país, según estimaciones oficiales.

Amenazados por la deforestación, la ganadería y por animales domésticos, esta especie se encuentra en peligro de extinción en Ecuador y en estado de vulnerabilidad en Sudamérica, dice Andrés Laguna, biólogo experto en osos de anteojos.

Laguna quien investiga a la especie desde hace más de 10 años fue el encargado de dar el soporte técnico-biológico para la elaboración del documental La vida secreta del oso de anteojos, dirigido por el francés, radicado en Ecuador y Chile, Philippe Molins.

Esta pieza audiovisual ganó el premio a Mejor Película de Especies en Peligro de Extinción en el Wildlife Conservation Film Festival, desarrollado en Nueva York. En el festival participaron más de 250 largometrajes, entre ellos trabajos de la cadena BBC, National Geographic y Discovery Channel.

En entrevista con PRIMICIAS, Molins explica que tardó más de tres años en concretar el proyecto que le pusiera rostro al único oso que vive en Ecuador y Sudamérica.

“Cuando me enteré de la presencia del oso no dude en comenzar con el proyecto. Es el símbolo del bosque nublado, es importante conservar esta especie”, dice Molins.

Bosque nublado ecuatoriano

Bosque nublado ecuatoriano Andrés Laguna

El director del documental explica que el proyecto se divide en tres grandes temáticas:

  • Por qué es tan importante el oso de anteojos para el ecosistema.
  • El trabajo de investigación del biólogo Andrés Laguna.
  • La concienciación a los ciudadanos.

Molins asegura que conseguir el material audiovisual para el largometraje no fue tarea fácil.

Pasamos días y días sin ver la cola de un oso. Podíamos ver huellas y marcas en los troncos, pero ni rastro del oso”, dice.

Explica que gracias a la guía de Andrés Laguna pudieron “perseguir” el rastro del mamífero.

Una de las experiencias dentro del rodaje que más impresionó a Molins fue el captar la copulación de una pareja de osos. “Es un comportamiento que casi nunca se ve”, añade.

El protector del oso Andino

Para el director, Philip Molins, el trabajo de Andrés Laguna fue fundamental para el desarrollo del documental. “Es un experto, él sabe todo sobre estos mamíferos”.

Laguna ha dedicado su vida a la preservación del oso andino, debido a que “la presencia de este individuo es indispensable para mantener la estabilidad de los ecosistemas“.

Además, el experto explica que actualmente la perdida de bosques nativos, los incendios en los páramos y la presencia de la fauna urbana están poniendo en peligro la existencia de este mamífero.

“En el documental se puede ver cómo se comporta y reproduce el oso en su hábitat. Además, la importancia del desplazamiento de la especie y cómo contribuye con el ecosistema”, dice Laguna.

Noticias relacionadas