asesinato

Firmas

¡No lo dejen morir!

“¡No lo dejen morir!”, gritó una señora y me sumo al grito desgarrador. No nos deje morir, señor Presidente. No nos deje morir, señora Alcaldesa.

Leer más »

Firmas

Rehenes

Rehenes de la violencia, del temer a los ladrones, de la pérdida de la paz, ese otro tipo de robo. Nuestras vidas no son exactamente nuestras vidas.

Leer más »