7 tips para lavar su auto a mano y dejarlo impecable

7 tips para lavar su auto a mano y dejarlo impecable

Un buen lavado del vehículo es el paso más importante para mantenerlo tal y como lo vio por primera vez. Más allá de lo estético, una limpieza adecuada preserva su valor y alarga su vida útil.

La limpieza del auto por cuenta propia puede llegar a ser muy entretenida y es muy simple de llevar a cabo. A continuación le contamos con qué lavar el auto y qué instrumentos conviene tener a mano para dejarlo reluciente:

• Baldes y trapos (siempre nuevos, no sucios). O kits de limpieza para autos.

• Jabón o shampoo para autos.

• Esponja para autos.

• Silicona para autos.

• Cera para autos.

• Hidrolavadora para autos.

• Teflón para autos.

• Compresor de aire.

• Aspiradora para auto.
Tenga en cuenta que si bien la limpieza es sumamente casera, es necesario proveerse de estos instrumentos de aseo para que su trabajo sea óptimo y de calidad.

¿Cómo lavar su auto paso a paso?

Estacionar el auto a la sombra

Lo principal es mantener el auto alejado del sol; de esta manera se evita que el agua se seque antes de tiempo. Además, el calor que producen los rayos solares pueden alterar los productos de limpieza y dejar algunas manchas.

Comenzar la limpieza por dentro

Un tip sustancial es empezar limpiando el interior del auto. Con el compresor de aire sople la suciedad incrustada en los espacios donde van las alfombras y luego remover lo que quede con el cepillo.

Puede limpiar las alfombras con un cepillo y dejarlas fuera del auto hasta que termine toda la limpieza interna. A continuación, pase la aspiradora de mano cuidadosamente para retirar todo el polvillo. Por último, con un trapo limpie el volante y el tablero.

Luego, es el momento de usar el compresor para limpiar los conductos de ventilación. Lo mejor es apuntar hacia las rejillas, donde se adhiere el polvo y la suciedad.

Para mayor eficiencia, puede conseguir un cepillo pequeño de cerdas suaves para pasar por la salida de aire y todos aquellos espacios diminutos a los que te sea difícil acceder con el compresor.

Ruedas y llantas

Antes que nada, es importante empezar con la limpieza de las llantas y las ruedas. Hay buenos productos específicos en el mercado. Cuanto menos ácidos sean, es mejor, ya que la acidez puede provocar que las llantas pierdan brillo o color.

Remover los insectos y el alquitrán

La parrilla del auto y otros recovecos reúnen bichos y alquitrán. Esas zonas requieren un trato especial: antes de pasarles el guante de lavado, remueva gentilmente con una esponja de fregado todo residuo que haya quedado pegado.

Lo ideal es mojar la esponja en agua tibia por unos segundos, luego en el balde con agua y shampoo y recién ahí pasarla por la parrilla.

Elimine el exceso de suciedad antes de usar el shampoo o jabón para autos

Si su auto está muy sucio, procure enjuagarlo con agua antes de comenzar a usar el shampoo. Esto logrará que el auto no se raye ni queden partes sucias en él

Llene los baldes de agua y jabón y prepare la esponja 

Lo más conveniente es comenzar a limpiar desde arriba: lavar el techo, pasar al capo y al baúl y seguir luego por las puertas. Para enjuagar el auto use siempre agua limpia. Luego, para secarlo, use toallas de microfibra hasta dejarlo sin ninguna gota de agua.

Las ventanillas y cristales del auto es lo último que se limpia. Puede utilizar un limpia cristales y retirar luego todo el producto con un paño.

Acto final

Aplicar cera para el auto. Este es un trabajo muy simple pero que requiere de mucha sutileza. Se debe pasar una capa muy fina para hacer bien el trabajo. Piensa que la cera es el último paso tras la limpieza, sellando todo el trabajo ya realizado.

Siguiendo estos pasos logrará que su auto quede impecable en poco tiempo. De paso, colaborará en el uso consciente del agua.

Noticias relacionadas