Hábitos Saludables

Probióticos: Beneficios multidimensionales para la salud

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

14 Jun 2024 - 14:30

En la búsqueda de soluciones naturales para mejorar nuestra salud, los probióticos se destacan como verdaderos héroes microbiológicos.

Hábitos Saludables

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

14 Jun 2024 - 14:30

Estudios revelan que el consumo de probióticos mejora la salud integral del organismo. - Foto: Metamorworks, Adobe Stock

En la búsqueda de soluciones naturales para mejorar nuestra salud, los probióticos se destacan como verdaderos héroes microbiológicos.

Los probióticos son microorganismos vivos, como ciertas bacterias y levaduras, que brindan beneficios cuando se consumen en cantidades adecuadas. Según el National Institutes of Health, estos protegen el sistema digestivo contra agentes dañinos, mejoran la digestión y la función intestinal. Se encuentran naturalmente en alimentos fermentados como yogur, chucrut, kéfir y miso, así como en suplementos dietéticos.

Pero la salud digestiva no es el único ámbito en el que los probióticos son aliados fundamentales. Existen estudios que prueban su aporte integral para el organismo.

Refuerzo inmunológico

Un aparato digestivo sano está estrechamente relacionado con un sistema inmunológico fuerte. Los probióticos estimulan la producción de células inmunitarias y mejoran la respuesta del cuerpo a las infecciones.

El intestino es crucial para nuestro sistema inmunológico, ya que alberga aproximadamente un 80% de células inmunológicas.

National Library of Medicine (NIH)

En este contexto, los probióticos han demostrado ser efectivos para prevenir patologías como la diarrea causada por antibióticos y la enterocolitis necrotizante en recién nacidos. Además, según la NIH se ha investigado su posible papel en el tratamiento de varias afecciones respiratorias, como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el cáncer de pulmón y las infecciones respiratorias.

Salud mental

De acuerdo con la National Library of Medicine, la depresión y la ansiedad son los trastornos mentales más comunes entre los adultos, afectando al 5% de la población mundial. Recientemente, se ha enfatizado la relación entre la microbiota intestinal y estas enfermedades.

Karen Espinoza, nutricionista, explica que la microbiota intestinal, compuesta por microorganismos que residen en el intestino, juega un papel fundamental en la producción de neuroreceptores, metabolitos y hormonas que regulan el estrés.

La alteración de este compuesto, conocido como disbiosis intestinal, se ha relacionado con el desarrollo de trastornos mentales. Espinoza afirma que esta disfunción puede ser causada por diversos factores como una alimentación deficiente, el uso excesivo de antibióticos, el estrés y la falta de desparasitación.

Por tanto, es clave mantener la salud de la microbiota intestinal mediante el consumo de probióticos.

Beneficios dermatológicos

Según el International Journal of Drug Development and Research, los probióticos pueden reducir la inflamación en condiciones como el acné, dermatitis atópica y eczema. Además, estudios sugieren que al aplicarlos tópicamente, fortalecen la barrera cutánea y aumentan la producción de péptidos antimicrobianos.

Salud cardiovascular

La composición y funciones de la microbiota intestinal influyen en la salud cardiovascular, regulando funciones vitales. Investigaciones muestran que factores como la obesidad, falta de ejercicio, consumo de alcohol y tabaco afectan la microbiota y aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas. Mantener una dieta rica en fibras prebióticas y complementar con probióticos puede contrarrestar estos efectos negativos.

  • Elección y uso de los probióticos

Es importante señalar que no todos los probióticos son iguales, ya que varían según la familia y la cepa. Por ejemplo, el probiótico Enterogermina cuenta con cuatro cepas (SIN, O/C, T y NR), y hasta la fecha es el único Bacillus clausii que tiene estas cepas juntas.

Para disfrutar de los beneficios de los probióticos, es fundamental elegir productos de alta calidad y consumirlos de manera regular. Los alimentos fermentados naturales son una excelente fuente, pero los suplementos pueden ser necesarios para aquellos que desean aumentar su ingesta de manera específica.