Qatar 2022, ¿el Mundial imposible y el mejor de la historia?

#Qatar2022

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

19 Dic 2022 - 13:30

Lionel Messi y una imagen para el recuerdo, el 18 de diciembre de 2022 en Lusail, como campeón mundial en Qatar. - Foto: EFE

Qatar 2022, ¿el Mundial imposible y el mejor de la historia?

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

19 Dic 2022 - 13:30

La primera Copa del Mundo en un país árabe superó las expectativas de la mayor parte de los aficionados. Qatar recibió 1,4 millones de turistas en el último mes y el país anfitrión cumplió con todo lo que prometió.

El debate empezó después de que Gonzalo Montiel convirtiera el cuarto penal y Argentina se consagrara campeón. ¿Qatar 2022 fue el mejor Mundial de la historia?

El país anfitrión había cumplido con todo lo que prometió. Los estadios más modernos de la historia, un sistema de transporte que no falló nunca, hoteles y acomodaciones para todos los que llegaron a Qatar.

Además, los qataríes respetaron a todos los aficionados que visitaron su país. Fueron excelentes anfitriones y exhibieron su cultura al mundo.

Hasta que empezó la final, todos estaban satisfechos. La primera Copa del Mundo en un país árabe se había desarrollado sin mayores contratiempos, pero aún faltaba lo mejor.

Argentina y Francia dieron un espectáculo en la mejor final de todas las que se han jugado. Lionel Messi y Kylian Mbappé ofrecieron un excelente repertorio, ante un público entregado por completo, en un partido inolvidable.

Fue un escenario perfecto, con dosis extras de drama, para ver a Lionel Messi ganar el título mundial, después de una trayectoria profesional de 17 años.

Desde el 16 de junio de 2006, cuando ‘Leo’ debutó frente a Serbia y Montenegro, hasta el 18 de diciembre de 2022, cuando se coronó campeón, pasaron 4.568 días. Parecía que nunca iba a ocurrir, pero sucedió de la mejor manera posible.

Fue la mejor versión de Messi. Los argentinos siempre le reclamaron dos cosas: que aparezca fuera de la cancha y que se ponga el equipo al hombro en los partidos importantes. En Qatar, ‘Lio’ hizo todo.

Messi jugó siete partidos en su mejor versión, incluida la derrota ante Arabia. Marcó siete goles importantísimos -dos en la final-. Llevó a su equipo a la victoria y al título. Y defendió a su selección, siempre.

El ’10’ argentino habló después de todos los partidos. Le hizo el ‘Topo Gigio’ a Van Gaal. Y su frase “¿Qué mirás bobó?” será recordada por siempre.

La final jugada en el estadio Lusail, ante 88.966 espectadores, fue lo único que le faltaba a Qatar, para que pueda considerarse uno de los mejores Mundiales que se recuerden, junto al de México 1970, México 1986 y Brasil 2014.

“En 2010, le dijimos al mundo que esperara algo asombroso. Hemos cumplido esa promesa. Esta ha sido una edición increíble de la Copa Mundial de la FIFA, que marcará un hito para los futuros organizadores”, dijo Hassan Al Thawadi, presidente de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022.

“Estamos muy orgullosos de haber albergado una Copa Mundial de la FIFA compacta, accesible y familiar. Este torneo ha proporcionado una plataforma para el intercambio cultural a un nivel nunca visto en la historia. Aficionados de todas partes han experimentado por primera vez la cultura árabe y qatarí, y siempre han estado en el centro de la acción, nunca lejos de un estadio, de un alojamiento o de una actividad de ocio”.

Así fue. Nunca fue tan fácil ir de un estadio a otro en tan poco tiempo y de manera tan cómoda. Los ocho estadios estuvieron ubicados estratégicamente para que los hinchas viajen en metro, taxi o bus y puedan llegar a disfrutar de hasta cuatro partidos en un solo día.

Según los datos oficiales, Qatar recibió 1,4 millones de visitantes durante el Mundial. Es decir, una asistencia acumulada a los estadios de 3,4 millones, con un promedio de 53.000 aficionados por partido y una ocupación total superior al 96%.

Desde el primer partido, con la histórica victoria de Ecuador (2-0) sobre Qatar; hasta la final entre Francia y Argentina, pasaron hechos que quedarán para el recuerdo.

La pelota que no salió de Japón ante España, la fiesta de los africanos, Marruecos llegando hasta semifinales, Cristiano siendo suplente en su último partido en los Mundiales, la eliminación de Alemania, España y Brasil, Souq Wakif convertido en el epicentro de la Copa del Mundo y miles de recuerdos más que son imposibles de enumerar.

Qatar 2022 parecía imposible, pero para muchos, ya es el mejor de la historia.

Noticias relacionadas