Cannes, el primer gran evento presencial desde el inicio de la pandemia

Cultura

Autor:

EFE

Actualizada:

4 Jun 2021 - 0:02

Ciudadanos posan frente a la sede del Festival de Cannes, en Francia, el 3 de junio de 2021. - Foto: Reuters

Cannes, el primer gran evento presencial desde el inicio de la pandemia

Autor:

EFE

Actualizada:

4 Jun 2021 - 0:02

Un año después de haberse visto obligado a anular su celebración por la pandemia, el Festival de Cannes cogió fuerza con una 74 edición que se presenta renovada pero con cineastas consagrados.

Estarán Wes Anderson, Nanni Moretti o Asghar Farhadi, aunque casi sin presencia de directores latinoamericanos o españoles.

“No podemos asumir el riesgo de decir que todo será normal. No lo sabemos, pero Cannes debe volver con todos los ingredientes que han hecho su leyenda: la alfombra roja, las estrellas, los autores, los medios“, dijo el delegado general del certamen, Thierry Frémaux.

Se sabía ya que será inaugurado el 6 de julio por Annette, del francés Leos Carax con Marion Cotillard y Adam Driver, y que participaba el estadounidense Anderson con The French Dispatch, que ya iba a competir en la pasada edición.

Y el grueso de la selección introdujo hoy otros grandes nombres, como Moretti con Tre Piani, Farhadi con A Hero o el francés François Ozon con Tout s’est bien passé.

Entre los aspirantes a suceder a Parasite, de Bong Joon Ho, Palma de Oro en 2019, está también el filme Memoria, dirigida por Apichatpong Weerasethakul y con Tilda Swinton, el colombiano Juan Pablo Urrego y el hispano-mexicano Daniel Giménez-Cacho entre sus protagonistas.

Será el único filme con toque latino de una competición oficial sin españoles y donde destacan igualmente Sean Penn con Flag Day; Jacques Audiard con Les Olympiades; Bruno Dumont con Par un demi clair matin o Sean Baker con Red Rocket.

Cintas que superaron la criba de entre las cerca de 2.000 recibidas y cuya selección acabó la pasada noche: “Algunas incluían mascarillas y se habían escrito y dirigido durante la pandemia”, pero la mayor parte se verán en 25 años sin imaginar que en 2020 y 2021 se hicieron en plena crisis sanitaria, dijo Frémaux.

La artillería pesada de Cannes se repartirá también en el resto de secciones oficiales.

El estadounidense Todd Haynes proyectará por ejemplo fuera de competición su documental The Velvet Underground, sobre la banda de rock homónima, y la francesa Emmanuelle Bercot De son vivant, gran regreso de Catherine Deneuve a la Croisette 57 años después de la Palma de Oro de Los paraguas de Cherburgo.

Una nueva sección

Y en un nuevo apartado creado para mostrar el trabajo de miembros consagrados de la industria, Cannes Premières, Oliver Stone estrenará JFK revisited: through the looking glass, el coreano Hong Sang-Soo In front of your face y la actriz Charlotte Gainsbourg debutará detrás de la cámara con Jane par Charlotte.

En las sesiones especiales, el brasileño Karim Aïnouz, ganador en 2019 de la sección Una Cierta Mirada con A vida invisível de Eurídice Gusmão, denuncia del patriarcado con la que homenajeaba a las mujeres invisibilizadas de su país natal, volverá a Cannes con O marinheriro das montagnas.

En esas sesiones estará también la chilena Dominga Sotomayor, una de las seis codirectoras de The years of the everlasting storm, participada igualmente por el iraní Jafar Panahi o de nuevo por Weerasethakul.

Ausencia de películas de plataformas

No habrá ningún proyecto de la plataforma Netflix u otras similares debido a la regla que exige a las películas en competición ser estrenadas en salas comerciales francesas.

“No quieren venir si no es en competición. Me gustaría que pudieran venir fuera de competición porque eso les permitiría estar presentes. Esperamos que abran sus brazos. Los nuestros están abiertos”, dijo Frémaux a la prensa.

Esta 74 edición mantiene vivas esas viejas polémicas, pero promete ser, pese a las restricciones sanitarias, la gran fiesta de años anteriores.

“Será un festival casi normal porque tendremos películas, público y prensa. Es una manera de estar juntos otra vez después de un año de dolor”, dijo su delegado general, con la esperanza de albergar “un Cannes lleno de entusiasmo porque es el primer evento mundial después de esta pandemia que todavía no ha terminado”.

Noticias relacionadas