“Clarice” y el retorno de los personajes de Thomas Harris

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

5 Mar 2021 - 0:05

Michael Cudlitz y Rebecca Breeds son los protagonistas de 'Clarice', la serie que le sigue los a Clarice Starling luego de los acontecimientos de 'El Silencio de los inocentes'. - Foto: PRIMCIAS

“Clarice” y el retorno de los personajes de Thomas Harris

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

6 Mar 2021 - 13:36

La serie, recientemente estrenada, sigue los pasos de la joven agente del FBI, Clarice Starling, luego de los acontecimientos de ‘El silencio de los inocentes’.

Ha pasado un año desde que Clarice Starling, siguiendo una intuición clara, consiguiera matar al asesino serial Buffalo Bill y rescatar a Catherine Martin, hija de la senadora Ruth Martin.

Ese es el final de El silencio de los inocentes, la tercera novela que Thomas Harris publicó en 1988 y que se convirtió en un impresionante filme que ya se puede considerar de culto. En parte porque lo que hizo Jonathan Demme, como director, fue hacerle justicia al texto y generar una atmósfera igual de brutal como los crímenes que se contaban. 

Y en otra parte porque el trabajo de Jodie Foster, como Clarice Starling, y de Anthony Hopkins, como Hannibal Lecter, elevó todo a niveles impensados. 

Harris es un magnífico escritor que le ha regalado al mundo personajes memorables. Sobre todo Hannibal Lecter. Hannibal el caníbal. El psiquiatra que come carne humana inteligente, seductor, detenido por el FBI, que escapa y que consigue cierta idea de libertad -que todavía no se ha explorado en el cine ni en la televisión-.

Harris no ha debido escribir mucho para estar en la lista de los grandes y de los más vendidos. En un poco más de 40 años, él ha publicado solo seis novelas, cuatro de ellas sobre Hannibal.

Y esa seducción que el personaje ha generado en él es la que ha replicado en todo el mundo. Porque Hannibal Lecter es poderoso, incluso cuando está detenido. Es peligroso cuando está suelto. Es una enciclopedia andante, no siente conexión con seres humanos -excepto con Clarice, desde luego- y es elegante, como un bastón, como un reloj muy caro.

Como un cuchillo afilado y lustroso, antes de ser clavado.

Hannibal Lecter es el Conde Drácula del siglo XX y del XXI. Esa atracción no se borra con facilidad.

Por eso no extraña que una y otra vez se regrese a este personaje, sobre el que gravita todo un universo narrativo. Hannibal es un agujero negro en el que todo lo demás entra, hasta las ganas de un público que busca más y más de un ser que, al menos en la literatura, ya está cerrado.

No hay más historias que contar sobre Hannibal en los libros.

El monstruo en el cine y en la tv

Hannibal sigue. Desde que apareció en Red Dragon en 1981 se ha convertido en una obsesión. Tanto en cine como en televisión: En 1986 apareció el filme Manhunter, basado en esta novela, con el actor Brian Cox interpretando a Hannibal, aunque aquí lo llamaron Doctor Lektor. ¿Por qué? Nadie sabe.

Si bien Manhunter es un buen thriller, pasó casi desapercibido.

No fue hasta que Demme llevara al cine la segunda novela en la que aparece Lecter que todo explotaría. 

Hannibal aparecería como novela en 1999 y como filme en 2001, dirigido por Ridley Scott. Esta vez sin Jodie Foster porque la actriz estuvo en desacuerdo con el final hollywoodense de la historia. Porque sí, el libro tiene un cierre magnífico que encuentra la manera en que Starling y Lecter se queden juntos, en Argentina, por una serie de procesos en los personajes que hacen que todo llegue a ese lugar de formar verosímil y maravillosa.

Hollywood no podía dejar que el psicópata se quede junto a la heroína. Foster dijo “no” y Julianne Moore interpretó a Starling.

En 2002, y por tercera ocasión, Hopkins se puso en la piel de Hannibal Lecter, para la nueva versión de Red Dragon. En esta historia él es quien ayuda al agente Will Graham -quien fue quien lo detuvo- a capturar al asesino serial llamado The Tooth Fairy

En 2006 apareció la novela Hannibal Rising, que funciona como una precuela a todas las historias anteriores. Con la premisa directa: cómo este niño nacido en Lituania se convierte en lo que es.

Se supone que Harris escribió esta historia bajo la presión el productor Dino de Laurentis -quien tenía los derechos del personaje para el cine- para hacer otra película. Harris también hizo el guion del filme que se estrenó en 2007, con dirección de Peter Webber y con el francés Gaspard Ulliel como el joven Hannibal.

En 2013, Bryan Fuller desarrolló la serie Hannibal que se basa tanto en Red Dragon, como Hannibal y Hannibal Rising. Y es una historia en la que Will Graham debe atrapar criminales, mientras es asistido por Hannibal Lecter –interpretado de forma impresionante por el danés Mads Mikkelsen, quien al tener más tiempo para profundizar en el personaje, hace la interpretación de este monstruo que debería considerarse la más precisa de todas-.

Esto, mientras Hannibal comete sus asesinatos. Y sí, se come a la gente.

La serie funcionaba como precuela de Red Dragon y en la última temporada que pudo lanzar, la tercera, en 2015, los elementos de otras novelas confluyeron en un mismo espacio. Pero, ninguno de El Silencio de los inocentes. Fuller quería llegar a mostrar a Clarice en la serie, pero no le dio el tiempo, ni el tema de derechos.

Clarice por su cuenta

Ahora, con esta nueva serie, creada por Alex Kurtzman y Jenny Lummet, es el turno de ella, de la agente del FBI, que debe vérselas con su fama por atrapar a un asesino serial muy buscado y con el estrés postraumático que sufre como consecuencia del hecho.

En Clarice se está en un terreno nuevo, que se puede explotar. Esta vez fuera de la sombra de Hannibal Lecter. Lo más probable es que ni siquiera se lo nombre en la serie. Porque, por el tema de explotación de derechos, CBS Studios -que hace la serie- solo puede usar personajes que aparezcan por primera vez en El Silencio de los inocentes. Así que, esta vez, es Clarice por su cuenta.

Aunque en el piloto se hiciera referencia, sin nombre, a la relación que tuvo ella con Hannibal Lecter para detener a Buffalo Bill.

Rebecca Breeds hace de una Clarice sobre la que recae todo el peso de nuevas investigaciones criminales. ¿La principal? De alguien que comete crímenes por encargo y que los hace parecer actos de un asesino serial. Breeds se viste como Jodie Foster en la película de Demme -a la que visualmente la serie le debe mucho-, pero está en un punto mayor de vulnerabilidad.

Debe probar que lo que hizo con Buffalo Bill no fue suerte, debe recuperarse de lo que fue la pelea con el asesino y tratar de lidiar mejor con la culpa que siente. En ese terreno, el personaje de Catherine Martin es fundamental. La chica que ella salvó es la otra cara de esa moneda. Ambas terminan siendo las víctimas del asesino. Y ambas siguen adelante a su manera.

Ruth Martin -madre de Catherine- es ahora la Fiscal General de Estados Unidos e incluye a Clarice en un equipo de élite para cazar a asesinos seriales. 

Falta todavía mucho tiempo para que Clarice Starling llegue a ser la mujer resuelta y sin miedo, como aparece en Hannibal, como la interpretó Julianne Moore. Así que este es un espacio rico en posibilidades. Y Breeds brilla porque es vulnerable, pero a la vez es intuitiva, una gran investigadora y está decidida a no dejarse vencer por los monstruos ni por la misoginia en su ambiente laboral.

Quizás lo único triste de esta versión sea la manera tan repetitiva y monótona en que retratan su ansiedad social y el estrés que padece. Con edición rápida y alucinaciones constantes –donde la famosa polilla en la boca de Jodie Foster en el afiche del filme aparece a cada rato-, este recurso se vuelve desesperante. Sí, Clarice Starling está en un momento complicado. Pero se puede mostrar de otra forma.

La serie cuenta con la participación de Michael Cudlitz -como Paul Krendler, el personaje que Ray Liotta hiciera en Hannibal, ese al que le dan de comer su propio cerebro-, Kal Penn, Nick Sandow -el Joe Caputo de Orange is the New Black– y Devyn A. Tyler. 

En Latinoamérica se la puede ser en el recientemente estrenado servicio de streaming Paramount+.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas