Fusión de institutos de fomento al arte y cine genera dudas

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

12 May 2020 - 0:05

El principal temor proviene del sector audiovisual que no sabe cómo les afectará que el ICCA desaparezca. - Foto: Foto de Felix Mooneeram, en Unsplash

Fusión de institutos de fomento al arte y cine genera dudas

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

12 May 2020 - 0:05

Decenas de artistas y gestores culturales cuestionaron la decisión de fundir en un solo instituto al IFAIC y al ICCA, una acción que consideran ilegal.

“Es ilegal”, es lo primero que dicen los gestores y artistas que han visto con extrañeza que el presidente Lenín Moreno firmara un decreto ejecutivo con implicaciones que, dicen, serían contrarias a la norma.

El decreto 1039, firmado el 8 de mayo de 2020, fusiona el Instituto de Fomento de la Artes, Innovación y Creatividad (Ifaic) y el Instituto de Cine y Creación Audiovisual (ICCA).

Y la pregunta que muchos se hacen es ¿cómo es posible que un decreto ejecutivo reforme una ley?

Esto con relación a que en la Ley Orgánica de Cultura, que en su artículo 24, que habla sobre la conformación del Sistema Nacional de Cultura, dice que tanto el Ifaic como el ICCA son entidades distintas.

Y que en la misma Ley, en sus capítulos cinco y seis, habla de forma extendida sobre las naturaleza y alcances del Ifaic y el ICCA, respectivamente.

Este decreto ejecutivo es cuestionado.

A pesar de que entre sus ‘considerando’ se puede leer que el inciso final del artículo 45 del Código Orgánico Administrativo (COA), en ejercicio de la potestad de organización:

“… el Presidente de la República puede crear, reformar o suprimir los órganos o entidades de la administración pública central, cualquiera sea su origen, mediante decreto ejecutivo en el que se determinará su adscripción o dependencia”.

Para el sector audiovisual el asunto no va por ahí.

A ver, ¿cómo le explicamos, señor Presidente?Un decreto ejecutivo no puede modificar lo que dispone una ley orgánica.O…

Posted by Juan Martín Cueva on Saturday, 9 May 2020

Más allá la legalidad del decreto, hay dudas.

Incluso se habla de lo que esto significaría para la industria audiovisual, una de las más organizadas dentro del terreno cultural del país.

Para ellos, lo que fue una lucha y organización de más de 30 años, para ser considerados por el Estado como un sector de importancia, se vendría abajo con esta fusión.

La nueva entidad se llamaría Instituto de Fomento a la Creatividad y la Innovación. Y sí, la palabra “cine” desaparece. Tal como en su momento desapareció la Ley de Cine, a favor de una Ley Orgánica de Cultura, a fines de 2016.

Mariana Andrade, desde la gestión y la producción audiovisual, refleja en un comentario que publicó en Facebook el malestar por lo que considera una pérdida:

Esta tarde se ha anunciado el decreto 1039 emitido por el presidente Lenín Moreno en la que se fusiona el Instituto de…

Posted by Mariana Andrade on Saturday, 9 May 2020

Los temores concretos desde el lado audiovisual

José Escobar es un realizador que mira con incredulidad la fusión. Sobre todo porque, para él, el ICCA ha cumplido un rol importante.

Así, cualquier cosa podría pasar en un sector que ya está con problemas por la pandemia y la falta de ingresos.

Para Escobar, ahora desaparecerá una institucionalidad ganada. Y se entraría a una estrategia gubernamental que busca, a toda costa, precarizar la cultura.

Sin embargo, hay algo más que le preocupa a Escobar.

Y eso tiene que ver con la complicada y criticada gestión que ha tenido el Instituto de Fomento de la Artes, Innovación y Creatividad (Ifaic) para cerrar el proceso de fondos concursables 2018-2019.

Que a mayo de 2020 no han concluido.

Como lo nota José Escobar, no es la primera vez que ha existido la intención de fusionar ambos institutos. En esta ocasión ya existe el decreto.

En 2018, la plataforma Observatorio Ciudadano de Políticas Culturales hizo referencia a lo improcedente de una fusión de este tipo, ante los rumores que en ese tiempo se daban.

A través de un comunicado fechado agosto de 2018, el Observatorio aseguraba que si bien el Presidente tiene la facultad de reorganizar el Ejecutivo:

“… la fusión planteada implica reformas a la Ley Orgánica de Cultura, lo cual es atribución Legislativa, porque la  norma dispone la creación de ambos institutos y les otorga atribuciones y competencias: distinto al caso de los ministerios, creados mediante decretos ejecutivos y que, por tanto, pueden ser modificados cuando la Presidencia de la República lo disponga”

¿Regocijo en el sector que se considera afectado por el Ifaic?

Parte de artistas y gestores que integran sectores a los que el Instituto de Fomento de la Artes, Innovación y Creatividad (IFAIC) beneficia, han visto con fascinación este anuncio.

Y otros con algo de temor.

Sobre todo porque durante los últimos meses, los problemas que la entidad ha afrontado y generado -ligados a procesos internos no resueltos que han impedido el cierre de los fondos concursables que debieron terminar en 2019- han perjudicado al sector.

No se extrañan, en ese sentido, comentarios que aceptan esta fusión, acompañados de frases como “El Ifaic no servía”, por ejemplo.

O reclamos que definen al Ifaic como institución ineficiente, que “aún mantiene espantosas deudas con mucha gente del sector artístico”.

El temor para artistas y gestores que se consideran perjudicados por el Ifaic es que esta fusión siga entorpeciendo el cierre de algunos proyectos que continúan abiertos.

Para Valeria Alvarado, abogada que apoya legalmente a un grupo de afectados por el Ifaic, se deberían tomar acciones judiciales ante esta fusión:

“Una ley orgánica tiene ciertos seguros constitucionales que no le permiten ser cambiada mediante un decreto (…) La Constitución tiene un procedimiento para cambiar leyes orgánicas, y en este caso no se ha atendido”.

Si bien el COA permite las fusiones, Alvarado afirma que siempre prima el Principio de Especialidad, y en este caso la directriz no puede ser el Código Orgánico Administrativo, sino la Constitución.

Más allá del tema legal, Alvarado piensa que la fusión va a complicar más la situación de la gente afectada por el Ifaic. Para ella, esto va a ralentizar todo, especialmente los pagos:

“Lo que va a ocurrir, a mi criterio, es que van a tener que unificar muchos procesos y eso va a demorar en gran magnitud los tiempos de atención a los trámites”.

También le podría interesar:

Noticias relacionadas