‘El hombre que siempre hizo su parte’ es descubrir a un extraño

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

17 Ene - 0:05

Este documental de Orisel Castro y York Neudel se estrena esta semana - Foto: PRIMICIAS

‘El hombre que siempre hizo su parte’ es descubrir a un extraño

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

17 Ene - 0:05

El documental de Orisel Castro y York Neudel es un trabajo que probablemente parte de la fascinación del sujeto al que siguen. Pero hay más, mucho más.

Carlo Rota es un personaje que aparece como científico, escritor, productor discográfico, investigador, intelectual. Es alguien que seduce con sus palabras, que evidencia un manejo del discurso que pocas veces se ve.

También se lo puede definir como un encantador de serpientes. O alguien que está mal de la cabeza. Una persona que se creó su propio discurso.

Vive en soledad, a pesar de su avanzada edad; incluso es capaz de denostar a sus hijas en pantalla, o de tratarlas telefónicamente con mucha distancia. Es un acumulador, columnas y columnas de periódicos en un salón de lo que quizás es su oficina: más papeles regados por el piso.

Carlos Rota resulta interesante, repele y llama la atención al mismo tiempo. Hay atisbos de genio y de monstruo en él. Pasividad agresiva, contenida en alguien con una joroba.

 

Seguir a un extraño

No es complicado entender por qué los directores Orisel Castro y York Neudel decidieron hacer este documental. Quizás sea la figura de Rota (fallecido en 2014), su forma de presentarse, ese olvido al que aparentemente estaba condenado.

O a esas paradojas que empiezan a aparecer en el camino. El hombre que siempre hizo su parte es una película sobre contradicciones.

Y sobre intimidad. Rota deslumbra a los ajenos, a la gente que lo ve por la calle o conversa con él o lo escucha hablar. Puertas adentro, puede darse el lujo de momentos de suavidad; pero en términos generales es duro, ácido y busca que las cosas que se hagan a su manera.

Más que contradicción hay una contraposición.

Se pueden encontrar pequeñas evidencias de por qué la soledad de Rota y los directores lo notan y prefieren contraponer su vida familiar como acción de equilibrio.

Un filme sobre lo cercano

La apuesta es la cámara al hombro. El registro próximo, los primeros planos, las preguntas e interpelaciones en cámara y la interacción con el personaje.

Castro y Neudel se decantan por una aproximación en la que lo más importante es dejar que el personaje se muestre. No hay juicio, solo curiosidad. Es como si supieran que la mejor manera de tratar a alguien mayor es la paciencia.

Un mecanismo preciso para una película que no busca descubrir a un genio, sino cuestionar la idea de la genialidad desde sus propias reglas. Una experiencia imperdible en salas de cine.

Carlos Rota, en un fotograma del documental.

Carlos Rota, en un fotograma del documental. Cortesía

El hombre que hizo su parte

Dir: Orisel Castro y York Neudel

Elenco: Carlos Rota, Curt Madison, Valentina Neudel Castro, Orisel Castro y York Neudel

Cactus and Hedgehog, 2018

Otras recomendaciones:

'Doolittle', de Stephen Gaghan

Otro reboot más

‘Doolittle’, de Stephen Gaghan

Universal Pictures, 2020

A esta altura del partido, Robert Downey Jr. podría interpretar a un helecho en la gran pantalla y tendría éxito. Luego de lo que fue su paso por la Casa Marvel, en su década como Tony Stark, no se aleja de los filmes designados para ser apreciados por todo el mundo.

Este vez, el famoso doctor que puede hablar con animales regresa a las aventuras para encontrar la cura para una enfermedad  que aqueja a alguien de la realeza inglesa. Punto. Grandes estrellas haciendo las voces para gorilas, patos, jirafas y otros animales completan el cuadro de un filme que es, definitivamente, para niños.

'Judy', de Rupert Goold

Debajo del arcoiris

‘Judy’, de Rupert Goold

Pathé, 2019

Renée Zellweger interpreta a Judy Garland, en esta, la primera película para cine del director de teatro Rupert Goold. Una biopic en el sentido tradicional del término, que trasciende por el rol de la actriz, nominada al Oscar por este papel.

Lo que importa es eso, conocer la historia de esta niña estrella que creció, se convirtió en madre y que luchó por hacer todo bien, hasta su muerte, a los 47 años. Es más, la película se centra en los últimos meses de Garland y en flashbacks se va contando la historia.

Nota: Liza Minelli, hija de Garland, no aprobó ni dio la bendición para que se hiciera esta película. Y bueno, no hacía falta, tampoco.

Noticias relacionadas