La mala noche: el ‘thriller’ de altura que el cine ecuatoriano pedía a gritos

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

21 Jun 2019 - 0:03

Nöelle Schönwald interpreta a Dana en 'La mala noche'. - Foto: Cineática Films y Cine Caníbal

La mala noche: el ‘thriller’ de altura que el cine ecuatoriano pedía a gritos

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

12 Feb 2020 - 13:16

El filme de Gabriela Calvache sumerge al espectador en el mundo de la trata de personas y en clave de ‘thriller’ sorprende como una de las mejores ficciones ecuatorianas en mucho tiempo.

Sacar varias cosas del sistema, para hablar con más calma de este filme: no hay un sola actuación, ni diálogo, ni acción que sobre en este, el primer largometraje de ficción de Gabriela Calvache, quien en 2010 presentó su largo documental Labranza Oculta.

La Mala Noche va de menos a más. Empieza con una presentación de personajes y de a poco llega a la tragedia que va a explotar en la cara del espectador.

Dana (la colombiana Nöelle Schönwald) es una prostituta que se mueve en cuatro niveles que se funden desde el primer momento. Trabaja para pagar el tratamiento de su hija, que no vive con ella; tiene la experiencia suficiente para hacer sentir a sus clientes deseados y calmados antes y después del sexo; es adicta a opiáceos y tiene una deuda con Nelson, quien se dedica al tráfico de personas.

El triángulo que se genera entre Dana, su cliente Julián (el boliviano Cristian Mercado) y Nelson (un Jaime Tamariz que se debería considerar el mejor villano que ha dado el cine ecuatoriano hasta el momento) es el motor de un filme que se mueve a través de la contención de sus personajes.

Todos viven en una situación que no es la mejor, que es violenta, que tiene secretos, que se mueve a las sombras, pero es la de ellos. Es un espacio duro en el que no pueden dar nada por sentado y se percibe eso con claridad. Ya sea a través de los silencios, de las frases, de los gestos y del tono, al menos durante la primera hora la gestación de la tormenta que se viene, los personajes parecen confortablemente aturdidos.

Fotograma de 'La mala noche', de Gabriela Calvache.

Fotograma de ‘La mala noche’, de Gabriela Calvache. Cineática Films y Cine Caníbal

Es esa primera hora un trabajo de construcción de ambiente, de motivos, de dolores, de posibilidades y horrores.

Nelson no solo trafica con mujeres; desde el inicio se ve que hay una niña en su poder y se puede elucubrar cuál va a ser su destino. En la última media hora, el suspenso se lleva todo. No es abrupto rompimiento de la acción, sino una consecuencia directa de lo que se había venido cocinando.

Calvache maneja una tensión que desespera, en el buen sentido del término. El espectador comparte el horror de Dana y en ese ejercicio de identificación entre personaje y público hay un gran mérito que, como todo en el cine, es compartido.

La cinematografía de Gris Jordana convierte a Quito en una prisión, en la que incluso puede existir belleza. La música de Quincas Moreria hace tanto para la historia como lo que Cliff Martínez consigue en los proyectos de Nicolas Winding Refn. El sonido envuelve y crea la atmósfera justa. Y no hay ningún solo actor o actriz que no funcione en el rol que le toca.

En el siguiente video, la guionista y directora Gabriela Calvache cuenta lo que buscó hacer con su filme.

La mala noche se proyecta este viernes 21 de junio de 2019 en el Festival Latinoamericano de Cine de Quito en la Sala 1 del cine Ochoymedio, en Valladalid y Vizcaya, a las 20:30. La entrada tiene un costo de USD 5. La película se estrenará comercialmente el 23 de agosto de 2019.

Noticias relacionadas