El New York Times cuestiona el trabajo periodístico de Ronan Farrow

Cultura

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

19 May - 11:17

El periodista Ronan Farrow fue de los primeros en publicar información sobre abusos sexuales de hombres poderosos, que originó el movimiento #MeToo. - Foto: REUTERS / Anthony Behar / Sipa USA

El New York Times cuestiona el trabajo periodístico de Ronan Farrow

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

19 May - 11:17

En un artículo publicado en el New York Times se pone en duda la investigación realizada por Farrow, que desencadenó el movimiento MeToo.

El New York Times ha publicado un artículo en el que cuestiona el trabajo periodístico de Ronan Farrow, conocido por ser hijo de la actriz Mia Farrow y Woody Allen.

Así como por haber publicado en la reputada revista The New Yorker la pieza que desató el movimiento #MeToo y que desembocó en el encarcelamiento del productor de cine Harvey Weinstein.

 “Si se analiza el trabajo del señor Farrow en The New Yorker y de su ‘bestseller’ de 2019 Catch and Kill: Lies, Spies and a Conspiracy to Protect Predators, se empieza a ver un poco de inestabilidad en sus cimientos“, afirma un amplio artículo del New York Times publicado este domingo sobre algunos de los últimos proyectos de Farrow.

Farrow hablando para el programa Nightline, de ABC, sobre su investigación

“Escribe narrativas irresistiblemente cinemáticas, con inconfundibles héroes y villanos, y a menudo omite los complicados hechos y detalles inconvenientes que pueden hacerlas menos dramáticas”, agrega el texto.

En el mismo artículo se dice que Farrow, en ocasiones, no sigue los métodos periodísticos fundamentales o “sugiere conspiraciones seductoras, pero que no puede probar”.

El artículo, titulado Is Ronan Farrow Too Good to be True? (¿Es Ronan Farrow demasiado bueno para ser real?), y escrito por Ben Smith, plantea varias situaciones en las que el periodista, que en 2018 ganó un premio Pulitzer por su artículo en el que desveló los abusos de Weinstein contra varias aspirantes a actriz de Hollywood, no habría corroborado debidamente las historias contadas por algunas de las víctimas de sus reportajes.

De acuerdo al escrito de Smith, eso habría pasado con algunas de las declaraciones en el primer artículo que escribió Farrow sobre los abusos de Weinstein.

Los problemas con la investigación de Farrow

Smith explica que, normalmente, un periodista corrobora las historias que le ha contado una víctima tratando de contactar con familiares y amigos, para ver si tras sufrir el abuso contó una versión a personas de su entorno que coincida con los detalles facilitados en una entrevista.

Farrow incluyó en su artículo sobre Weinstein una historia sobre la estudiante Lucia Evans, quien aseguró que el productor la llevó a su oficina bajo la promesa de varios trabajos como actriz para luego forzarla a mantener sexo oral.

El New York Times asegura que Farrow no indicó en su artículo si había podido corroborar o no la acusación de Evans.

Además, cuando la revista The New Yorker llamó a una amiga que estaba con ella cuando conoció a Weinstein para saber si le había confirmado a Farrow la historia, esta dijo que no.

En la pieza que pone en duda la calidad del periodismo de Farrow, el New York Times incluye también algunas de las historias que cuenta en el libro Catch and Kill, en el que habla de abusos llevados a cabo por el afamado presentador de televisión Matt Lauer, de la cadena NBC.

Farrow habla de un episodio en el que una joven trabajadora de NBC sufrió abusos a manos de Lauer.

Tras lo que esta fue inmediatamente a contar la historia a otro de los trabajadores de la cadena, con el que ella en ese momento había iniciado una relación sentimental.

Este otro trabajador, sin embargo, dice ahora no recordar esa escena, y nunca fue contactado por Farrow para corroborar lo sucedido.

Anuncio del premio Pulitzer, entre los que destaca el premio a Ronan Farrow, quien, coicidentemente lo ganó en conjunto con una investigación del New York Times.

En respuesta al artículo del New York Times contra Farrow, el editor de The New Yorker, David Remnick, defendió el trabajo periodístico del ganador de un Pulitzer, y lo describió como “meticuloso, laborioso, y por encima de todo, justo”.

“Trabajando junto a verificadores de hechos, abogados, y otros miembros del personal editorial de The New Yorker, consiguió algo extraordinario, en particular porque se ganó la confianza de sus fuentes, muchas de las cuales tuvieron que revivir hechos traumáticos cuando hablaron con él”.

David Remnick

El propio Farrow, por su parte, también respondió a las acusaciones del New York Times, y señaló que hace su trabajo con “precaución, rigor y detalle”: “Estoy orgulloso del conjunto de reportajes que ha ayudado a exponer delitos y a llevar ante el público historias importantes”. 

Noticias relacionadas