La tercera edad es lo de menos para seguir en el escenario

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

19 Feb - 0:05

Elton John en uno de sus conciertos en 2019 - Foto: StubHub.Co.Uk

La tercera edad es lo de menos para seguir en el escenario

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

19 Feb - 0:05

Artistas que rondan los 70 años no pueden dejar de tocar en vivo, como un acto de resistencia. Eso sí, al menos, que el cuerpo lo impida.

La imagen de un Elton John, con lágrimas en sus ojos, pidiendo disculpas por no poder seguir con su concierto en Auckland, Nueva Zelanda, es un nuevo elemento que se incluye a su leyenda.

John, a un mes de cumplir 73 años, se presentaba el 16 de febrero en la ciudad neozelandesa, cuando interrumpió todo porque había perdido su voz. Iban dos horas de show y, de golpe, no pudo más. Le habían diagnosticado una “neumonía errante” ese día por la mañana. Quiso hacerlo, se esforzó y listo.

Lloró y los fanáticos lo despidieron entre aplausos.

Debía dar dos conciertos más. Han sido suspendidos porque la voz de John no se ha recuperado y, es probable, que se los reagende para enero de 2021, con el intérprete de Tiny Dancer rondando los 74.

Elton John ha vendido más de 300 millones de discos y está embarcado en el año que ha llamado su gira de despedida. En términos económicos no tiene necesidad de salir de viaje y seguir dando conciertos -incluso en 2014 visitó Ecuador-, pero hay un motivo más fuerte que lo mueve, como explicó en el comunicado que emitió cuando anunció el tour final:

“Tocar en vivo me da energía y estoy encantado y con la humildad justa para continuar haciendo shows a públicos de todo el mundo”.

La clave es, quizá, la energía que le da tocar en vivo.

No es el único en una situación parecida. Un par de semanas después de anunciar que padecía de un tipo de Parkinson, Ozzy Osbourne debió cancelar toda su gira norteamericana -con la que pensaba presentar su reciente disco Ordinary man-.

¿La razón? La necesidad de seguir un tratamiento en Suiza, para mejorar su condición física.

¿Dios salve a la Reina?

Sí, ya no hay Freddie Mercury, pero Queen sigue vivo. Al menos gracias al empuje que mantienen Brian May -72 años- y Roger Taylor -70 años-, guitarrista y baterista, respectivamente.

El mismo día que Elton John no podía con su voz, la banda -que tiene a Adam Lambert cumpliendo el rol de cantante- decidió repetir el show que dio en Live Aid, en 1985, pero esta vez en el estadio ANZ, de Sydney, en Australia.

Esto, para recaudar fondos para enfrentar los problemas que generaron los incendios forestales de hace poco.

Las presentaciones seguirán este 2020 y luego del éxito que supuso el filme Bohemian Rhapsody ¿por qué detenerse?

Bueno, la verdad es que no tienen la necesidad de hacerlo. Porque dinero hay y podrían tranquilamente retirarse, como lo hizo a mediados de los 90 el bajista John Deacon -quien se mantiene como componente importante de las decisiones económicas que toma el grupo-.

Pero May y Taylor no pueden parar. Lambert ha dado una nueva inyección de vitalidad al grupo, desde que empezó a cantar con ellos en 2011. Y esto se refleja en las presentaciones y en la forma en que el guitarrista tiene para racionalizar lo que pasa con Queen:

“Pasamos tanto tiempo junto y así te acercas mucho a alguien, particularmente en un ambiente creativo (…) No creo que sea la fama o el éxito tengan que ver, pero sí ese ambiente creativo, que te ayuda a entender lo que la otra persona está pensando”.

Y en ese terreno creativo y de celebración de creatividad, como Queen lo pone, se mueve esta nula necesidad de pararse y dejar que el tiempo se mueva por otros espacios. Queen es Freddie Mercury y esa memoria que Taylor y May mantienen en vivo.

El demonio que escupe sangre tiene 70 años

Chaim Witz formó en 1973 la banda Kiss, junto a Paul Stanley, Ace Fehley y Peter Criss. Su nombre artístico es Gene Simmons y habiendo nacido en Haifa, Israesl, fue a través de la música que pudo encontrar un mecanismo para comunicarse, sobre todo, en inglés.

Simmons no solo es el bajista, uno de los cantantes y compositores de la banda. Él es también una especie de genio de marketing que ha conseguido crear una serie de negocios, ligados al grupo, que le han permitido amasar una fortuna aproximada de USD 350 millones.

La banda está en plena gira, la última que se suponen que harán, y que lleva el sugerente nombre de End of the road. El último show lo darán en julio de 2021, en Nueva York.

Porque hay una conciencia clara de que no tienen la edad para hacer el mismo trabajo cada noche. Incluso han debido suspender algunas presentaciones por temas de salud y, alguna vez, se los acusó hasta de hacer “playback” y no cantar en vivo.

“No es un engaño. Es legítimo”, dijo el guitarrista Tommy Thayer en Moscú, en diciembre de 2018, cuando se le preguntó si era verdad que sería la última gira:

“Gene Simmons, Paul Stanley, Eric Singer y yo hemos decidido que, mientras la banda esté bien y siga haciendo los mejores shows en la historia del grupo, pues que nos iremos en forma y haciendo este último tour”.

Sí, Simmons tiene 70 años y sigue escupiendo sangre y lanzando fuego. Pero Stanley no se queda atrás: con 68 años continúa cantando en un tono alto, aunque se note la dificultad en ciertas canciones.

Solo dos palabras: Rolling Stones

Certezas. Mick Jagger y Keith Richards tienen 76 años. El baterista Charlie Watts tiene 78 y Ronnie Wood tiene 72. Son abuelos, son The Rolling Stones, las majestades satánicas. Siguen dando shows. La gira No Filter continúa y tienen fechas definidas para mayo, junio y julio, en Estados Unidos.

Son 15 shows para esos tres meses. Eso sí.

Hay algo hipnótico en verlos en vivo. Sí, no suenan como antes, los arreglos de las canciones son casi los mismos en todas y quizás no haya una razón lógica para que sigan haciendo esto. Sobre todo por los más de 200 millones de discos que han vendido.

Ante la pregunta de por qué lo siguen haciendo, Rob Wile escribió en 2013 un artículo para Business Inside en el intenta responder esa duda. Y la solución es sencilla: los Stones mueven tanto dinero para la banda, promotores y empresas afines que sería una locura interrumpir el proceso.

Sí, una respuesta menos romántica, al menos.

Hace siete años, la media de ingresos en una gira de los Stones era de USD 300 millones. Y se sabe que ellos mantienen una de las compañías más estables del negocio, con grandes beneficios para sus empleados y buenos sueldos.

Por eso, no extraña que también en 2013, cuando en una entrevista para The Guardian, a Charlie Watts se le preguntó si el bajista Bill Wyman cometió un error al dejar al grupo en 1993. Su frase fue lapidaria:

Creo que él se perdió el momento más lucrativo en nuestra existencia“.

Patti Smith: el oro absoluto

Ella puede hacer todo y lo hace. Compone, canta, escribe, publica, habla sobre libros. Tiene 73 años y sigue tocando. Los viajes continúan, las aventuras sónicas son una constante.

Lo sigue haciendo y la suerte de sus fanáticos es que todavía se cuenta con ella para encender llamas, para generar belleza.

Y en 2020 sus presentaciones continúan, en varias ciudades y países. No hay descanso para Patti Smith porque no quiere hacerlo. Porque hay algo mucho más poderoso que la mueve y se lo contó a Tim Jonze para The Guardian, en 2016:

“Sé que no puedo cantar como Amy Winehouse o como Rihanna. No me puedo confiar en la belleza física y en ciertas cosas que tienes cuando eres joven. Pero sí me puedo confiar en que, cuando subo al escenario, solo estoy ahí por una razón y esta es la de comunicarme con la gente. No tengo ningún deseo para mí, no me importa mi carrera. Ya tengo un lugar, un buen nombre… no hay nada que quiera más que experimentar algo entre todos nosotros”.

El rey de todo: Paul McCartney

Exbeatle, leyenda viviente y alguien que continúa sobre los escenarios. Tiene 77 años, una fortuna valorada en USD 1.200 millones y todo un historial que compartir con fanáticos.

Su registro vocal sigue siendo amplio –pese a que hace varios años se le percibe un vibrato particular en la voz cuando mantiene alguna nota-. Su creatividad no se ha acabado y en 2019 presentó su último disco, hasta el momento, titulado Egypt Station.

Este año se presentará en el famoso festival de Glastonbury, en Inglaterra. Será el artista central de este, uno de los espacios más importantes para bandas y músicos.

¿Por qué lo sigue haciendo cuando no puede tranquilamente quedarse en casa y disfrutar de sus nietos o de su vida con Nancy Shevell? Pues en una entrevista el año pasado en el Today Show aseguró que son los fans lo que mueven a hacerlo:

“Es como: wow, realmente les gusto. Es emocionante, una gran emoción”.

Noticias relacionadas