Videojuegos: el reino de las mejores historias en este momento

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

14 Sep 2020 - 0:04

"Marvel's The Avengers" es el nuevo videojuego que permite a cualquier persona ser parte de una aventura dentro de un universo muy parecido al de las películas. - Foto: Square Enix

Videojuegos: el reino de las mejores historias en este momento

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

14 Sep 2020 - 0:04

Con la llegada del videojuego “Marvel’s The Avengers” queda claro que los riesgos en contar historias están en este formato y no en el cine.

Se supone que la televisión es un medio que, en este momento, puede desarrollar mejores historias que las que suceden en el cine.

No es tanto una suposición. En realidad el tema pasa porque al tener mayor tiempo de exposición para la historia y sus personajes, las tramas de las series pueden profundizar más y consiguen ciertos niveles de dramatismo que películas de casi tres horas de duración no pueden.

Porque en 10 episodios, con un promedio de 45 minutos cada uno, hay más que contar.

Ahora, qué tal si ese mismo tiempo de exposición se multiplica por 10 o más.

La narrativa tiene más posibilidades, desde luego. En ese terreno entran los videojuegos, sobre todo los de aventuras y que están basados en universos que tienen en el cine su punto de exposición más fuerte.

Así sean jedis o superhéroes de DC o de Marvel, en los juegos de video hay una gran capacidad para contar historias que no tendrían espacio en otros soportes.

No solo eso. Para expertos en plataformas web de juegos, como DonkeyKongKiller -sí con ese seudónimo escribe- hay más razones para asumir esta ventaja frente a las películas:

  1. La experiencia de inmersión, que permite ampliar escenarios y personajes en universos previamente conocidos. Con trabajos de diseño que resultan impresionantes.
  2. Las secuencias de acción están armadas para varios niveles de dificultad y para volver a ellas, una y otra vez.
  3. Despiertan en el jugador el deseo de regresar a ese espacio, ya sea porque han terminado el juego y pueden experimentar variantes en el recorrido o porque “han muerto” en él.

Todos estos puntos se sostienen gracias a historias que, a diferencia de lo que pasa en cine y televisión, son capaces de mostrar conflictos más complejos, varios personajes y, sobre todo, numerosas sorpresas para descolocar al jugador o jugadora.

Desde luego, la relación entre películas y juegos de video no es nueva, si se nota la suficiente cantidad de filmes con base en videojuegos. Pero cuando se trata a la inversa, la historia no siempre ha sido exitosa.

Lo que pasó con el juego de Atari basado en E.T. The Extraterrestrial, de Steven Spielberg (1982) es prueba de que se necesita tiempo y claridad para hacer juegos.

Fotograma de uno de los momentos más incomprensibles del juego de

Fotograma de uno de los momentos más incomprensibles del juego de “E.T.”. One.Co.Ek

Este juego tiene la etiqueta de ser el que destruyó la industria de los videojuegos en 1983, ya que todo el mundo lo odió y supuso una pérdida millonaria para la entonces incipiente industria.

Y esto porque no se entendía cómo jugarlo y tenía fallas de programación, por lo que se supone fue injerencia del estudio y solo dar cinco semanas para diseñarlo.

Casi 40 años después, la situación ha cambiado, llegando al extremo opuesto.

Porque los juegos que vienen de películas -o con personajes que se pueden ver en filmes- no solo no fracasan en términos económicos, su éxito se mide en la experiencia que le prodigan a los jugadores.

Aquí tres ejemplos de eso:

La trilogía de Batman: Arkham, mejor que la de Nolan

Imagen del juego

Imagen del juego “Batman: Arkham Knight”, publicado en 2015. Rocksteady

Una serie de tres juegos -que en realidad son cuatro- forman parte de esta saga llamada Batman: Arkham. Y si bien está basada en el personaje del comic, la relación con el cine y la televisión es inevitable.

Estos son juegos creados por Rocksteady Studios con varios detalles a considerar de entrada:

  1. Escritores de comics y de series de tv como Paul Dini han sido responsables de las historias.
  2. Batman se enfrenta a toda la galería imaginable de villanos.
  3. Kevin Conroy y Mark Hamill hacen las voces de Batman y Joker, respectivamente -como sucedió en la serie animada de Batman, de los 90-.
  4. Las aventuras en cada uno de los tres juegos van creciendo. Hay un progreso argumental y en dificultad que se inicia Batman: Arkham Asylum (2009), pasando por Batman: Arkham City (2011) y llegando a Batman: Arkham Knight (2015).

Lo que hace interesante esta saga es la manera en que las historias buscan afectar a Batman/ Bruce Wayne física y mentalmente. Si bien es el héroe y lucha por mantener la estatura que se supone tiene el personaje, todo a lo que es expuesto le termina pasando factura.

En ninguna película se puede ver algo a este nivel.

Por eso, el Batman de este grupo de juegos se acerca más al ser destrozado de los comics.

Y termina siendo alguien que sobrelleva golpes y sorpresas inquietantes-que también lo son para quienes lo están jugando-.

Porque personajes importantes son asesinados frente a él, y Batman no tiene más horizonte que cumplir su misión y es capaz de hacer cosas éticamente reprochables para acabar con la amenaza. Sea esta el Joker, Hugo Strange o Scarecrow.

Si bien, la saga mejora con cada uno de los lanzamientos, al final queda la idea de que Batman es un ser partido, con serios problemas psicológicos.

En 2013 apareció el juego Batman: Arkham Origins, una especie de precuela en la saga, desarrollada por otro estudio -WB Games Montréal- y con otros actores haciendo las voces. Este es un Batman más joven y recién estableciendo sus lazos con Jim Gordon y encontrándose por primera vez con el Joker.

El universo de Star Wars se expande en los juegos de video

“Jedi Fallen Order” sigue las aventuras del aprendiz Jedi, Cal Kestis, para regenerar la orden de los Jedi. Electronic Arts

Un proyecto de Electronic Arts, desarrollado por Respawn Entertainment, y que salió a la venta en noviembre de 2019. Para marzo ya había vendido 10 millones de copias.

Y es, con poco espacio para dudas, un esfuerzo narrativo mucho mejor que las tres películas de la última trilogía que Lucasfilm hizo, bajo el comando de Disney.

Muy pocas dudas sobre eso.

Hasta el momento, Star Wars: Jedi Fallen Order ha ganado varios premios a Juego del Año y eso no es para menos. Porque no solo cumple el sueño de muchos y muchas de ser un Jedi, a través de un juego, sino que coloca a los fanáticos de la saga creada por George Lucas en una aventura particular.

Porque aquí se trata de rearmar la orden de los Jedi.

Y la misión ha sido encargada a un joven aprendiz, Cal Kestis, que no terminó su proceso de entrenamiento, porque estaba en eso cuando todos los Jedis fueron diezmados por el Imperio.

En términos puntuales, este juego está ambientado cinco años después de los acontecimientos de The Revenge of the Sith, el episodio III de la saga.

Y como experiencia es impresionante, no solo porque le permite al jugador desarrollar y emplear varios trucos ligados al manejo de la Fuerza y al uso del “lightsaber”.

Hay algo más que funciona, con relación a la historia.

Porque se trata de encontrar redención, al menos para los personajes centrales de la historia, que lidian con sus decisiones, sus dolores y pesares.

Cal debe encontrar el ánimo y las razones para luchar por recuperar la Orden de los Jedi. Cere Junda, una exjedi, está desconectada de la Fuerza como mecanismo de defensa y ayuda a Cal en su misión como una única manera de reconexión con su pasado.

Hay viajes por diversos sistemas y planetas, siguiendo pistas para dar con un objeto que contiene la información de todos los seres sensibles a la Fuerza, dispersos por la galaxia y asi rearmar la Orden.

Pero lo importante es, sin duda, cómo el juego es un entrenamiento tanto para Cal como para el jugador que lo controla, para llegar a ser un Cabellero Jedi.

El uso del flashback regala a los fanáticos de Star Wars una secuencia de oro: la posibilidad de escapar de los stormtroopers del Imperio, quienes ejecutan la Orden 66 -para matar a todos los jedis-. Es un instante de tensión y de mucho drama.

El final del juego es narrativamente perfecto.

Sin embargo, antes de llegar a él, ofrece otro regalo a los fanáticos, que nadie lo vio venir en su momento y que si bien puede considerarse un “spoiler”, en este casi año que el juego ya ha circulado, no hay espacio en el que no se haya hablado de esto:

Jedi Fallen Order ofrece personajes importantes para la saga -el androide BD-1 es sin duda un aporte inmenso a toda la historia-, y recupera algunos que han salido en las películas -como el Saw Guerrera que interpreta Forest Whitaker en Rogue One-.

Además, aumenta la mitología alrededor de la Fuerza: los Jedi y los Sith no son los únicos capaces de sentirla y maniobrarla.

Y, sobre todo, deja abierta la posibilidad de continuar esta historia, en un nuevo juego que, se dice, ya está en desarrollo.

Los Avengers, casi como en las películas

IronMan en un momento inicial del juego

IronMan en un momento inicial del juego “Marvel’s Avengers”. Square Enix

Este juego, desarrollado por en parte por Crystal Dynamics y publicado por Square Enix es una especie de viaje en el tiempo o viaje a un universo paralelo, que se cruza con el Marvel Cinematic Universe.

Porque toma cosas que resultan familiares, pero no son las mismas.

Esto permite, en un primer repaso, que esa cercanía se vuelve graciosa.

Ya que Steve Rogers / Captain America, Tony Stark / Ironman, Thor Odinson, Natasha Romanoff / Black Widow y Bruce Banner / Hulk son muy parecidos a Chris Evans, Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Scarlett Johansson y Mark Ruffalo.

Pero no son ellos, quizá por un tema de derecho de imagen.

Más allá de esto, el juego tiene un punto de arranque que impacta: porque los Avengers ya no existen más. Un atentado destruye parte de San Francisco y afecta de manera directa al grupo de superhéroes.

Que deben sobrellevar varias cosas:

  1. La muerte de Capitán América
  2. Una aparente traición por parte de Bruce Banner.
  3. La aparición de varias personas con poderes, a causa de la explosión de un cristal que generó una nube de polvo que afectó a muchos, durante el ataque terrorista.
  4. El ostracismo y la apatía entre y hacia ellos.

Resulta ser un gran punto de inicio.

Porque el mundo sin Avengers, y con la idea de que los “Inhumans” o personas con poderes están enfermas, es un espacio en el que la corporación AIM manda, con tácticas fascistas y tecnología de punta.

Así que cinco años después de la tragedia, y con una especie de Resistencia siendo fiel a la idea de los más grandes héroes de la Tierra, una chica decidirá que es hora de reunir a los Avengers.

Porque descubrió evidencia de que el ataque terrorista fue una maniobra más interna que externa.

Y así, entra en el juego la nueva avenger, que va a darle fuerza al equipo: Kamala Khan / Ms. Marvel.

Que desde 2013 es personaje de los comics y que incluso tendrá su propia serie en Disney+.

La nueva avenger

Es ella, la chica musulmana de origen paquistaní que viajará por Estados Unidos y se enfrentará de cara a la decepción de los superhéroes que idolatra.

Y les dará razones para recuperar la mística perdida y enfrentarse al peligro que les ganó cinco años atrás. Porque los irá buscando uno a uno.

Si bien hay mucha relación entre la idea central de este videojuego con lo que pasa en Avengers: Endgame, la diferencia radica en las dimensiones.

Porque mientras en el filme la derrota que mueve a los personajes se mueve en el terreno de lo gigante, fuera de este mundo y la galaxia; en el juego el camino es más tortuoso y personal.

Los Avengers deben reconstruir su estructura desde las cenizas, desde la ira, de la falta de todo. Y Marvel’s Avengers coloca al jugador en medio del proceso, mientras se busca acabar con el peligro.

Entonces, el juego se vuelve una carrera emocionante para permitirle a Ironman, Hulk, Black Widow, Thor y Captain America -de ser el caso- recuperar la fortaleza.

El juego es un proceso y eso le permite a quien maneja los personajes a cada paso ser parte del equipo y disfrutar una historia, también, de redención.

Noticias relacionadas