Finanzas se alista para emitir USD 400 millones con el respaldo del BID

Economía

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

9 Ene - 0:05

Archivo. Entrega de viviendas del programa Casa para Todos, en Atuntaqui, el 29 de noviembre de 2018. - Foto: Presidencia

Finanzas se alista para emitir USD 400 millones con el respaldo del BID

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

9 Ene - 9:42

El Ministerio de Economía y Finanzas está próximo a emitir un bono social en el mercado internacional para impulsar el crédito hipotecario y la construcción de viviendas.

Ecuador está a pocos días de emitir un paquete de bonos sociales por valor de USD 400 millones en el mercado internacional.

La operación debió haberse realizado en la primera quincena de octubre de 2019, pero estallaron violentas protestas en las dos primeras semanas de ese mes en Ecuador, lo que hizo saltar el riesgo país.

El riesgo país es un indicador que ayuda a los inversionistas a decidir qué tasa de interés están dispuestos a pagar por las emisiones de bonos de cada nación, dependiendo del riesgo de que los emisores dejen de pagar su deuda.

En otras palabras, las protestas de octubre cambiaron el escenario y dejaron a Finanzas a la espera de un momento de mayor calma y menos riesgo para lanzar su bono social.

Las proyecciones originales del ministro de Finanzas, Richard Martínez, antes de las protestas, eran colocar los papeles con una tasa de interés de un solo dígito y un plazo de 15 años.

Sería el primer bono social de la región y de Ecuador y estaría garantizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Esto quiere decir que el BID pagaría el capital principal de la emisión si el país cayera en mora con los pagos del bono.

Para financiar vivienda 

El objeto de la emisión será, según lo ha dicho Martínez, el financiamiento de crédito para vivienda de interés social en condiciones favorables para familias de bajos ingresos.

Solo en el plan de vivienda de interés social y de interés popular, el Gobierno prevé inversiones del orden de los USD 1.000 millones.

Si se mantiene la estructura inicialmente propuesta, el dinero que recaude el Estado con la emisión del bono social entraría primero a la Cuenta Única del Tesoro.

Luego se transferirá al Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda y, de allí, pasaría a un fideicomiso.

El fideicomiso servirá para comprar cartera hipotecaria a la banca privada, que fueron las instituciones que colocaron inicialmente el crédito para vivienda de interés social.

Con esto la banca obtendría mayor liquidez para seguir prestando dinero para la compra de vivienda de interés social.

“Esta cartera que prestan los bancos privados se titulariza a través de este fideicomiso, otra parte se subsidia y con eso se puede obtener una tasa baja para los créditos” de vivienda, según Martínez.

La medida busca estimular al sector de la construcción y fondear el programa social bandera del Gobierno de Lenín Moreno, que es Casa para Todos.

Casa Para Todos propone la construcción de 220.000 unidades de vivienda.

Noticias relacionadas