Gabriel Rovayo: “En un país, la política económica debe ser sagrada y blindada”

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 Ago - 0:05

Gabriel Rovayo es doctor en administración de centros educativos y máster en Finanzas. Además es profesor invitado de Dirección Financiera de la Universidad Adolfo Ibáñez. - Foto: Cortesía

Gabriel Rovayo: “En un país, la política económica debe ser sagrada y blindada”

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 Ago - 8:52

Empresario, académico y analista económico, Gabriel Rovayo asegura que para atraer inversión extranjera con la misma fuerza con que lo hacen Colombia y Perú, el país debe enviar a los actores económicos un claro mensaje de tranquilidad y seguridad jurídica.

Gabriel Rovayo considera que el hecho de que haya tres pedidos en la Asamblea Nacional para iniciar un juicio político contra el ministro de Finanzas, que es quien dirige la política económica del país, ahuyenta la inversión y envía un mensaje equivocado al mundo.

¿Qué necesitan los inversionistas extranjeros para colocar su dinero en un país? 

Los inversionistas necesitan ver sostenibilidad, consistencia y seriedad. Necesitan saber que la institución, o en este caso el país, está orientado a los resultados y a los compromisos que Ecuador ha adquirido con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que ha mencionado que cumplirá. 

Si comenzamos a mover las barajas o generamos un clima de incertidumbre, asustamos a los inversionistas y enviamos mensajes negativos.

¿Un juicio político al ministro de Finanzas Richard Martínez como se vería en ese escenario?

La estructura económica del país la tenemos agarrada aún con alfileres y hay que calmarse para que tome forma. Pero si, por distintos motivos, comenzamos a mandar mensajes erróneos, terminaremos desestabilizando lo logrado. 

Este señor (Richard Martínez) ha gestionado fondos para oxigenar al país y quienes promueven su salida no tienen idea del mensaje negativo que están enviando.

De las 37 firmas para uno de los juicios 32 son del correísmo ¿Ve una motivación ideológica y partidista más que técnica?

No soy político y no podría decir si hay alguna rencilla, pero si es extraño. Esto puede desestabilizar el manejo económico del país. 

Uno de los problemas de Ecuador es la falta de consistencia, creemos que ponemos una ley y tenemos mañana a todo el mundo invirtiendo, pero esto no ocurre. El inversionista extranjero necesita continuidad en los procesos. 

¿Qué consecuencias habría si no se cumplen las metas acordadas con FMI?

Lo que puede pasar es impredecible, se pueden crear nuevas políticas pero habría que mantener a las mismas personas a la cabeza.

Ya somos un país en recesión y debemos apuntar a una reforma laboral que nos quite esa señal de país caro, porque es muy costoso producir en Ecuador.

Solo así podemos generar tranquilidad para el inversionista.

El acuerdo con el FMI representa el regreso de Ecuador a los organismos multilaterales, pero hay sectores que lo rechazan ¿por qué?

Quienes satanizan el acuerdo con el FMI no tienen idea de lo que ocurre en el país. Son dogmáticos y no proponen nada a cambio. 

A Ecuador lo endeudaron con créditos altos con China para financiar la obra pública y en materia de emisiones de bonos de deuda ya estábamos al tope. 

Lo ideal era conseguir un crédito más barato a través de organismos serio para tranquilizar la economía. 

¿Ese fue el único problema?

Lo que tuvimos fue una pésima política económica que ocasionó la recesión en la que estamos. 

En un país, la política económica debe ser sagrada y blindada. Tenemos que ver el panorama desde una perspectiva menos gremial o sectorial y más con una mirada estratégica para poder subsanar los problemas. 

Noticias relacionadas