Comienza la inspección en la hidroeléctrica Coca Codo-Sinclair, afectada por miles de fisuras

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

19 May - 21:14

Los trabajos se iniciarán en el distribuidor 8 de la central. - Foto: Celec

Comienza la inspección en la hidroeléctrica Coca Codo-Sinclair, afectada por miles de fisuras

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

19 May - 21:14

Las fisuras detectadas en los distribuidores de la hidroeléctrica Coca-Codo-Sinclair serán reparadas. La expectativa del Gobierno es que ese trabajo garantice la vida útil de la central. Su reparación es un requisito previo para la recepción final de la obra, contratada en el anterior gobierno.

Los técnicos de la empresa alemana TÜV SÜD inician, hoy 20 de mayo de 2019, la inspección de la primera fase para la reparación de las fisuras detectadas en los distribuidores de la central hidroeléctrica Coca Codo-Sinclair, la más grande del país.

En 2015 se identificaron 7.648 fisuras en los ocho distribuidores que conducen el agua a los generadores, que llegaron a tener hasta 38 centímetros de longitud. En la segunda fase de reparaciones se encontraron 864 y en la tercera, 121. Algunas de ellas fueron fallas de fábrica; otras fueron causadas por soldaduras mal hechas.

Según una auditoría de la Contraloría General para el período 2015-2018, la empresa china Sinohydro, que construyó la central, empleó materiales no homologados para levantar los ocho distribuidores y no aplicó procedimientos técnicos para soldar las fallas que ya habían sido identificadas en 2014

Los especialistas de TÜV SÜD, que ya están en el país, definieron la agenda de trabajo junto con técnicos de Sinohydro Corporation, constructor de la central; Harbin Electric International, fabricante de las estructuras y de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec EP).

En enero de 2019, la empresa alemana realizó estudios técnicos para obtener un diagnóstico integral de los componentes de los distribuidores. Calificó, a los soldadores y los procedimientos que se utilizarán para la soldadura, que fueron propuestos por Harbin. Un mecánico de Celec supervisó el proceso.

En un comunicado de prensa, la empresa pública ecuatoriana aseguró que las fisuras detectadas en los distribuidores de la hidroeléctrica serán reparadas de tal forma que se garantice la vida útil de la central.

La central hidroeléctrica, que costó 2.000 millones de dólares, empezó a operar comercialmente el 31 de agosto de 2016. Fue inaugurada por el expresidente Rafael Correa y el presidente chino Xi Jinping.


Noticias relacionadas