Ecuador cerrará 2021 con la peor crisis de seguridad de la década

En Exclusiva

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

27 Dic 2021 - 0:05

Efectivos militares vigilan el Complejo Penitenciario del Guayas, el 28 de noviembre de 2021. - Foto: @FFAAECUADOR

Ecuador cerrará 2021 con la peor crisis de seguridad de la década

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

27 Dic 2021 - 0:05

Según el promedio mensual de muertes violentas, Ecuador cerrará el año con una tasa de 13,13 homicidios por cada 100.000 habitantes. Esa es la peor cifra de los últimos 10 años. El Gobierno se enfoca en el control de las cárceles para reducir la criminalidad.

Todos los indicadores apuntan a lo mismo: los niveles de violencia, delincuencia e inseguridad son los peores desde 2012. Incluso, en algunos casos, son los más graves de la historia de Ecuador.

Si bien las cifras de criminalidad empezaron a subir a inicios del año anterior, 2021 supuso un estallido de violencia. Según el promedio mensual, entre enero y octubre, el país cerrará con más de 2.300 muertes violentas.

Este número incluye los más de 300 asesinatos cometidos en las cárceles del país.

Las hipótesis oficiales, manejadas por el Gobierno y la Policía Nacional, apuntan al narcotráfico como el hilo conductor de la crisis de seguridad en el país. Y este fenómeno será uno de los principales retos de la administración de Guillermo Lasso para el siguiente año.

Los factores

Hay tres factores principales que ponen en evidencia la crisis de seguridad: las muertes violentas, el narcotráfico y la crisis carcelaria.

  • Muertes violentas

La Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Crimen Organizado (Unodc) dice que el principal medidor de la violencia e inseguridad en un país son las muertes violentas. Internacionalmente, estas se calculan con base en una tasa por cada 100.000 habitantes.

Conforme el promedio mensual de casos, Ecuador cerrará 2021 con una tasa de -al menos- 13,13 homicidios por cada 100.000 personas.

Si bien ese número todavía está por debajo de los 17 casos, que es la tasa promedio de América Latina (la región más violenta del mundo), está por encima de la tasa de 5,8, que es el promedio mundial.

Además, es la tasa más alta de Ecuador desde 2011, cuando el país tenía 15,3 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

Según la Policía, más de la mitad de los casos de este año están relacionados con el crimen organizado y, específicamente, con la lucha por territorio del microtráfico de drogas y el narcotráfico internacional.

  • Narcotráfico

Y la presencia de la industria ilegal de las drogas, también, se siente en Ecuador. A 11 días de que concluya el año, la Policía ha incautado 201 toneladas de drogas. Esa es la cifra más alta de la historia.

Con relación a 2019 y 2020, los dos años anteriores, el decomiso de este tipo de sustancias se incrementó en un 128,4% y en un 57%, respectivamente.

Consultado por PRIMICIAS, Mario Pazmiño, exjefe de Inteligencia Militar, explicó que no hay un cálculo exacto de la relación entre la droga incautada y la droga que los grupos criminales logran traficar.

Sin embargo, sería utópico pensar que la eficiencia de decomisos es del 100%. Por lo que se podría inferir que a más decomisos mayor volumen de narcotráfico.

  • Cárceles

El factor más dramático de esta coyuntura es la crisis carcelaria. Si bien los problemas penitenciarios empezaron en 2019, en este año llegaron incluso a los niveles más altos de la historia regional.

En 2019, en las cárceles ecuatorianas hubo 32 muertes violentas y en 2020, 51. Pero, en 2021 ya se han registrado 323 casos. Esta cifra representa crecimientos porcentuales del 912% y 535.3%.

Al igual que en las muertes en las calles, los crímenes intracarcelarios se atribuyen también a las bandas narcodelictivas.

La estrategia del Gobierno

Luego de la última masacre carcelaria, ocurrida el 12 de noviembre y en la que hubo 65 muertos en la Penitenciaría del Litoral, el presidente Guillermo Lasso declaró como prioridad de su despacho y administración la seguridad.

Incluso, el Primer Mandatario aseguró que la lucha ahora es contra grupos internacionales del narcotráfico. Según los datos oficiales, en el país están operando los carteles Jalisco Nueva Generación y de Sinaloa.

Las primeras acciones luego de estos anuncios han sido enfocadas en solucionar el problema carcelario:

  • Readecuación de la Cárcel La Roca para trasladar a presos de alta peligrosidad.
  • Conformación de una Comisión Pacificadora.
  • Declaratoria de estado de excepción para movilizar policías y militares hacia las cárceles.

Según el balance del propio Gobierno en la seguridad con la Policía y las Fuerzas Armadas ha dado resultados. Desde la última masacre, en noviembre de 2021, no se han registrado nuevos asesinatos en las cárceles.

La hipótesis de la Policía es que de la mano de la reducción de los crímenes en las cárceles, se reducirán también los casos que ocurren en las calles. Para confirmarlo hay que esperar las cifras de noviembre y diciembre, que todavía no se han hecho públicas.

Noticias relacionadas