En promedio, un recluso es asesinado cada día en cárceles de Ecuador

En Exclusiva

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

15 Nov 2021 - 0:05

Efectivos de las FF.AA. ejecutan operaciones de seguridad complementarias en el perímetro externo y primer filtro del complejo penitenciario de Guayaquil, el 11 de noviembre de 2021. - Foto: @FFAAECUADOR

En promedio, un recluso es asesinado cada día en cárceles de Ecuador

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

15 Nov 2021 - 9:41

La colaboración policial y militar ha sido insuficiente para frenar la violencia en la Penitenciaría del Litoral. Cuando faltan 13 días para que termine el estado de excepción, no se han firmado los contratos para renovar las cárceles o mejorar el sistema.

Pocas semanas de relativa paz tuvo la Penitenciaría del Litoral en Guayaquil luego de la masacre del 28 de septiembre de 2021, que dejó 119 internos asesinados.

El 12 de noviembre de 2021, al menos 62 personas fueron masacradas en ese mismo penal y otras 25 resultaron heridas.

En un intento por evitar más matanzas, el Gobierno declaró el 29 de septiembre de 2021 un estado de excepción en todas las cárceles del país.

Tras la última masacre en Guayaquil, unos 900 agentes policiales y militares fueron movilizados para que colaboren en las labores de seguridad de las prisiones.

Como lo acepta Bolívar Garzón, ahora exdirector del Servicio de Atención para Personas Privadas de Libertad (SNAI), la primera movilización sirvió para tener el control y mantener la paz. Temporalmente.

La Penitenciaría del Litoral sigue siendo el foco de descontrol en el sistema carcelario. En los primeros 44 días de declaratoria del estado de excepción, en la llamada ‘Peni’ hubo 16 muertes violentas, más de 10 tiroteos. Todo esto sin contar la última masacre.

Además, el 14 de octubre de 2021, las autoridades penitenciarias encontraron cuatro cuerpos de presos colgados, aparentando presunto un suicidio.

Otros siete presos murieron en condiciones similares y cinco más en medio de las balaceras previas a la masacre del 12 y 13 de noviembre.

Esta ola de violencia estalló con toda su fuerza con la nueva masacre. La noche del 12 y la madrugada del 13 noviembre de 2021, en plena vigencia del estado de excepción.

Las masacres

En promedio, en los primeros 44 días de vigencia del estado de excepción, hubo 0,37 muertes diarias en la Penitenciaría del Litoral.

Pero si se toman en cuenta las cifras de las cuatro grandes masacres perpetradas en 2021 las cifras son más elevadas.

Con la última masacre, el número de asesinatos en las cárceles ecuatorianas, en lo que va de 2021, ya es de 320.

De ese total, 286 personas murieron en las masacres de febrero, julio, septiembre y noviembre de este año.

Es decir, en 2021 hubo 34 casos por fuera de esos motines, por lo que el promedio diario de muertes sería de 0,17 personas.

Pero luego de sumar las masacres carcelarias, ese promedio es de más de una muerte diaria (1,01) en todas las prisiones de Ecuador.

Sin contratos o proveedores

Cuando el estado de excepción se declaró, el presidente Guillermo Lasso garantizó la asignación de todos los recursos necesarios para solucionar la crisis.

A la par de la declaratoria de excepción, el SNAI se declaró en emergencia administrativa para poder hacer compras directas y firmar más rápido los contratos de adquisición.

La emergencia se firmó el 6 de octubre de 2021 y según el registro del Servicio de Compras Públicas, la medida estará vigente hasta el 4 de diciembre.

Pero hasta el 14 de noviembre de 2021, no se había subido ningún proceso de contratación para las cárceles al portal de Compras Públicas.

En este tiempo, el SNAI solo ha abierto cuatro procesos de contratación, pero ninguno dentro de la emergencia:

  • Construcción del Pabellón de Vivienda en la cárcel de Cañar.
  • Contratación de una agencia de viajes que brinde servicio de emisión de pasajes aéreos.
  • Adquisición de candados para los centros de privación de libertad del SNAI a nivel nacional.
  • Compra de vehículos para el SNAI.

Si bien el 29 de septiembre de 2021, el presidente Guillermo Lasso mostró varias veces una carpeta que contenía el plan de mejoras para la Penitenciaría del Litoral, los procesos aún no han sido iniciados.

Matanza anunciada a balazos

La crisis de seguridad trajo un problema adicional. Uno de los proyectos que tiene el SNAI es dividir la Penitenciaría para separar a los miembros de las bandas criminales antagónicas.

Para esto, se planteó la necesidad de construir un muro que dividiera en dos al centro penitenciario.

Bolívar Garzón, titular del SNAI, puntualizó que han tenido acercamientos con tres proveedores, pero ningún contrato se ha firmado.

Incluso, uno de los ingenieros interesados ya llevó los implementos, y luego los retiró debido a que las balaceras y enfrenamientos no cesaban.

Recientemente, trabajadores de la empresa proveedora de agua potable de Guayaquil, Interagua, fueron ahuyentados por disparos de los reclusos.

Los disparos provenían de la Penitenciaría. Sucedió la mañana del jueves 11 de noviembre, un día antes de que se desatara la masacre de los 68 internos.

Sin quererlo, los trabajadores de Interagua, que se acercaron a hacer una limpieza de ductos, se encontraron con tres presos que habían saltado el muro de la prisión para intentar meter un bulto lleno de armas y de explosivos a la Penitenciaría.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas