Inteligencia y tecnificación carcelaria, los aportes de Colombia a Ecuador

En Exclusiva

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

29 Nov 2021 - 0:04

Los presidentes de Ecuador, Guillermo Lasso; y de Colombia, Iván Duque, en una reunión en Carondelet el 21 de noviembre de 2021. - Foto: API

Inteligencia y tecnificación carcelaria, los aportes de Colombia a Ecuador

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

29 Nov 2021 - 0:04

El Gobierno de Colombia ofreció a Ecuador asesoramiento para combatir los delitos transnacionales y tratar los asuntos penitenciarios.

Uno de los puntos que se trató en la visita al país del presidente de Colombia, Iván Duque, el 21 de noviembre de 2021, fue el asesoramiento del Gobierno colombiano en estrategias para combatir los delitos transnacionales y la violencia carcelaria.

Ocurrió nueve días después del asesinato de 65 personas en la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil, lo que motivó al mandatario Guillermo Lasso a pedir asistencia internacional para controlar las cárceles y disminuir el hacinamiento.

Y aunque Colombia no ha resuelto del todo los problemas en las cárceles, sus autoridades han tenido que solucionar la ubicación de peligrosos delincuentes, narcotraficantes, guerrilleros y paramilitares en centros de rehabilitación de máxima seguridad.

Un ejemplo es la de Tramacúa, la cárcel de máxima seguridad de Valledupar, donde conviven los 17 presos más peligrosos de Colombia, entre ellos Luis Alfredo Garavito, condenado por haber abusado sexualmente y matado a por lo menos 200 niños.

Uno de los temas que las autoridades colombianas y ecuatorianas prevén analizar en los próximos días, cuando las delegaciones se reúnan en Bogotá, es la reubicación de los detenidos de máxima peligrosidad en pabellones especiales, donde se limite su comunicación con el exterior.

También la capacitación del personal carcelario para optimizar los procesos de seguridad en las cárceles del país.

Fuentes de seguridad colombiana consultados por PRIMICIAS indican que el asesoramiento estará a cargo de los ministerios de Justicia y de Defensa y consistirá en los siguientes puntos:

  • Definir estrategias de inteligencia e investigación criminal para la Policía y la Fiscalía ecuatorianas con el fin de desarticular estructuras del narcotráfico.
  • Atacar a toda la cadena económica del narcotráfico, lavado de activos y la incautación de capitales de los delincuentes.
  • La creación de cárceles de mediana y alta seguridad para aislar a los jefes de la delincuencia organizada que se enfrentan por el poder en las cárceles ecuatorianas.

Esta semana, el régimen de Lasso nombrará al nuevo director del Servicio de Atención a Privados de la Libertad (SNAI), quien viajará a Colombia para concretar el asesoramiento en la reorganización de los centros penitenciarios, informó el vocero de la Presidencia, Carlos Jijón.

PRIMICIAS pudo conocer que se trata de un oficial de Policía en servicio activo, quien dirigirá el SNAI y acompañará al director del Centro de Inteligencia, Fausto Cobo.

Violencia en las cárceles colombianas

El último episodio violento en las cárceles colombianas ocurrió el 21 de marzo de 2020, luego de que las autoridades penitenciarias suspendieron las visitas a los internos en todo el país para evitar el contagio del coronavirus.

Esto originó el rechazo de la población carcelaria, que realizó motines simultáneos en 14 cárceles de Colombia. Solo en la cárcel La Modelo, en Bogotá, hubo 23 muertos y 83 heridos. Además se evitó la fuga de más de 5.000 presos.

Pero este tipo de actos violentos no están relacionados con enfrentamientos entre bandas delictivas, -como en Ecuador-, sino a un problema específico, como la prohibición de visitas durante la pandemia, señala el experto en seguridad, Hugo Acero.

Según Acero, en Colombia no se registran enfrentamientos entre bandas como los ocurridos en Ecuador -con 320 privados de la libertad asesinados en 2021-.

“En el caso de La Modelo, el enfrentamiento fue contra la institucionalidad, no entre bandas”.

Hugo Acero, experto en seguridad colombiano.

“Colombia sí avanza en un tema de control desde la década del 90, cuando el país tenía dos problemas graves: los carteles de Cali y de Medellín. Y se avanzó en la creación de unidades especiales, particularmente en la Policía, de Inteligencia”, indica Acero.

Según datos del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), Colombia tiene 132 centros penitenciarios donde existen 124.188 privados de la libertad, pese a que su capacidad es solo para 80.156 detenidos.

Noticias relacionadas