Visita íntima a ‘Fito’ ha provocado una investigación en las filas policiales

En Exclusiva

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

13 Oct 2021 - 0:03

Militares custodian los exteriores de la cárcel regional 8 de Guayaquil, donde el 23 de febrero de 2021 hubo un amotinamiento. - Foto: API

Visita íntima a ‘Fito’ ha provocado una investigación en las filas policiales

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

13 Oct 2021 - 7:41

Según un parte policial, el comandante de la Zona 8, Fausto Buenaño, solicitó la libertad de la novia de ‘Fito’, el líder de la banda de Los Choneros. El oficial niega este señalamiento.

La supuesta permanencia de la novia de ‘Fito’, uno de los líderes de Los Choneros, en la cárcel regional de Guayaquil desató una investigación al interior de la Policía Nacional y un cruce de versiones entre un comandante y un policía.

Todo comenzó el pasado 2 de octubre en la cárcel, cuando dos mujeres vestidas con ropa de guías penitenciarias forcejearon con policías para abandonar precipitadamente el centro carcelario.

Los policías retuvieron a las dos mujeres y, al investigarlas, una se identificó como Verónica Briones, quien aseguró ser novia de José Adolfo Macías Villamar, alias ‘Fito‘.

Briones es una odontóloga manabita que permaneció seis días con Macías Villamar dentro de la cárcel.

La joven mujer habría estado ‘de visita’ en el centro de detención desde el 27 de septiembre.

La novia de 'Fito', uno de los líderes de Los Choneros, saliendo de la cárcel regional de Guayaquil, vestida como guardia penitenciaria.

La novia de ‘Fito’, uno de los líderes de Los Choneros, saliendo de la cárcel regional de Guayaquil, vestida como guardia penitenciaria. Cortesía

Los policías reportaron la novedad a sus superiores y la disposición fue enviar a las dos mujeres a la unidad de flagrancia de la Fiscalía para denunciarlas.

Una de ellas es guía penitenciaria y sería denunciada por complicidad con una persona, mientras que la supuesta novia de ‘Fito’ lo sería por utilizar un uniforme estatal para salir de la cárcel.

Según el parte administrativo, elaborado el 4 de octubre por un policía que cumplía labores de asesor jurídico en el recinto penitenciario, cuando las mujeres y los policías que las llevaban ya estaban por llegar a la Fiscalía un oficial llamó para decirles que regresaran con las detenidas a Unidad de Policía Comunitaria de la Zona 8, donde supuestamente los esperaba el mayor de Policía, Iván Toro.

El oficial Iván Toro, supuestamente, le dijo al policía que debía dejar ir a las detenidas, ya que con el general Fausto Buenaño, comandante de la Zona 8, “habían llegado a un acuerdo con Fito para que liberara a su mujer y que él (‘Fito’) había entregado dos fusiles”, dice el parte.

Es totalmente falso, rotundamente falso. Es imposible que una institución policial haya negociado con carteles, con delincuentes que están pagando una condena”, dice Buenaño.

“Nosotros somos profesionales a carta cabal. Tengo 32 años de servicio, tengo mi hoja de vida limpia, he pasado varios polígrafos, para llegar a este grado yo he pasado varias pruebas”, añade.

Dos mayores, una incógnita

En su versión, Buenaño reconoce que supo del asunto y que quien tomó el procedimiento fue un mayor “que manifiesta en su parte que (la mujer) fue llevada a la Fiscalía”.

Buenaño no identifica al mayor que actuó en el caso, solamente señala que es un oficial de la Dirección General de Inteligencia (DGI).

En el parte presentado por el policía, cuya identidad se mantiene en reserva, se señala que Toro es oficial de Inteligencia, pero además habla de un mayor Stalin Briones, quien presuntamente dispuso el traslado de las detenidas a la Fiscalía.

“Tomó un procedimiento un mayor y señala que las ha llevado a la Fiscalía y las ha presentado al fiscal de turno“, sostiene Buenaño.

En la audiencia, la supuesta novia de ‘Fito’ cambió su versión y aseguró haber sido víctima de un secuestro y dijo que no iba a presentar una denuncia debido a que temía por la seguridad de su familia.

Se desconoce el paradero de Verónica Briones.

El parte administrativo del policía señala que a Briones “la subieron a la camioneta civil del señor mayor Iván Toro“, mientras que la guía penitenciaria “fue ingresada al filtro Número 1 (de la regional)”, por lo que tampoco habría sido llevada a Fiscalía.

Investigación interna

El parte administrativo fue presentado al teniente coronel Santiago Jácome, coordinador general de seguridad perimetral del centro de privación de libertad.

Jácome aseguró el 13 de septiembre que la Penitenciaría había sido atacada con drones que llevaban explosivos, versión que luego fue desmentida por Buenaño.

Un punto en común entre el comandante Buenaño y el policía no identificado es que los dos piden que el caso se investigue en la Fiscalía y que se notifique a otras instituciones, como la Defensoría del Pueblo y la Defensoría Pública.

Pero Buenaño llevó el caso más allá.

“Al parte que está circulando en redes sociales, elaborado por este señor (policía), le di el trámite respectivo, como tiene que ser. Lo envié a Fiscalía, a Defensoría Pública y a Asuntos Internos de la Policía para que se investigue“, dice.

Por su parte, el policía denunciante asegura que ese 2 de octubre “fue el día más nefasto de mi vida, que no quisiera volver a vivir“.

De llegar a pasarme algo, es por poner en conocimiento esta novedad y responsabilizo al señor mayor Iván Toro”, puntualizó el policía.

Noticias relacionadas