Domingo, 23 de junio de 2024

Cinco razones para ver 'La amenaza fantasma', la histórica precuela de Star Wars

Autor:

Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

4 May 2024 - 17:09

'La amenaza fantasma' está de nuevo en los cines, para verla en formato grande y celebrar los 25 años de su estreno.

Liam Neeson, Ewan McGregor y Jake Lloyd, en una escena de 'La amenaza fantasma'.

Autor: Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

4 May 2024 - 17:09

Liam Neeson, Ewan McGregor y Jake Lloyd, en una escena de 'La amenaza fantasma'. - Foto: Lucasfilm / Disney

'La amenaza fantasma' está de nuevo en los cines, para verla en formato grande y celebrar los 25 años de su estreno.

No cabe duda de que el tiempo aporta la mejor perspectiva. Por eso, 'La amenaza fantasma', el título que en 1999 relanzó a la franquicia de Star Wars, es más apreciada hoy que hace 25 años, cuando se estrenó en cines.

En 1999, no todos estuvieron convencidos de la calidad de la película, dirigida por George Lucas, el padre de la idolatrada trilogía original. Incluso, estuvo nominada a los infames premios Razzies.

Para celebrar este cuarto de siglo, en los cines de Ecuador y el mundo puede verse de nuevo 'La amenaza fantasma', también conocida como 'Star Wars: Episode I - The Phantom Menace'. Disfrutarla en formato grande, el originalmente concebido, es una de las razones para animarse a entrar al cine y disfrutar de nuevo con las aventuras de los jedis.

Pero existen más motivos para darle una oportunidad a esta obra de 'space opera' que logró trascender en el tiempo.

  • Juguetes basados en 'La amenaza fantasma'.

    Juguetes basados en 'La amenaza fantasma'. Captura

    El marketing ayudó a combatir las malas reseñas de la prensa y el resultado fue exitoso: la gente la respaldó y 'La amenaza fantasma' reunió USD 1.027.044.677. Batió varios records de taquilla y, gracias a alianzas con Lego, PepsiCo y Hasbro, obtuvo réditos adicionales en licencias. Aunque los adultos la rechazaron por no parecerse a la trilogía original, los niños y jóvenes la hicieron suya. Por eso, ese público hoy la recuerda con cariño.

  • Jake Lloyd, en el mítico póster de 'La amenaza fantasma'.

    Jake Lloyd, en el mítico póster de 'La amenaza fantasma'. Lucasfilm / Disney

    Es verdad que la carrera como actor del niño Jake Lloyd quedó liquidada por el exceso de 'hate'. Pero hoy queda claro que los comentarios negativos fueron injustos y que Lloyd hizo un gran trabajo para reflejar a ese Darth Vader en potencia: llamado para la grandeza, pero con un enemigo interno al que debía doblegar primero. Además, la imagen de Lloyd en el poster, con la sombra de Darth Vader en la piedra, es un legado para la cultura de masas.

  • El enemigo está en casa
    Ray Park como Darth Maul, en 'La amenaza fantasma'.

    Ray Park como Darth Maul, en 'La amenaza fantasma'. Lucasfilm / Disney

    En esta época, la trama de  'La amenaza fantasma' es más que pertinente. El enemigo que conspira dentro de casa es el más temible, porque se mueve en las sombras mientras todos se distraen con rivales externos. A diferencia de la trilogía original, esta película está cargada de política, lo que la volvió pesada para la época. Hoy, nos damos cuenta de que era visionaria.

  • La carrera en el desierto
    Escena de 'La amenaza fantasma'.

    Escena de 'La amenaza fantasma'. Lucasfilm / Disney

    Pese a la carga política, existen escenas de acción interesantes. La que se destaca es esa magnífica carrera de pods en el desierto, quizás el momento que más se conectó con la trilogía original. También fue un alarde tecnologíco para esos años, que marcó un rumbo para los efectos especiales y también para los videojuegos.

  • La actriz Natalie Portman, en una escena de 'La amenaza fantasma'.

    La actriz Natalie Portman, en una escena de 'La amenaza fantasma'. Lucasfilm / Disney

    Star Wars se beneficia de la magnífica música de John Williams, que le da a su universo un sello único, pero el vestuario siempre ha sido sumamente importante. Los trajes de los jedis, los vestidos de Padme y la imagen de Darth Maul fueron claves para dotar a los personajes de una identidad tan definida, que enseguida aparecieron los disfraces y los retos para cosplayers.