Contrapunto
71 años de la Sinfónica Nacional, con estrenos de obras ecuatorianas
Fernando Larenas

Fernando Larenas

Periodista y melómano. Ha sido corresponsal internacional, editor de información y editor general de medios de comunicación escritos en Ecuador.

Actualizada:

20 Nov 2020 - 19:01

Es la más antigua del país (se fundó bajo un decreto de ley), es la de mayor prestigio, y llega a sus 71 años todavía bajo los efectos de la pandemia del coronavirus, una razón explicable para que los estrenos de obras de dos grandes maestros ecuatorianos sea de manera virtual.

Nótese el contraste generacional de las obras que serán estrenadas en la Casa de la Música a través de la plataforma Vimeo, el 27 de noviembre desde las 19:30 horas:

  • Fantasía para flauta y orquesta, una composición del maestro Gerardo Guevara, nacido en Quito en 1930.
  • Nocturno para clarinete y orquesta, del compositor Eduardo Florencia (Guayaquil, 1985).

La composición de Guevara se aleja del lenguaje puramente indigenista y busca por medio de permutaciones motivacionales explorar las habilidades técnicas de la flauta; el uso de las cuerdas plantea un relativo virtuosismo cameral y pretende dar una perspectiva académica y a su vez personal a la música ecuatoriana.

Guevara compuso la obra en 1964 y se debe agradecer a la OSNE por la preocupación en el proceso de rescate, digitalización, edición, levantamiento e interpretación de la partitura. Sin este trabajo continuo, no sería posible el estreno. El compositor, revela Florencia, reestructuró varias secciones y dio un sentido más amplio y universal a la obra.

La partitura de Florencia busca dotar al instrumento solista de calidez melódica. Al tratarse de un nocturno no deja de lado cierto enfoque intimista y reflexivo.

“La composición se nos presenta bajo una forma tripartita, que es aprovechada para tratar de manera específica a la sección de la cuerda en una tonalidad cómoda y a la vez oscura”, explica el músico guayaquileño.  

Florencia profundiza algunas ideas sobre lo que significan estos estrenos sinfónicos. “Ecuador necesita de manera sostenida el estreno de obras sinfónicas, pues es evidente que la mayor parte del repertorio interpretado en este sentido suele ser solamente de arreglos de temas provenientes generalmente de música popular”.

Con la actual promoción de estrenos sinfónicos, anota, se da la posibilidad de mostrar que los compositores ecuatorianos tienen mucho material aun por presentar y que la OSNE forma parte activa del desarrollo del repertorio académico nacional.

¿Cuál es el futuro del arte musical en el Ecuador? Florencia cree que aún hay mucho trabajo por hacer dentro del contexto musical.

Es evidente que aspectos vitales como el estreno de obras, la divulgación, la publicación de material musicológico de diversa índole, el trabajo conjunto interinstitucional, el desarrollo de concursos, entre otras cosas, “son procesos musicales que deberán ser llevados a cabo en el futuro”.

El músico, que en la actualidad se desempeña como compositor residente de la OSNE, tiene un enorme reconocimiento internacional y algunas de sus obras han sido interpretadas en festivales y encuentros musicales en Estados Unidos, Brasil, Chile, Inglaterra, Francia, Italia y Alemania, entre otros países.

El maestro Guevara, ganador de premios nacionales e internacionales y que también dirigió a la OSNE es considerado como el vínculo entre las generaciones de músicos nacionalistas y las propuestas musicales contemporáneas; también es director de coros y pianista.

Además de los estudios de oboe, violín, piano, composición y contrapunto con grandes maestros como Luis Humberto Salgado, Guevara se graduó de la École Normale de Musique de París y estudió musicología en la Universidad de la Sorbonne.

Eduardo Florencia destaca que el rol histórico de la OSNE “aún se encuentra en construcción” y que es evidente que debido a la pandemia y gracias al uso de la tecnología y redes sociales, “el impacto social de la institución puede ser más amplio y deja ya un registro que se encuentra al alcance de la mayor parte de la población en la actualidad”.

La OSNE fue creada por el Congreso el 4 de noviembre de 1949, su inscripción en el Registro Oficial ocurrió el 2 de enero de 1950. La Casa de la Cultura Ecuatoriana, que había sido creada por Benjamín Carrión, gestionó en España la conformación de un cuarteto de cuerdas que llegaría al país en 1955 y sirvió como base para la estructuración de una orquesta con 40 músicos.

Además de los dos estrenos mundiales en el programa del próximo viernes –que tendrá en el escenario a los maestros Álvaro Manzano y Yury Sobolev- la OSNE interpretará obras de Dvorák, Tchaikovsky, Beethoven, Hidrobo y Ayzaga. Entre los solistas constan Luis Fernando Carrera (flauta) y Danny Gallegos (clarinete).

Noticias relacionadas