Sábado, 13 de abril de 2024
El Implacable VAR

Copa América en Ecuador: ¿oportunidad deportiva o puro marketing electoral?

Alejandro Ribadeneira Tobar

Alejandro Ribadeneira Tobar

Periodista, comunicador, escritor y docente. Comenta y escribe de fútbol desde hace 25 años.

Actualizada:

27 Feb 2024 - 5:57

En realidad, son las dos cosas. La postulación oficial de Ecuador para ser sede de la Copa América 2028 responde un poco al ámbito deportivo y un poco al terreno de la propaganda electoral. Quizás, hay más de esto último.

Lo interesante, en todo caso, está en el relato que se comienza a construir, inspirado en la onda pro-Bukele que recorre América Latina. Ese cuento va así: Ecuador, por su actual crisis de violencia interna, no está en condiciones de ser sede, hoy mismo, de la Copa América. Todos los esfuerzos se destinan a combatir la delincuencia y mejorar la economía.

Pero, si el Gobierno del presidente Daniel Noboa hace los deberes, en cuatro años sí sería posible contar con mejores condiciones financieras y de seguridad para el desarrollo del torneo. Así que, hinchas de mi país, ¡voten en masa por la reelección!

Bueno, decirlo así es muy fácil, pero poner en práctica el operativo para organizar la Copa América mientras se desarrolla la campaña electoral (estamos a un año de las elecciones) es otra cosa. Y lo primero que hará el Gobierno/candidato a la reelección es convencer a la gente de que es factible financiar esta aventura.

Ecuador tiene pocos estadios de nivel top. El escenario más emblemático, el Olímpico Atahualpa, necesita una remodelación, aunque sería mejor proceder a la demolición para levantar un estadio nuevo.

Pero también habrá que invertir en el resto de estadios del país, algunos más vetustos que Lada soviético. Y se deberá reforzar las estructuras logísticas y turísticas para albergar a delegaciones de 11 países. Noboa, en plena campaña, prometerá esos fondos.

Con seguridad, la dirigencia se pondrá de su lado. Con estadios puestos a punto, ya se podrá pedir a la FIFA la sede de Mundiales de categorías menores. Hay muchas posibilidades que se abren si estas inversiones se concretan.

Habrá que ver si esta narrativa se sostiene en el tiempo. Si el crimen organizado se mantiene erguido y combativo, y si la economía no mejora, será difícil vender la Copa América al votante.

Pero, si todo le resulta a Noboa de la misma manera que a Nayib Bukele le resultó en El Salvador, no solo que vendrá la Copa, sino también Miss Universo, el Rally Dakar, papa Francisco y hasta el Latin Grammy. A ver qué ocurre en estos meses.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
REGLAS para comentar 
Suscribir
Notificación de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos