Análisis Económico
Es cierto que el desempleo no crece pero tampoco sube el empleo adecuado
Pablo Samaniego

Pablo Samaniego

Licenciado en Sociología y Ciencias Políticas de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), tiene una maestría en Economía con especialización en Desarrollo y Política Económica de la Flacso (Ecuador), encabezó la Dirección de Investigaciones Económicas del Banco Central del Ecuador.

Actualizada:

17 Jul - 15:48

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) acaba de publicar los resultados de la Encuesta de Empleo, Desempleo y Subempleo correspondiente a junio de 2018.

Una hipótesis plausible, en tanto las autoridades mencionan constantemente a la situación de crisis del país, era que creciera el desempleo. Ello habría sido coherente con la desaceleración del crecimiento trimestral del PIB, fenómeno que se observa desde el tercer trimestre de 2017.

Sin embargo, las cifras de empleo publicadas no muestran cambios significativos, en términos estadísticos cuando se comparan las encuestas de junio de los dos últimos años.

Tampoco ha cambiado el porcentaje de población económicamente activa (PEA) en relación con la población en edad de trabajar, sugiriendo un extraño comportamiento del mercado de trabajo.

Al contrario del pesimismo de gobierno y la mayoría de analistas económicos, parecería estamos en un escenario en el que pese a la desaceleración económica, no se destruye empleo, pues la tasa de desempleo nacional apenas llega a 4,4% y la urbana a 5,6%.

Sin embargo, en el último año continuó el deterioro de las condiciones de empleo pues la mayor parte de la PEA migró hacia el subempleo u otro empleo no adecuado.

El 13,1% dejó el empleo adecuado, desempleo, subempleo y empleo no remunerado para engrosar el otro empleo no adecuado en 2019. La mayor parte de los nuevos desempleados de junio de 2019, en junio de 2018 tenían un empleo adecuado o eran subempleados.

Aunque la situación global aparece menos difícil de lo esperado, el panorama es distinto en cada una de las ciudades con representación estadística propia. Existe un un importante deterioro de las condiciones de empleo en Quito. Por su parte, Cuenca se sigue manteniendo como la plaza con mejores condiciones laborales, con casi el 70% de la PEA con empleo adecuado.

Guayaquil tuvo la tasa de desempleo más baja de estas cinco ciudades y pese a haber mejorado sustancialmente las condiciones de empleo, continúa exhibiendo la más alta proporción de empleo no adecuado con el 42% de la PEA.

Siempre conviene contrastar la información en la medida en que sea posible. En este caso, presentamos la respuesta de una muestra de empresas que mensualmente responden al Banco Central del Ecuador la Encuesta de Opinión Empresarial. Uno de los temas abordados en ella es en qué porcentaje se modificó la demanda de empleo. 

Los resultados, obtenidos para cuatro sectores (industria, construcción, comercio y servicios),  muestran una historia diferente a la expuesta con las encuestas de empleo. En efecto, según esta fuente, entre junio de 2018 y mayo de 2019, el empleo se habría contraído en 1,6%, siendo la construcción el sector con más peso en este desenlace.

Queda por ver qué sucederá en los próximos meses y cuál de las mediciones se confirma en este complejo 2019.

Noticias relacionadas