Economía y Desarrollo

La economía se reactiva lentamente y con mayores desigualdades

Andrés Mideros Mora

Andrés Mideros Mora

Doctor en economía, máster en Economía del Desarrollo y en Política Pública. Decano de la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Actualizada:

4 Ene 2022 - 19:00

El Banco Central del Ecuador (BCE) prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca en 2021 un 3,5%.

El componente que presenta mayor crecimiento, sumando al PIB, es el de consumo de los hogares (4,6%), mientras que las exportaciones netas (exportaciones menos importaciones) y el consumo de la administración pública caen 180,2% y 0,3%, respectivamente, restando en la contabilidad del PIB.

Para 2022, se proyecta un crecimiento del PIB de 2,5%, impulsado principalmente por el aumento de la inversión (Formación Bruta de Capital Fijo, FBKF) que se espera crezca 4,9%, y por un aumento moderado del consumo de los hogares (3,2%).

Mientras que las exportaciones netas y el consumo de la administración pública seguirán restando en el PIB al caer 12,1% y 0,8%, respectivamente.

Si bien se dan señales de reactivación económica, esta es lenta. Ecuador está por debajo de las tasas de crecimiento previstas por la CEPAL para América Latina, que se ubican en 5,9% y 2,9% para 2021 y 2022, respectivamente.

En cuanto a la estructura de la economía, los sectores de mayor crecimiento previsto en 2021 y 2022 son los de minas y canteras (40,0% y 5,3%), refinación de petróleo (22,7% y 8,2%), pesca y acuacultura (11,9% y 3,3%) y el procesamiento y conservación de productos acuáticos (12,9% y 2,9%), que representan, en su conjunto, apenas el 1,3% del empleo nacional.

Por su parte, el sector de agricultura y ganadería, que concentra el 27% del empleo, crece por debajo de 1,5% y la construcción, que representa 4,2% del empleo decrece 4,0% en 2021 y crecerá en 2,9% en 2022.

En un nivel intermedio están los sectores de comercio y reparación de vehículos, y de servicios de comida y alojamiento, que en su conjunto concentran el 13,2% del empleo total y el 23,6% del empleo en el sector informal.

Estos sectores presentan tasas de crecimiento de 3,1% y 7,9% en 2021 y del 2,1% y 2,8% para 2022, respectivamente.

La reactivación es desigual. Los sectores que generan menos empleo, al ser intensivos en capital crecen más rápidamente, ampliando la brecha de desigualdad en contra de las personas trabajadoras.

Si a esto le sumamos que los datos de empleo del INEC dan cuenta de que se mantienen los niveles de empleo en el sector informal de 2020, y que el empleo que se ha venido recuperando está lejos de alcanzar los niveles de 2019, y se concentra en hombres urbanos, estamos ante una estructura económica de mayor precariedad y exclusión.

Es indispensable analizar la desigualdad en la recuperación para tomar acciones que eviten que la ‘nueva realidad’ sea de mayor pobreza y vulnerabilidad, como está sucediendo hasta el momento.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas

Firmas

F.U.C.K., otra vez

Conozca la plataforma de catarsis para compartir y aprender de historias de fracasos. Unos 15.000 emprendedores han contado ya sus experiencias.

REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos