Economía y Desarrollo
¿Qué nos deja el Gobierno saliente y qué dicen los aspirantes al nuevo?
Andrés Mideros

Andrés Mideros

Doctor en economía, máster en Economía del Desarrollo y en Política Pública. Decano de la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Actualizada:

17 Nov 2020 - 19:01

El actual Gobierno de Ecuador es uno de los de menor aprobación en América Latina. Con una popularidad por debajo del 10%.

La semana pasada es una muestra condensada del porqué de estos niveles de rechazo, y un ejemplo claro del legado que deja el Gobierno saliente de Lenín Moreno: crisis institucional y abuso del poder.

El Presidente derogó el decreto ejecutivo que reducía su sueldo, el de la Vicepresidenta y el de los ministros de Estado, a la mitad.

En su momento se había dicho que así mostraban su compromiso y apoyo. Al parecer, su apoyo (que lo deciden por decreto) se terminó, mientras que a los trabajadores aún se les puede reducir la jornada y el salario hasta la mitad, aplicando la Ley que propuso el Gobierno y la Asamblea aprobó.

Se hicieron públicas fotos de la ministra de Gobierno cenando lujosamente junto al ministro de Producción, y una serie de personajes extranjeros; mientras se estima que la pobreza ha subido hasta el 29% de la población. Es decir, hay cerca de 5 millones de personas con un ingreso inferior a USD 2,80 diarios.

El movimiento CREO, de Guillermo Lasso, banquero-candidato a la Presidencia e interesado directo en lo que pase con el Banco del Pacífico, votó en contra de transparentar la información del proceso de venta que lleva el Gobierno de manera reservada.

El exministro de Finanzas fue designado como vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), recibiendo el apoyo y la felicitación del Presidente y el beneplácito del Procurador, quien ha dicho que el BID no es una institución financiera. Se viola la Constitución del país y se rompe el código de ética del Banco, ante el silencio de la Cancillería y de la Corte Constitucional.

La vicepresidenta se fue de viaje a Roma, a tener audiencia con el Papa. Viajó con su familia, señalando que no ha recibido fondos públicos para ello (difícil de creer, ya que si no fuera la vicepresidenta difícilmente hubiesen ido y es poco probable que vayan con audiencia programada).

Finalmente, el Presidente designó como asesor económico al exvicepresidente Alberto Dahik. Personaje político altamente cuestionado por su manejo económico de fondos reservados, que lo llevó a juicio político, y después a huir del país, pero además por ser impulsor de la desregularización del sistema financiero que ayudó a crear las condiciones para la crisis financiera de 1999.

Así el Gobierno saliente, mientras que los candidatos y la candidata a reemplazarlo están preocupados por darse a conocer: un buen hombro al que arrimarse, el mejor TikTok, una “biela el viernes hermano, y ya que chuchas”, presentar a la familia, o una foto en calzoncillo, mejor si es abrazando un oso de peluche, son las opciones más promocionadas.

¿Qué piensan de lo que está pasando? ¿Cómo lo van a cambiar? ¿Cuál es la alternativa ante un Gobierno del que 9 de cada 10 ecuatorianos/as lo único que espera es que se vaya? ¿Qué posición tienen ante el juicio político a la ministra de Gobierno, el uso de la fuerza pública, las denuncias de reparto de hospitales? ¿Qué piensan de las condicionalidades del acuerdo con el FMI? ¿Consideran que hay abusos de poder del Gobierno saliente, y qué harán ante ellos?

Es tiempo de conocer las posiciones políticas (concretas) de la y los candidatos, para saber quién es quién; y que así los electores podamos ver si hay algo nuevo, o es más de lo mismo y dan igual. Porque hay muchos candidatos y la situación del país exige respuestas.

Noticias relacionadas