Con Criterio Liberal

Ecuador y el índice de burocracia en América Latina

Luis Espinosa Goded

Luis Espinosa Goded

Luis Espinosa Goded es profesor de economía. De ideas liberales, con vocación por enseñar y conocer.

Actualizada:

24 Ene 2023 - 5:26

El Instituto Ecuatoriano de Economía Política de Ecuador ha elaborado el Indice de Burocracia para América Latina junto a la fundación Atlas Network.

Según los datos arrojados, las pequeñas empresas de Ecuador han de dedicar unas 395 horas al año para cumplir con los trámites burocráticos.

Esto supone 49 jornadas laborales. Unos dos meses de trabajo de un empleado que no producen nada para la empresa, sólo cumplir con el papeleo para el Estado, papeleo en su mayor parte inútil.

Es cierto que Ecuador aparece comparativamente bien parado, pues es el tercer mejor país de los 11 analizados.

Claro que está muy lejos de Brasil, que sólo requiere 180 horas al año, que es menos de la mitad de lo que se requiere en Ecuador.

Y también se halla muy lejos Venezuela, con 1.062 horas, o Argentina, con 900, los dos peores países. Los ejemplos que no hay que seguir.

Es digno de encomio el esfuerzo de Atlas Network por medir y comparar el costo de la burocracia para la economía.

Todos sufrimos los ineficientes y redundantes trámites ante la administración, que nos hacen perder nuestro valioso tiempo de las maneras más estúpidas posibles. Por ejemplo, con una revisión vehicular anual, cuando podría hacerse cada cinco años para los carros nuevos.

Claro que el costo lo pagamos los ciudadanos, no la administración pública. De hecho, ellos creen que están trabajando más cuántos más trámites burocráticos y papeles van acumulando.

Pero ese ‘trabajo’ es en gran parte improductivo y, por ello, empobrece a la economía.

El costo burocrático para las empresas puede significar la diferencia entre quebrar o seguir en el negocio.

Si cada pequeña empresa debe pagar dos meses de salario a un empleado que no le produce nada de lo que sus clientes desean, es un lastre que puede ser inasumible y siempre es costoso y empobrecedor.

Por eso, medir cuánto cuesta la burocracia en cada país es un paso importante para poder dimensionar y afrontar el problema. Así sea que esta medición es necesariamente aproximada y discutible en su metodología.

Ojalá tome nota el Gobierno -pretendidamente liberal- del Presidente Lasso y adopte medidas para hacer mucho más eficiente la burocracia, ahorrando horas de trabajo a las empresas privadas y, con ello, haciendo más productiva la economía de Ecuador.

Por ejemplo, para entrar a Ecuador en enero me hicieron rellenar un papel sobre mi situación con el Covid, un papel que después nadie me pidió.

Y aunque hubiese habido un funcionario recibiendo los papeles, ¿qué validez tienen con letras ilegibles y datos no comprobados? ¿En qué se supone que contribuye eso a evitar propagar el Covid?

Un ejemplo de entre miles de cómo la administración carga un costo sobre los ciudadanos en papeleo perfectamente inútil e innecesario, pues ellos creen que hacer muchos trámites, hacer como que hacen algo es hacer algo.

Sería relativamente sencillo empezar a simplificar la administración.

Se puede empezar preguntando a los propios ciudadanos y funcionarios que conocen bien el infierno burocrático qué se podría cambiar para simplificar los trámites.

Ecuador necesita tener esta conversación sobre lo que nos cuesta la burocracia de la administración, pues es desorbitada e inútil.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas

Firmas

“Viejo pero no ladrón”

A sus 87 años, Julio César Trujillo le respondió a la correísta Gabriela Rivadeneira que estaba orgulloso de ser “viejo pero no ladrón”.

REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos