El Chef de la Política
Lasso gana en las urnas, Pérez gana en las calles
Santiago Basabe

Santiago Basabe

Politólogo, docente-investigador de FLACSO Ecuador y analista político. Sus campos de interés son las relaciones entre política y justicia, el funcionamiento de las instituciones democráticas y la representación política de las mujeres en América Latina.

Actualizada:

14 Feb 2021 - 19:04

Dos resultados tienen las elecciones presidenciales de Ecuador. El primero coloca a Lasso como el candidato que, junto a Arauz, está ya en la segunda vuelta. El segundo sitúa a Pérez como el legítimo contendor del candidato de Rafael Correa.

Quienes defienden a Lasso ponen por delante los datos presentados por el CNE. Los que apoyan a Pérez sostienen que dichas cifras no guardan relación con la voluntad de los votantes y que, por tanto, se trata de un fraude.

Aunque muchos economistas y politólogos repiten hasta el cansancio que “dato mata relato”, en este caso y en muchos otros, la realidad les contradice. El CNE puede afirmar y reafirmar que Lasso ha quedado en segundo lugar y se pueden ofrecer muchos gráficos ‘sofisticados’ que dan cuenta de ello.

Sin embargo, lo que sucede en la realidad es que cada vez hay más gente que cree que dicha declaración es falaz. Ya no son solo los que votaron por Pérez quienes engrosan este grupo sino también los que apoyaron a Hervas y muchos de los que se identificaron con cualquiera de los restantes doce convidados de piedra.

En el relato de Pérez, el atropello a sus derechos lo confirman algunos casos anecdóticos, la no entrega de información por parte de las juntas receptoras del voto y también el conteo rápido de votos del CNE, que lo colocaba en segunda vuelta.

Frente a ello, la petición del candidato del movimiento indígena es simple: que se cuenten nuevamente los votos en seis provincias.

La pretensión tiene una carga jurídica, desde luego, pero es esencialmente política. Aquí el mensaje es claro: Lasso no puede pasar a segunda vuelta con menos de cuarenta mil votos de diferencia y en medio del escenario descrito.

Dicho de otra forma, si no se da una verificación voto a voto, no sólo que el resultado final de la elección presidencial estará viciado ante la ciudadanía sino que además la protesta social tomará impulso y con sobra de argumentos.

Sin embargo, si las razones de transparencia electoral y el derecho de la población a saber lo que pasó con su voto no son suficientes, en el plano puramente pragmático, Lasso debería ser el mayor interesado en que la petición de Pérez sea aceptada por el CNE. Aunque corre el riesgo de no pasar a segunda vuelta, al menos su retiro de la política será con decoro y el país lo reconocerá como tal.

En caso contrario, se acrecentarían sus posibilidades de capturar apoyos de Pachakutik e Izquierda Democrática y así eventualmente ganar la presidencia.

En el otro escenario, si Lasso no apoya frontalmente el requerimiento de Pérez, pasará a segunda vuelta con el aval del CNE, 20% de sus votos y muy pocas adhesiones más.

En dicho escenario, se incrementarían las probabilidades de que Arauz gane con un mayor margen de diferencia, legitimando más el gobierno de la Revolución Ciudadana.

En efecto, muchos electores molestos por el fantasma del fraude terminarán identificando a Lasso como el responsable de ese hecho y lo castigarán en las urnas.

Así, el voto ‘anti Correa’ que iría a favor de Lasso si este accede a la petición de Pérez y gana, podría convertirse en el voto ‘anti fraude’, dirigido a beneficiar a Arauz, si el candidato de CREO no muestra apertura al reconteo.

El voto ‘anti Correa’ que iría a favor de Lasso si este accede a la petición de Pérez y gana, podría convertirse en el voto ‘anti fraude’.

De lo que se conoce, el viernes pasado Pérez y Lasso se reunieron en el CNE a fin de viabilizar la petición de revisar los votos en las provincias impugnadas.

Ojalá ese encuentro sea fructífero pues ambos candidatos se beneficiarían en términos electorales y el país en su conjunto podría ganar en el plano de la tranquilidad y la confianza en el resultado de la segunda vuelta electoral.

Si dicho acuerdo inicial no llega a buen puerto, la gran ganadora del enfrentamiento será la candidatura de Arauz, a la que tanto Lasso como Pérez dicen oponerse.

La gran ganadora de un enfrentamiento será la candidatura de Arauz.

***

Si se abren las urnas y Pérez pasa a segunda vuelta, podría seriamente disputarle la Presidencia a Arauz pues contaría con el voto de una porción de los electores de Lasso y buena parte de los que apostaron por Hervas.

Si en ese escenario se ratifica la victoria de Lasso, las trabas naturales que ahora tiene para ganar a Arauz se reducirían en alguna medida pues parte del voto de Pérez y, mayoritariamente, el de Hervas irían a su favor.

Si nada de esto ocurre, Lasso tendrá muchísimas dificultades, más que antes de la primera vuelta, para derrotar al candidato de Rafael Correa.

En resumen, el bien del país y de la democracia obligan a proceder como lo solicita Pérez. Si el CNE tiene que invertir más recursos económicos y de tiempo pues tendrá que hacerlo. Esa es su función.

El que nada debe, nada teme, dice el refrán.

Comentarios
Noticias relacionadas

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos