Leyenda Urbana

Ya hay nombres para las Alcaldías de Quito, Guayaquil y Cuenca. La gente piensa en las urnas

Thalía Flores y Flores

Thalía Flores y Flores

Periodista; becaria de la Fondation Journalistes en Europa. Ha sido corresponsal, Editora Política, Editora General y Subdirectora de Información del Diario HOY. Conduce el programa de radio “Descifrando con Thalía Flores” y es corresponsal del Diario ABC de España.

Actualizada:

13 Dic 2021 - 19:03

El anuncio de la construcción de una piscina de olas, en el Batallón del Suburbio, hecha la semana anterior por la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, inundó el escenario de la política local y mostró a su ex rival de campaña, y ex prefecto de Guayas, Jimmy Jairala, ansioso por reflotar en medio de un todavía difuso panorama electoral, con miras a 2023.

Jairala usó su espacio radial para criticar la obra y señalar que hay problemas urgentes por resolver, como la titularización de los predios de Socio Vivienda, los cortes de agua, los baches y otros asuntos.

En su contrarréplica, la alcaldesa Viteri se fue con todo: “Usted sí tiene derecho a nadar en piscinas, ir a clubes y a viajar a lugares exóticos, andar en yates y a tener caballos de costos millonarios, pero cree que una piscina para la gente que menos tiene no se puede hacer”, le espetó.

“Usted sí tiene derecho a nadar en piscinas, ir a clubes y a viajar a lugares exóticos, a andar en yates, pero cree que una piscina para la gente que menos tiene no se puede hacer”.

Cynthia Viteri a Jimmy Jairala.

Si estos son los prolegómenos de la campaña por la Alcaldía de Guayaquil, no es difícil imaginar lo que vendrá.

A más de año y medio de las elecciones seccionales, el abordaje de la política tiene mayor calado, y los nombres para terciar por las alcaldías empiezan a surgir.

Claro que Jairala ha repetido estar apartado de la política, pero su propio partido, Centro Democrático, dice quererlo como candidato a la Alcaldía.

Guayaquil se perfila como la ciudad por la que diversos sectores darán batalla; han convertido a su Alcaldía en objeto del deseo.

A pesar de que muchos aseguran que la meta del exvicepresidente Otto Sonnenholzner es Carondelet, algunos consideran que, en 2023, buscaría el sillón de Olmedo.

De Pedro Pablo Duart, exgobernador de Guayas, y exdirector de Acción Social del Municipio, en la alcaldía de Jaime Nebot, nadie duda que quiere ser candidato.

Duart no para de recorrer barrios y parroquias, con la excusa de que es su trabajo en la Fundación Progresa. 

Quiénes están obsesionados por Guayaquil son los correístas; aseguran que trabajarán con toda su fuerza. Lo que resulta inverosímil son los nombres de dos actuales asambleístas que pretenderían los representen como candidatos.

Quiénes están obsesionados por Guayaquil son los correístas.

Ahora que tiene su propio movimiento, Revolución Ciudadana, el correísmo estaría por escoger entre Ronny Aleaga y Sofía Espín. ¡Qué les parece!

El gran misterio, hasta hoy, es qué hará el PSC que, durante más de 22 años ha dirigido la Alcaldía de Guayaquil.

Algunos creen que podrían ir por la reelección de Cynthia Viteri, aunque otros aseguran que buscarán una figura diferente.

En esas circunstancias, el nombre de la prefecta de Guayas, Susana González, asoma en primera línea. Pero sus cercanos afirman que ella quiere buscar la reelección.

Así, todo está por verse; ya que, hasta Nebot –especulan algunos- podría volver al ruedo, desde la Prefectura.

Y ¿a quién pondrá Creo, el movimiento del Presidente Lasso? Hasta hoy, es un misterio; pero, fijo, tendrá candidato.

En Quito, mientras tanto, la ciudad parece atravesar una suerte de shock postraumático, luego de tener dos años a Jorge Yunda al frente del Municipio.

Con perplejidad, se toma conciencia del tiempo desperdiciado y, mientras se apuesta por algo de estabilidad, con un alcalde de transición, se piensa en 2023, como ocasión para reivindicar a la ciudad.

En el círculo rojo, donde nunca se deja de hablar de política, se mencionan como potenciales candidatos, por Creo, a la concejala Luz Elena Coloma, y al excandidato a la Alcaldía, y embajador itinerante, Juan Carlos Holguín.

En el correísmo, hasta hoy, el único nombre probable es el de la concejala Luisa Maldonado, quien sorprendió con su alta cifra de apoyo, en la elección pasada. Pero, en política, nada está escrito en piedra.

La Izquierda Democrática (ID), igualmente, se alista para volver a la Alcaldía de Quito; no sería con Xavier Hervas, quien se reserva para las Presidenciales.

Desde fuera de los partidos, Wilson Merino, un hiperactivo en redes, parece decidido a correr por la Alcaldía de la capital.

Iría en representación del movimiento ‘Imparables’, que aspira ser reconocido por el Consejo Nacional Eelectoral (CNE), para lo cual, el 14 de diciembre, entregarán las firmas respectivas.

Junto a él participa su hermana Sofía quien, en las pasadas elecciones, hizo binomio con Isidro Romero.

Al alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, quien ganó auspiciado por Democracia Sí, de Gustavo Larrea, y Ecuatoriano Unido, del hermano del expresidente Moreno, las cifras le son esquivas, pero el poder es poder.

Es fijo que Igualdad, del ministro Marcelo Cabrera, pondrá candidato, y no pocos afirman que Esteban Bernal, ministro de Inclusión Social, iría por Creo.

La ID optaría por el concejal Christian Zamora, recién afilado; mientras que el coronel Mario Castro busca casillero, y Unidad Popular selecciona un nombre.

El campeón Olímpico Jefferson Pérez quien, en 2019, tuvo gran votación, pero no alcanzó, correrá para llegar a la meta en 2023.

La campaña se anima, pero no deja de asombrar que no haya un solo alcalde o alcaldesa referidos como ejemplo.

Una ciudad es fuente de estímulos incesantes, dirigirla debe ser apasionante.

Quienes buscan terciar en 2023 deben hacerlo por convicción para que, cuando lleguen, puedan liderar a sus ciudades con una gestión cercana al pueblo que los eligió. Trasparente como el agua. Y sin hacer olas.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas

Firmas

Usted y yo no somos iguales

Si usted cree que toda restricción es discriminación es porque vive con los ojos cerrados o porque no entiende lo que significa la discriminación.

REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos