Economía y Desarrollo
ODS en Ecuador: ¿Cómo vamos?
Andrés Mideros

Andrés Mideros

Doctor en economía, máster en Economía del Desarrollo y en Política Pública. Decano de la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Actualizada:

8 Ene - 19:00

La Agenda 2030 aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015, estableció los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), como un compromiso de alcance mundial y un deber de los Estados para con sus ciudadanos.

Este 2020 se cumplen los primeros cinco años del acuerdo, y marcan un primer hito hacia el logro de las metas previstas para el año 2030.

Los ODS buscan “poner fin a la pobreza y el hambre en todas sus formas y dimensiones, y a velar por que todos los seres humanos puedan realizar su potencial con dignidad e igualdad y en un medio ambiente saludable”.

En Ecuador, el cumplimiento de los ODS se enmarca en las metas del Plan Nacional de Desarrollo ‘Toda Una Vida’ 2017-2021 (PND). De manera específica, el primer objetivo del PND establece: “garantizar una vida digna con iguales oportunidades para todas las personas”, e incluye una serie de metas relacionadas con los ODS.

De los 11 indicadores identificados, que miden el cumplimiento de los ODS, ocho (73%) presentan riesgos de incumplimiento.

Entre estos destacan las metas de erradicación de la pobreza, trabajo infantil y desnutrición crónica infantil, en los que no se evidencia ningún avance e incluso, según la última información del INEC, existen retrocesos.

Es urgente regresar a los grandes objetivos nacionales y aunar esfuerzos públicos, privados y comunitarios para impulsar el desarrollo, y mejorar la calidad de vida y las capacidades de todos los ecuatorianos, especialmente de quienes más lo necesitan.

Es indispensable crear espacios amplios y plurales de encuentro y construcción de propuestas. Ahí la academia tiene un rol fundamental.

Noticias relacionadas

Firmas

Philosofae Naturalis, Principia chuchae

Guillermo Lasso compartió un video diciendo “ya qué chucha”. Antes de entrar al análisis político, veamos el trasfondo de la terminología escogida.