Firmas
Planificando para 2022 en un escenario de recuperación económica lenta
José Xavier Orellana Giler

José Xavier Orellana Giler

Graduado de la Escuela de Negocios Darden de la Universidad de Virginia, socio de la firma ecuatoriana de análisis y consultoría Ahead Partners.

Actualizada:

13 Oct 2021 - 19:00

Desde principios de año sabíamos que después de la caída de la economía como producto de la pandemia en 2020, y que fue más grave que la ocurrida durante la crisis bancaria, se venían años difíciles de recuperación para Ecuador. 

El problema es que la tan esperada recuperación tomará muchos años; aunque las estimaciones varían, los analistas económicos coinciden en que será un periodo superior al de los cuatro años de los de una sola administración presidencial.

Conocíamos que aún con un exitoso programa de vacunación contra el Covid-19 este sería solo el primer paso hacia la recuperación económica.  

Y recordemos que, como lo señala el artículo de Bloomberg News titulado ‘Here’s what the next six months of the pandemic will bring’ que siempre existe el riesgo que aparezca una variante del virus resistente a las vacunas.

Tampoco hay que olvidar que el virus sigue provocando contagios alrededor del mundo, dada la diferencia en porcentajes de personas vacunadas entre distintos países, como es el caso de Rusia.

Hace algunos años en una clase de posgrado sobre problemas económicos los estudiantes prepararon proyectos de investigación, entre ellos estaban el problema de la drogadicción en los colegios, programas de recuperación de jóvenes drogadictos en Durán.

Así como la necesidad de permitir el porte de armas en zonas rurales, el incremento de la violencia de género en el país, entre otros. 

Algunos de estos temas son cotidianos ahora, pero ya habían sido identificados hace años.

La popularización de la cultura del crimen tampoco es nueva. Quizá ahora sea demasiado evidente. 

Hace poco decidí tomar un día libre entre semana y me pareció increíble ver como la programación de televisión local está saturada de violencia, desde crónica roja hasta narco-telenovelas. 

Me decía un familiar que el número de homicidios en Guayaquil está alcanzando niveles como los de Culiacán en el estado de Sinaloa, México.     

Y esto ya se sabía entre los candidatos a las distintas dignidades políticas y otros tomadores de decisiones a principios de 2021. 

La sociedad ecuatoriana está en estado de negación frente a hechos que son conocidos por todos, pero que no pueden ser normalizados, es casi como si viviéramos atrapados en un constante estado de duelo. 

BIZBROKER

En esta época del año, el Estado y las empresas están inmersos en sus procesos de planificación con miras a 2022, para los cuales son clave ciertos elementos, entre ellos:      

El alza de precios de ciertos bienes básicos desde principios de año afectará a diversos sectores de la economía ecuatoriana:

El precio del gas natural escaló 41%, el del petróleo WTI se elevó en 101%, la gasolina (precio internacional) creció 93%, el del café se disparó en un 79%, el del algodón en 65%, el aluminio subió 64%, el azúcar se encareció en un 46%, el cobre avanzó 42%, el maíz también subió en un 42%, el precio del trigo es 27% más alto y el de la soja subió en un 22%.

También el dólar se ha fortalecido frente a muchas monedas desde principios de 2021, especialmente, en Chile, Argentina, Colombia, Perú y la Unión Europea. 

Esto último tiene su efecto en las exportaciones y en las importaciones ecuatorianas. Además, realza la necesidad de reducir los costos de producción locales.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores pero no la posición del medio.

Comentarios
Noticias relacionadas
¡Jesús, qué precios!

Firmas

¡Jesús, qué precios!

Vuelvo al Quito pospandemia para encontrar en la alta cocina -que a menudo es más bien mediana- la sorpresa de unos precios más disparados que antes.

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos