Firmas
Las mujeres son la clave para la recuperación
José Xavier Orellana Giler

José Xavier Orellana Giler

Graduado de la Escuela de Negocios Darden de la Universidad de Virginia, socio de la firma ecuatoriana de análisis y consultoría Ahead Partners.

Actualizada:

22 Sep 2021 - 19:00

El reporte titulado ‘From Insights to Action: Gender Equality in the wake of COVID-19’ muestra que en el mundo el total de mujeres y niñas en extrema pobreza (definida como que ganan USD 1,9 por día o menos) es de 435 millones.

Otro estudio comisionado por el programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y ONU Mujeres (UN Women) encuentra que para 2021, por cada 100 hombres entre las edades de 25 y 34 años viviendo en extrema pobreza, hay 119 mujeres. 

Una brecha que se espera se incremente a 121 mujeres por cada 100 hombres para 2030. 

En Ecuador, el promedio de edad de la población es de alrededor de 27 años; por lo que, extrapolando esas cifras cabe esperar resultados similares entre las mujeres adultas jóvenes.

Adicionalmente, en economías como la ecuatoriana que pasaron por un estricto distanciamiento social, los emprendimientos propiedad de mujeres fueron un 10% más susceptibles a cerrar en parte por ser empresas más pequeñas, en promedio, con menos de cinco empleados. 

A escala mundial antes de que comenzara la pandemia de Covid-19, una de cada tres mujeres sufría de violencia física o sexual, en su mayoría, por parte de su pareja. Pero durante la pandemia se incrementó la violencia de género como indica el artículo de ONU Mujeres ‘La pandemia en la sombra: violencia contra las mujeres durante el confinamiento’.

Es innegable que el género es un factor en casi todas las áreas de desarrollo, desde los resultados económicos hasta la sanidad pública.  

Como señala la directora ejecutiva de Mujeres de las Naciones Unidas, Phumzile Mlambo-Ngcuka: “Sabemos que las mujeres aceptan la mayor responsabilidad por el cuidado de la familia; ellas ganan menos, ahorran menos y tienen trabajos mucho menos seguros”.

Además, como lo hizo notar en marzo el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres: “las mujeres necesitan estar al frente de la recuperación de la pandemia si consideramos la economía, eficiencia, efectividad, y resiliencia social”.

Por todo lo anterior, no hay duda que la pandemia de Covid-19 y el daño a la economía han impuesto costos desproporcionados a mujeres y niñas. Por lo que son necesarios esfuerzos de los sectores públicos, privados y de las oenegés para este segmento de la población. 

En el blog del Banco Mundial escrito por Melinda Gates y David Malpass titulado ‘After the Pandemic, put women first’ se sugieren cuatro políticas públicas que ayudarían a alcanzar esta meta.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores pero no la posición del medio.

Comentarios
Noticias relacionadas

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos