Firmas

El viaje a China y los límites de una renegociación petrolera

José Xavier Orellana Giler

José Xavier Orellana Giler

Graduado de la Escuela de Negocios Darden de la Universidad de Virginia, socio de la firma ecuatoriana de estrategia y finanzas corporativas Ahead Partners y exasesor McKinsey.

Actualizada:

2 Feb 2022 - 19:00

La petrolera estatal ecuatoriana Petroecuador puede ganar hasta USD 610 millones renegociando contratos con China, para ello su gerente recomendaría:

  • Ajustar la actual fórmula para calcular el precio de venta del petróleo ecuatoriano.
  • Reformar la cláusula que establece que el destino del petróleo ecuatoriano es libre.

Como todo, aún y siendo asuntos meramente técnicos, la voluntad política de que sea tratado este tema por los Presidentes de Ecuador y de China es muy importante, ya que brinda la posibilidad de negociar.

Y en esto, sin duda, la geopolítica, un potencial acuerdo comercial, posibles inversiones en petróleo y minería, entre otros factores, juegan un rol importante.

Estimo que es casi imposible renegociar la cláusula de destino por la cual el crudo ecuatoriano de estas preventas a China se vende en la región, compitiendo y reduciendo el precio de potenciales ventas de PetroEcuador. 

Enfocándonos en la fórmula para el precio del remanente de los contratos petroleros por entregar, de 155 millones de barriles hasta el 2024:

  1. El gobierno anterior renegoció detalles cuando el índice ASCI de Argus, basado en la producción mexicana off-shore en el Golfo de México, dejó de publicarse. Nunca entendí por qué no se usó como índice el precio del West Texas Intermediate (WTI) directamente.
  2. Los contratos de pago anticipado o preventa son uno de los muchos instrumentos de liquidez que pudieron considerarse. Este modelo de contrato es complejo, dado que cuatro instituciones deben firmarlo.
  3. Nuestro crudo tiene un bajo grado API y casi siempre un precio menor (castigo) versus el precio del WTI. 

Este castigo o descuento es volátil; sin embargo, hace años anoté en Quito que Estados Unidos al no comprar crudo a Venezuela (similar al nuestro), y siendo sus refinerías en el Golfo de México optimizadas para este tipo de crudo, provocaría que el castigo del petróleo ecuatoriano se redujera.

Actualmente, no es buen negocio para Ecuador mantener la fórmula de cálculo del crudo porque nos limita los ingresos. 

Parte de la solución sería una mayor ponderación de los diferenciales del crudo vendido en el mercado abierto o spot, lo que nos permitiría ajustar la fórmula de precios a la coyuntura. 

Para esto, se deben realizar sistemática y periódicamente más ventas de petróleo en el mercado spot, con concursos abiertos. 

Esto implica aplazar parte de las entregas ya comprometidas en contratos de largo plazo con firmas asiáticas, para liberar más petróleo para venderlo en el mercado spot.

Basta con ver los resultados de las ventas spot a Shell, Tesoro y otras firmas: en 2021 hubo una mejora del margen de USD 3,61 por barril, bajo circunstancias no tan favorables como ahora, cuando la demanda global de derivados del petróleo (diésel, gasolina, kerosene) retorna a niveles prepandemia. 

Mientras tanto, el precio del WTI en 2022 puede que toque la barrera de los USD 90 por barril.

Pero, hay otros detalles que se pueden negociar:

4. Se dirá que técnicamente, las empresas y bancos involucrados compraron una cobertura, pero con un premio muy caro para Ecuador. Se debió usar los mercados de derivados financieros.

5. Petrochina, Unipec, (y PetroTailandia), junto con el gobierno Chino, pueden argumentar que son contratos firmados y que se deben respetar.

Finalmente, existe la posibilidad de recomprar lo restante de algunos contratos petroleros si las condiciones financieras y de producción así lo permiten.

BIZBROKER

¡Feliz año lunar del Tigre!

Desde 1978 China se transformó en uno de los líderes globales. Su economía representa alrededor de 25% de la producción mundial de bienes manufacturados y es 200 veces mayor que la de Ecuador.

Quizás sea en los créditos de financiamiento de proyectos (project financing) que son más de USD 4.000 millones donde sería más fácil reperfilar la deuda –alargar plazos y bajar las tasas-.   

No se debe menospreciar el incentivo de un acuerdo comercial que beneficiaría a las exportaciones de camarón, banano, y pitahaya, la inversión en licitaciones petroleras y mineras, etcétera.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas
REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos