Domingo, 26 de mayo de 2024
u

Municipio rescató animales en el Golfo de Guayaquil tras desplazamiento de familias

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Abr 2024 - 10:13

Operativo conjunto entre autoridades y organizaciones busca salvaguardar especies endémicas, luego de que mascotas abandonadas se convirtieran en cazadoras en Puerto Arturo, una isla abandonada por sus pobladores debido a la inseguridad.

El Municipio informó del rescate de tres perros y un gato en Puerto Arturo, comunidad abandonada en el Golfo de Guayaquil.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

20 Abr 2024 - 10:13

El Municipio informó del rescate de tres perros y un gato en Puerto Arturo, comunidad abandonada en el Golfo de Guayaquil. - Foto: Municipio de Guayaquil

Operativo conjunto entre autoridades y organizaciones busca salvaguardar especies endémicas, luego de que mascotas abandonadas se convirtieran en cazadoras en Puerto Arturo, una isla abandonada por sus pobladores debido a la inseguridad.

En una operación coordinada entre la Dirección de Bienestar Animal del Municipio de Guayaquil, Wildaid y la Capitanía del Puerto de Guayaquil, se logró rescatar tres perros y un gato en la comuna de Puerto Arturo, en el Golfo de Guayaquil

Los animales resultaron abandonados por parte de los residentes, quienes se vieron obligados a dejar sus hogares debido a la creciente inseguridad en la zona.

Las 17 familias de la comunidad de cangrejeros (unos 60 habitantes) huyeron del sitio tras amenazas y un violento asalto, hace un mes.

Puerto Arturo, ubicado en la parroquia rural de Puná, forma parte de una vasta extensión de manglar, un ecosistema de gran importancia y sensibilidad donde habitan numerosas especies protegidas. La comunidad está a una hora y media en lancha de Guayaquil.

Los animales domésticos abandonados representan un riesgo pues se convierten en especies invasoras y depredadoras que amenazan la biodiversidad del entorno, informó el Municipio en un comunicado.

Cuando los perros son abandonados comienzan a tener comportamientos asilvestrados, se comienzan a unir en manadas y empiezan a cazar convirtiéndose en un peligro para los animales endémicos de los manglares, de acuerdo a la entidad.

Los animales fueron trasladados al Centro de Bienestar Animal en Guayaquil para recibir atención veterinaria especializada y ser puestos en cuarentena hasta su recuperación. Las organizaciones esperan realizar otras intervenciones en la zona.