Viernes, 12 de abril de 2024

¿Por qué Hamás decidió atacar a Israel en este momento?

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

8 Oct 2023 - 17:39

Estas son las razones que explican por qué el grupo Hamás realizó un ataque sin precedentes en contra de Israel.

Fuerzas de seguridad de Israel patrullan Sderot, en la frontera con Gaza.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

8 Oct 2023 - 17:39

Fuerzas de seguridad de Israel patrullan Sderot, en la frontera con Gaza. - Foto: EFE

Estas son las razones que explican por qué el grupo Hamás realizó un ataque sin precedentes en contra de Israel.

La historia de los enfrentamientos de Israel con las diferentes facciones palestinas nunca han sido tan graves como la desatada este 7 de octubre, cuando Hamás atacó masivamente posiciones israelíes y, prácticamente, desató una guerra.

Hasta entonces, los enfrentamientos siempre fueron más parecidos a las escaramuzas de las guerrillas: los palestinos realizaban un ataque o un acto terrorista, e Israel respondía con contundencia.

Pero ahora es diferente, pues es la primera vez desde 1948, cuando se creó el estado de Israel, que una milicia palestina realiza una acción militar de esta envergadura, que incluyó lanzar más de 2.000 misiles y realizar secuestros de civiles.

¿Por qué Hamás, el grupo militar y terroristas que controla la Franja de Gaza desde 2006 decidió que éste era el momento de realizar un ataque de esta magnitud? Lo explicamos.

La inteligencia falló

Es obvio que una operación como la que desplegó Hamás requiere de planificación. Los milicianos estaban listos y coordinados. Pero nunca se habrían atrevido a materializar sus planes de no haber percibido falencias en la inteligencia de Israel.

Al notar que el enemigo estaba descuidado, al punto que un festival de música se realizaba en la frontera entre Gaza e Israel, sin mayor vigilancia, los mandos de Hamás habrían decidido atacar. Era el momento de infligir un daño significativo.

Israel se reconcilia con Arabia Saudita

Los líderes de Hamás han estado en alerta desde que Israel y Arabia Saudita comenzaron un deshielo con el objetivo de sostener relaciones diplomáticas. Y eso implica que, en algún momento, el rey de Arabia Saudita acepte el derecho de Israel a existir.

Para Hamás, esto representa un golpe tremendo, pues los sauditas financian al grupo, que oficialmente profesa la misma fe dentro del Islam. Es verdad que Irán (rival de Arabia Saudita) también financia a Hamás, pero romper el vínculo con los hachemitas sería mortal para la organización.

Arabia Saudita es el país árabe más influyente, como ha quedado claro en las últimas cumbres de la Liga Árabe e incluso en el fútbol internacional, que comienza a ser usado por los hachemitas para su propaganda, con la complicidad de la Fifa.

Si Arabia Saudita reconociera la existencia de Israel, la idea de crear un estado palestino fundamentalista perdería peso y Hamás debería disolverse.

Un bloqueo severo

Otra razón que explica el ataque es el implacable bloqueo que Israel aplica a Gaza desde 2006, cuando Hamás ganó las elecciones y se quedó a cargo de la administración.

Como Hamás se ha negado a ceder la administración mediante elecciones limpias, Israel aplica el bloqueo, el cual ha causado pobreza en Gaza, donde los índices de desarrollo humano son bajos.

Los sucesivos líderes de Israel se han negado a reactivar negociaciones en estos 15 años, y menos el gobierno actual, decidido a no realizar concesiones a los palestinos.

Expansión de asentamientos

Otra razón es la expansión de los asentamientos de colonos judíos en Cisjordania, una política que ha encrespado a los palestinos, cada vez más arrinconados. Esto causa hechos de violencia, temor y tensión.

Los enfrentamientos con los colonos han ido escalando, lo cual ha generado malestar y presión en contra de Hamás, incapaz de lograr que los líderes de Israel se sienten a hablar con la organización terrorista.

La crisis interna de Israel

Finalmente, el Gobierno de Israel no ha tenido una temporada de paz interna. Decenas de miles de personas salen todos los sábados a las calles para protestar contra la reforma judicial impulsada por el gobierno de Benjamín Netanyahu, en un pulso que ha durado 40 semanas.

Los manifestantes salen para defender su visión de un Israel laico y liberal, frente a la presión de grupos religiosos que ahora integran el Gobierno, lo cual ha creado división social.

Hamás ha percibido que la autoridad de Netanyahu está socavada y que es un momento irrepetible para presionarlo militarmente.