Sábado, 13 de abril de 2024

Trump se reúne con Milei y otras figuras de la 'derecha extrema'

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

24 Feb 2024 - 18:27

La cita ocurrió en Estados Unidos, durante la cumbre conservadora de ese país. Trump se presenta como un "orgulloso disidente político".

Donald Trump saluda con Javier Milei en Maryland.

Autor: EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

24 Feb 2024 - 18:27

Donald Trump saluda con Javier Milei en Maryland. - Foto: Captura

La cita ocurrió en Estados Unidos, durante la cumbre conservadora de ese país. Trump se presenta como un "orgulloso disidente político".

El expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) se presentó este sábado 24 de febrero como un "orgulloso disidente político" en la convención anual conservadora estadounidense CPAC. Lo hizo en un discurso presenciado por líderes de la 'extrema derecha' como el presidente argentino, Javier Milei.

"Hoy estoy ante ustedes no solo como su pasado y, ojalá, futuro presidente, sino también como un orgulloso disidente político. Soy un disidente", dijo sin titubear el exmandatario republicano.

Desde la muerte hace una semana del disidente político ruso Alexéi Navalni en la prisión en la que se encontraba recluido (muerte de la que el Gobierno estadounidense responsabiliza a Vladímir Putin), Trump se ha dedicado a compararse con él.

Mientras que Navalni cumplía condena por sus críticas a Putin, Trump está imputado de 91 cargos y tendrá que afrontar cuatro juicios civiles por delitos como el soborno, el intento de invalidar unas elecciones o la retención ilegal de documentos clasificados.

Trump participó este sábado en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, en inglés) que concluye hoy e inició el pasado miércoles, en la que han participado figuras de la extrema derecha nacional e internacional.

Entre ellos el presidente de El Salvador, Nayib Bukele; el presidente argentino Milei; el presidente del partido español de extrema derecha VOX, Santiago Abascal, o el hijo del expresidente brasileño Jair Bolsonaro, Eduardo Bolsonaro.

Los tres últimos estuvieron este sábado presentes en la intervención de Trump, uno de los más esperados por decenas de asistentes al gran congreso de la extrema derecha estadounidense, que este año sirvió para posicionar a Trump como el único candidato Republicano para las próximas elecciones presidenciales.

En su discurso Trump hizo un repaso a sus temas favoritos, entre ellos la inmigración, y volvió a prometer que, cuando vuelva a la Casa Blanca, no solo construirá su famoso muro -que no construyó cuando fue presidente- sino que llevará a cabo "la deportación más grande de la historia", sacando de Estados Unidos a 18 millones de personas.

Aunque Trump se sabe favorito y los números le dan la razón, todavía faltan cinco meses para la convención republicana en la que se elegirá formalmente al candidato. Después de participar en la CPAC, Trump viajará a Carolina del Sur, donde este sábado se celebran elecciones dentro del proceso de primarias.

Milei, arropado por Trump

Por su lado, Milei ofreció este mismo sábado una ponencia sobre los peligros del socialismo en la misma convención anual de la derecha estadounidense.

Milei y Trumpo se encontraron detrás del escenario minutos antes de que el estadounidense interviniera en el evento. Se estrecharon la mano, se abrazaron, mantuvieron una charla informal y se tomaron fotografías.

"Make Agentina great again!", le gritó efusivamente Trump a Milei, aludiendo a su famoso grito de campaña "Make América Great Again!", a lo que Milei respondió con su popular grito "¡Viva la libertad, carajo!".

Al grito de "soy un león" y "viva la libertad" Milei subió al escenario del evento y ofreció un denso análisis sobre los impactos negativos en el crecimiento de un país que tiene la intervención gubernamental.

"Una buena definición de qué es el mercado es un proceso de cooperación social donde se intercambian derechos de propiedad voluntariamente (...) cuando definimos bien mercado, todas las definiciones de intervención se derrumban", afirmó, en un tono didáctico y monótono que dejó frío al público asistente.

Solo se calentaron en sus palabras finales, en las que animó a los asistentes a no dejar avanzar al socialismo. "No avalen la regulación. No avalen la idea de los fallos de mercado; no permitan el avance de la agenda asesina y no se dejen llevar por los cantos de sirena de la justicia social", dijo.

Milei viajó a Estados Unidos horas después de encontrarse en Buenos Aires con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ante quien defendió su idea de que Argentina "ha decidido volver al lado de Occidente, al lado del progreso", como apuntó a la prensa.