Hace 30 años, Andrés Gómez se coronó campeón en Roland Garros

Jugada

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

10 Jun - 0:05

Andre Agassi felicita a Andrés Gómez, después de que el ecuatoriano se coronara campeón de Roland Garros, el 10 de junio de 1990, en París. - Foto: ATP Tour

Hace 30 años, Andrés Gómez se coronó campeón en Roland Garros

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

10 Jun - 0:05

El ‘zurdo de oro’ es el único tenista ecuatoriano en ganar un Grand Slam. Ocurrió el 10 de junio de 1990, en París, después de vencer al estadounidense Andre Angassi en la final.

Los últimos 15 días han tenido a los fanáticos del tenis pendientes de la cuenta de Twitter de Andrés Gómez. Día a día, el guayaquileño ha ido contando cómo vivió el Roland Garros de 1990.

Gómez no había jugado nunca una final de Grand Slam, pero esos 15 días en país fueron especiales desde el inicio.

El tenista ecuatoriano había cambiado de entrenador pocos meses antes de Roland Garros. Con el chileno ‘Pato’ Rodríguez recuperó su nivel y eso le ayudó para regresar al top ten del ranking ATP. Así, llegó como el séptimo preclasificado al torneo francés.

A sus 30 años, Gómez sentía que su carrera empezaba su recta final y necesitaba un gran título para coronar un recorrido muy importante en el circuito.

El guayaquileño aterrizó en París con su esposa Anna María y con su hijo Juan Andrés. “Para esa gira por Europa, que empezó en Estoril, no pudimos conseguir una persona que nos ayude con los cuidados de mi hijo. Y así decidimos viajar. Yo tenía una maleta, mi esposa, dos. Y el resto eran de mi hijo, llenas de juguetes y hasta un triciclo porque había que ingeniárselas para entretenerlo”, contó Gómez hace poco en ATPtour.com.

Así, el ecuatoriano se las fue ingeniando para llevar su vida familiar y profesional en París, con la Torre Eiffel y los Campos Elíseos como testigos de su hazaña.

El sorteo y el cuadro le beneficiaron al ecuatoriano. En primera ronda venció al español Fernando Luna. En segunda ronda se impuso ante el uruguayo Marcelo Filippini y en tercera ronda superó al ruso Alexander Volkov. Gómez solo perdió un set en tres partidos. Jugó lunes, miércoles y viernes.

En octavos de final debía enfrentar al sueco Magnus Gustafsson, pero el partido no se jugó por lesión del rival. Así, el ‘zuro de oro’ llegó a cuartos de final con cinco días de descanso y así venció al francés Terry Champion, en tres sets.

En las semifinales, Andrés Gómez se midió a un viejo conocido, el austriaco Thomas Muster, quien era el máximo favorito y que había vencido al guayaquileño semanas atrás en Roma. El ecuatoriano no tuvo piedad y también lo despachó en tres sets.

El 10 de junio de 1990 llegó el gran día en París. El ecuatoriano Andrés Gómez, de 30 años y el estadounidense Andre Agassi, de 20, jugaban su primera final de Grand Slam.

El guayaquileño aprovechó su zurda para imponerse a un tenista que tendría una importante trayectoria como profesional, pero que en ese entonces todavía era una promesa.

Cuando Gómez ganó el partido y se coronó campeón, se acercó a la red a felicitar a Agassi y le dijo: “Tranquilo que tú tienes tiempo para ganar el tuyo, pero esta era tal vez mi última oportunidad“.

Y así fue. Ese fue el único Grand Slam que ganó el ecuatoriano y Andre Agassi, a lo largo de su carrera consiguió: cuatro títulos del Australian Open, uno en Roland Garros, uno en Wimbledon y dos en el US Open.

Ganar París fue lo máximo de mi carrera. Había ganado torneos importantes como Barcelona y Roma. También había sido número uno de dobles. Pero faltaba ese torneo que hiciera la diferencia en mi carrera, y se dio en París”, recuerda el ecuatoriano.

El título de Gómez en Roland Garros es, sin duda, uno de los máximos logros individuales del deporte ecuatoriano en la historia. Tanto, que 30 años después, ningún otro tenista nacional ha podido ganar un Grand Slam.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas