Acuerdo entre club y jugador: la clave para superar la crisis en el fútbol

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

23 Jun 2020 - 0:05

Junior Sornoza, de Liga de Quito, maneja el balón en un partido frente a El Nacional, el 28 de febrero de 2020, en el estadio Atahualpa. - Foto: API

Acuerdo entre club y jugador: la clave para superar la crisis en el fútbol

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

23 Jun 2020 - 8:43

El 11 de junio de 2020, FIFA difundió una serie de regulaciones vinculadas al fútbol, debido a la crisis que atraviesan varias ligas y equipos por la pandemia del Covid-19. Entre ellas, destaca que los futbolistas pueden ser inscritos y jugar en tres clubes durante la misma temporada, algo que no era permitido hasta la pandemia.

Otro de los aspectos más relevantes es mantener los contratos vigentes de los futbolistas y el aplazamiento de nuevos contratos. Por eso, el organismo recomendó que tanto jugadores como clubes de fútbol negocien “la ampliación o el aplazamiento de buena fe” y en términos razonables.

Los lineamientos planteados tienen mayor injerencia en el fútbol europeo, ya que las temporadas terminan en julio. Mientras que para Sudamérica y en particular Ecuador, no afecta tanto.

Varios clubes de la Liga Profesional de Ecuador se han visto afectados por la crisis económica debido al Covid-19. Por eso, una de las alternativas ha sido llegar a acuerdos con todos los trabajadores y reducir los salarios, que en promedio varían entre el 25 y 50%.

De esta manera, el ente que regula el fútbol a nivel mundial insiste en que ambas partes deben llegar a un consenso para evitar acciones legales. Eso sí, una vez establecidas las enmiendas por parte de FIFA, cada federación miembro la adapta a su realidad.

Celso Vásconez, abogado especializado en derecho deportivo, explica que en Ecuador hay un inconveniente: “Los contratos no se pueden cumplir como se había previsto. Eso tiene que ver con lo remunerativo. Es decir, un equipo fijó un pago mensual, pero por la pandemia no se pudo cumplir“.

En relación a este tema, FIFA señaló que “(…) no tiene la autoridad para modificar unilateralmente los términos y las condiciones esenciales de dichos contratos, en virtud de ninguna ley nacional, norma de la FIFA ni reglamentación de fútbol nacional”.

Además, agregó que “los contratos de trabajo en vigor se rigen por la legislación nacional que conste en el contrato o por el convenio colectivo, así como por la autonomía contractual de las partes“.

Por tal motivo, Vásconez ratificó que la mejor solución es llegar a un acuerdo entre club y futbolista. Esto, después de que el equipo haya agotado todos los recursos y demostrado que no puede pagar al futbolista por falta de ingresos.

Por su parte, el abogado especializado en derecho deportivo, Pablo López, le contó a PRIMICIAS que más allá de que se lleguen a acuerdos, el problema está en que muchos equipos adeudan meses de sueldos a sus trabajadores.

Por eso, dependerá de cada equipo si hace un esfuerzo por retener al jugador y llegar a un consenso en el pago. Caso contrario, según explicó López, el futbolista podría denunciar al equipo por el tiempo impago y al mismo tiempo solicitar una carta de libertad para firmar por otro equipo.

Sin embargo, para los futbolistas y sus representantes la situación no es fácil. Saben que, si no llegan a un acuerdo, “probablemente se queden sin equipo por la crisis”, mencionó López.

Por otra parte, FIFA notificó que ahora los jugadores pueden ser inscritos y jugar en tres equipos a lo largo de la misma temporada. “Durante este periodo el jugador es elegible para jugar partidos oficiales solamente por dos clubes”, explicó el organismo en el documento oficial.

Antes de la pandemia, los jugadores podían estar inscritos en tres clubes, pero solo jugar en dos durante la misma temporada. Según Vásconez, esta medida de FIFA se da para incentivar el mercado de pases, que ahora se va a ver debilitado por la crisis.

¿Y lo negativo de las normativas?

Para Celso Vásconez, el hecho de que FIFA haya dispuesto que las decisiones del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en francés), de la Cámara de Resolución de Disputas y de la Comisión del Estatuto del jugador se mantengan vigentes y no se suspendan, representan un problema para varios equipos.

“Un club ecuatoriano fue castigado por FIFA en enero de 2020 a pagar una suma importante de dinero por un jugador y tiene que cumplirla. Esto, a pesar de que el equipo no ha generado ingresos por el tiempo de la pandemia“, afirmó Vásconez.

En caso de que los equipos multados no puedan cumplir con la orden del ente regulador, se produce una de tres opciones: reducción de puntos, prohibición de fichajes o reducción de categoría. “Eso perjudicaría mucho a nuestros equipos”.

Para Pablo López, en cambio, todas las recomendaciones de FIFA para con sus federaciones miembro son positivas ya que se “están adaptando a la realidad de esta pandemia”.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas