Carapaz no estaba preparado para el Tour, sino el Giro, asegura su madre

Jugada

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

17 Sep 2020 - 16:54

Ana Montenegro (I) y Antonio Carapaz (D), padres de Richard Carapaz, festejaron el triunfo de su hijo, este jueves 17 de septiembre de 2020. - Foto: EFE

Carapaz no estaba preparado para el Tour, sino el Giro, asegura su madre

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

17 Sep 2020 - 16:54

El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz, que este jueves volvió a llegar segundo en el Tour y se puso el maillot de líder de la montaña, no estaba preparado para esa prueba, sino que venía entrenándose para defender el título en el Giro de Italia.

Así al menos lo aseguró el jueves 17 de septiembre su madre Ana Montenegro, desde el domicilio familiar en la comunidad Playa Alta, en el cantón Tulcán, fronterizo con Colombia.

“Él se preparó, pero no para esta carrera (sino) defender el título del Giro de Italia“, declaró a Efe Montenegro, cubierta con una mascarilla blanca desde el domicilio familiar.

Llegada única a la meta

Junto a su marido Antonio Carapaz, una hija y una nieta, la madre siguió la última etapa en la que la ‘Locomotora’ del Carchi llegó a la meta respaldando a su compañero de equipo Michal Kwiatkowski, porque así lo habían acordado.

“Ha sido una victoria espectacular. Desde inicio queríamos ganar la etapa y colectar puntos para la montaña. Ha sido un trabajo colectivo del equipo y hemos decidido de forma conjunta que él ganaba la etapa y yo el de la montaña“, manifestó el ciclista del británico Ineos, según recoge el Comité Olímpico Ecuatoriano.

Desde la cama matrimonial donde vieron la gesta en una gran pantalla, la madre de Carapaz dijo sentirse “muy feliz y satisfecha” por el triunfo logrado y destacó que su hijo “llegó con felicidad”.

Los padres de Richard Carapaz viendo el Tour de Francia en su casa, el jueves 17 de septiembre.

Los padres de Richard Carapaz viendo el Tour de Francia en su casa, el jueves 17 de septiembre. EFE

Ahora, según comentó el propio Richard, tratará de defender el maillot de líder de la montaña hasta París.

Su padre, Antonio, apenas podía contener las lágrimas hoy de la emoción cuando se le pregunta por su hijo y aquella bicicleta que un día trajo a la casa entre la chatarra y de la que el pequeño no se separaría.

“Es una felicidad que se siente incomparable, que creo que es única”, manifestó antes de asegurar que se sentía, “demasiado feliz de lo que ha hecho mi hijo”.

Aunque cada vez está más acostumbrados a las entrevistas, con la humildad que caracteriza a la familia, que hoy ha quedado reflejada en el gesto de Carapaz en la meta, afirma que los triunfos de su hijo no han cambiado su vida y que siguen “la misma rutina, somos lo mismo, nunca ha cambiado nada, ni ha de cambiar”.

Una comunidad apoyando a Carapaz

Los padres mostraron orgullosos en la carretera cercana a la vivienda una calle pintada con el logo del Tour de Francia junto a una locomotora de la que en vez de humo sale una bandera ecuatoriana, y con los números 03, con el que participa en la carrera, y 04, inicio de los dígitos en la cédula de los nacidos en Carchi.

En Tulcán, considerada capital del ciclismo ecuatoriano, la emoción era máxima y los vecinos salieron a la calle entre pitos y banderas tricolores con el nombre de su ídolo.

Los padres Carapaz posan en una carretera frente a su casa en la comunidad La Playa Alta, parroquia Julio Andrade.

Los padres Carapaz posan en una carretera frente a su casa en la comunidad La Playa Alta, parroquia Julio Andrade. EFE

El excampeón de la Vuelta al Ecuador Franco Rodríguez, que lucía una mascarilla amarilla del Tour, calificó de “histórica” la participación de Carapaz y resaltó que después de que su equipo le diera libertad para buscar la etapa, “la asumió de buena manera”, como se ha visto en los últimos tres días de la semana.

El concejal de Tulcán Diego Guerrero, recordó que “todas las glorias del ciclismo nacional ha sido carchenses” y que “hoy Richard Carapaz, junto a Jonathan Caicedo y Jhonatan Narváez también lo están demostrando”.

Cristina Carapaz, hermana del ciclista que suele entrenarse a una altura superior a los 3.000 metros, resaltó que este venía peleando por el triunfo y que el “trabajo arduo con su compañero” le ha llevado a “verlo con esa camiseta que lo identifica como el mejor de la montaña”.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas