Célico: Ecuador demostró en Mundial de Polonia que puede ser potencia

Jugada

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

14 Jun 2020 - 0:05

Jugadores, cuerpo técnico y auxiliares de la selección ecuatoriana festejan el tercer lugar en el Mundial Sub 20 de Polonia 2019. - Foto: Reuters

Célico: Ecuador demostró en Mundial de Polonia que puede ser potencia

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

14 Jun 2020 - 8:27

Un año después del histórico tercer puesto de la selección ecuatoriana en el Mundial Sub 20 de Polonia 2019, el entrenador Jorge Célico cree que Ecuador tiene el potencial para estar a la altura de los mejores equipos del mundo.

“La actuación en Polonia sirvió para demostrarnos que tenemos la capacidad para estar al nivel de los mejores equipos del mundo y de llegar a ser una potencia”, dijo Célico en una entrevista con Efe.

A un año de ese logro, Célico asegura que “las condiciones futbolísticas ya estaban“: “¡Sólo faltaba creer en el potencial que tenemos!”.

La medalla de bronce en ese campeonato llegaba después de otro logro histórico, tres meses antes, en el Campeonato Sudamericano Sub 20, en el que Ecuador se quedó con el título.

El entrenador argentino recordó que, antes de viajar a Polonia, había anunciado que Ecuador iba a pelear por el título, “porque los campeones de Sudamérica siempre fueron candidatos para disputar el título de un Mundial de la categoría y gracias a Dios no me equivoqué”.

Aunque reconoció que “a los ecuatorianos les costaba situarse en la realidad” de que podía pelear por el primer puesto: “Haber hecho ese pronóstico fue bueno porque fue generando esa seguridad en el equipo”.

Un equipo, dice, que no fue fácil de armar después de ser eliminados en la primera etapa de los Juegos Odesur, en mayo de 2018, un hecho que a él le sirvió “para rectificar y armar la base” de cara al Sudamericano.

En Polonia, Ecuador formó parte del Grupo B junto a Italia, México y Japón. Debutó el 23 de mayo con un 1-1 ante los nipones y continuó tres días después con derrota 1-0 frente a Italia, en un encuentro en el que Leonardo Campana falló un penal.

Allí sufrí un bajón anímico, procuré que nadie lo notara, me sentí muy mal porque habíamos hecho un gran partido, a pesar que nos habían expulsado al defensa Jackson Poroso”, recuerda Célico.

El triunfo 1-0 sobre México resultó crucial para clasificarse como mejor tercero, aunque el DT confirma que sufrieron “una barbaridad por los dos días que estuvieron a la espera de los resultados en los otros grupos”.

Esa clasificación nos demostró que no bastaba con solo jugar bien, sino concretar otras cosas”, confiesa.

En octavos de final, la Tricolor se impuso por 3-1 a Uruguay y en cuartos por 2-1 a Estados Unidos, dando alas a aspiraciones hasta ese entonces impensables en el país.

El dramatismo llegó a inundar Ecuador en las semifinales, en las que cayó por 1-0 ante un Corea del Sur que técnicamente había sido inferior.

“Una distracción nos castigó con la derrota, porque futbolísticamente fuimos superiores al rival. Se repetía así la historia de partidos anteriores, pero esas son las cosas que tiene el fútbol”, se lamenta Célico.

El tercer puesto lo obtuvo Ecuador, en una revancha contra la misma Italia que lo había puesto contra las cuerdas en la fase de grupos y a la que venció por la mínima diferencia.

Con algo de frustración, el entrenador dice estar convencido de que pudieron “llegar más lejos” o, al menos, esa es “la sensación que se quedó”. “Reconozco que me encontré con una generación absolutamente responsable, que entendían lo que se estaban jugando, qué estaban representando, que estuvieron muy comprometidos”, subrayó sobre sus pupilos de entonces.

El entrenador considera necesario “invertir más” en competiciones internacionales para los juveniles.

“En el Sudamericano de Chile le ganamos dos veces a una potencia juvenil como Argentina. Yo confío plenamente en el jugador ecuatoriano. Cuando se le dé un mejor marco de desarrollo desde el nivel juvenil, hablaremos de una potencia“, aseguró.

Y concluye con la confianza en el potencial de las nuevas generaciones, porque ve “cerca la posibilidad de pelear cosas grandes”, aunque “no quiere pecar de excesivo optimismo”.

“Hace poco era impensable salir campeón sudamericano. Si se mejora un poco más en la formación, Ecuador será una potencia futbolística“.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas