Más amigos que rivales en el arco: Darwin Cuero y José Cárdenas

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

20 Feb 2022 - 0:05

Darwin Cuero (i) y José Cárdenas (d) posan con una pelota en el Complejo de Universidad Católica, en La Armenia. - Foto: Armando Prado

Más amigos que rivales en el arco: Darwin Cuero y José Cárdenas

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

20 Feb 2022 - 0:05

Reemplazar a una figura histórica los motiva. Darwin Cuero y José Cárdenas son los arqueros que tomarán la posta de Hernán Galíndez, quien dejó Universidad Católica después de una década.

Más que rivales son amigos. Se disputan la titularidad en el arco desde que estaban en las divisiones formativas. Son compañeros de equipo que entrenan al máximo para lograr su mejor rendimiento.

Y ahora tendrán que reemplazar a un grande y a un líder que se va del equipo: Hernán Galíndez, quien dejó el plantel de Universidad Católica después de una década.

“Es una oportunidad que la tomo con mucha responsabilidad. Estoy muy motivado”, dice Edwin Cuero, de 28 años.

Llegó a Universidad Católica en 2020 y fue compañero de Galíndez. “Es un jugador histórico para el club, un líder. Es una persona especial”, añade el guardameta, oriundo de Salinas de Ibarra, pero que creció en la población de Tambillo desde muy niño.

Galíndez, arquero titular en la selección ecuatoriana fue un jugador extraordinariamente regular, por eso Darwin Cuero tuvo muy pocas posibilidades en el arco del ‘Trencito Azul’ en el reinado de Galíndez: solo tres partidos en 2021 y otros tres en 2020.

“Nunca bajé los brazos y entrenamos al máximo nivel. Hernán me decía que las oportunidades siempre llegan y que debía estar listo”.

Darwin Cuero, jugador de Universidad Católica

En los tres partidos que le tocó jugar en 2021, Darwin Cuero fue figura. “Esa preparación en los entrenamientos nos hacía bien a todos, incluso a Hernán porque el equipo tenía arqueros de gran nivel”.

Este 2022, el objetivo es afianzarse como guardameta titular de Universidad Católica. Es un arquero que va bien por alto y que a quien gusta hablar lo necesario.

“Solo en los momentos precisos, no hay para qué gritar, los compañeros se pueden desconcentrar”, dice.

Debutó en el fútbol profesional en 2013 con El Nacional. Su mejor temporada fue la de 2018, cuando formó parte del América en el torneo de la Serie B.

Ese año jugó 43 partidos, el club ascendió a la Primera A y él se ganó la fama de arquero ‘tapador de penales’.

Está adaptado al sistema de trabajo del actual entrenador del ‘Trencito Azul’, el argentino Miguel Rondelli, a quien conoció hace dos años cuando llegó al club y el estratega dirigía las formativas y el equipo de Reserva.

También conoce a la mayoría de jugadores que estarán en 2022 en el equipo ‘Camaratta’ y se emociona frente la llegada del zaguero Anderson Ordóñez.

Con Ordóñez “fuimos compañeros en las selecciones Sub 15, Sub 17 y Sub 20 de Ecuador. Crecimos juntos”, agrega.

Otro jugador que llegó al club fue el arquero José Cárdenas, también un querido y viejo amigo.

“Estuvimos juntos en las formativas de El Nacional. Hubo temporadas en que él fue titular y en otras atajaba yo. Él conoce a mi familia y yo a la suya. Siempre nos hemos llevado muy bien”.

Familia de arqueros

Durante la sesión de fotos para este reportaje, entre ambos guardametas se respiraba esa amistad que nació en la cancha.

Hay respeto también por la decisión que, finalmente, tomará el DT Rondelli para la temporada. El argentino anunciará quién será el titular.

José Cárdenas estuvo en Liga de Quito en 2021, atajó en cuatro partidos, pero decidió vincularse a Universidad Católica esta temporada, porque siente que puede sumar más minutos en cancha.

Debutó en el fútbol profesional en 2014, estuvo también en el América y en Aucas, pero hasta hoy no ha jugado más de 10 partidos en una temporada. “Quiero hacerlo en Universidad Católica, ese es mi objetivo”, dice convencido.

José pertenece a una familia de arqueros. Su padre, también de nombre José, jugaba en equipos de fútbol parroquiales. “Iba a los partidos con él y me ponía detrás del arco. Desde ahí me gustó ser guardameta”.

El hermano menor, Julio, que también heredó el gusto por la portería. Se formó en Liga de Quito, pero hoy está en Chacaritas, de la Primera B, donde es titular.

“Estoy entrenando para estar a la altura de este compromiso. El club cuenta con un grupo de futbolistas fuerte y unido”.

José Cárdenas, jugador de Universidad Católica

José es un admirador del arquero español Iker Casillas y del ecuatoriano José Francisco Cevallos, de quien destaca el lado humano.

Al hablar de su madre, Paulina, lo hace con mucho amor. Y no es para menos, era ella quien lo llevaba a la escuela de fútbol para los entrenamientos. Luego se enroló en El Nacional, club al que llegó con apenas 13 años y del que salió al cumplir sus 21.

Agradece a todos los entrenadores que lo formaron. Nombra a Juan Carlos Pérez, al profesor Tacuri, a Mario Quiroga, Pancho Reinoso, Álex Cevallos, Robinson Sánchez y Humberto Pretti.

 

Con ellos aprendió a convivir con el dolor que dejan tanto vuelo y tantos choques cuerpo a cuerpo en prácticas y partidos.

Con ellos también aprendió a convivir con la crítica y el error.

“Me enseñaron a entrenar para minimizar los errores y a tener la suficiente fortaleza mental para enfrentar los malos momentos”.

El resultado de estas trayectorias de vida es que dos amigos y rivales pelearán esta temporada por adueñarse del arco de Universidad Católica.

Noticias relacionadas