Esteban Enderica ya estaba en la piscina desde antes de nacer

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

24 Abr 2022 - 0:03

Esteban Enderica junto a su entrenador Juan Fernando, durante el Campeonato Nacional de aguas abiertas, en Salinas, el 21 de abril de 2022. - Foto: Armando Prado

Esteban Enderica ya estaba en la piscina desde antes de nacer

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

24 Abr 2022 - 0:03

No tuvo opción ni elección. “Mi mamá fue a las sesiones de natación durante los nueve meses de embarazo. Salió de la piscina directo al hospital”.

Esteban Enderica es nadador olímpico de maratón acuática. Sus tres hermanos mayores, Juan Fernando, Santiago y Xavier también construyeron sus historias de vida en una piscina. Son múltiples campeones nacionales y sudamericanos.

“Me llevaron a la piscina después de que se cayó el cordón umbilical”, dice en broma, y en serio.

Juan Fernando, tras dejar su vida de deportista de alto nivel, se transformó en entrenador de Esteban, el ícono de la natación de las aguas abierta en Ecuador.

Hace 21 años comenzó su carrera deportiva, primero en competencias en piscina y desde hace 16 en aguas abiertas.

Cuando Esteban salta al mar, emerge y empieza su sinfonía de movimientos. Suma minutos y kilómetros. Parece que se traslada a otras latitudes.

Prefiere el mar donde la temperatura sube a los 15 o 18 grados. “La primera vez que fui a nadar al lago San Pablo, no quise volver más por el frío, pero ahora voy todos los años, nadar es parte de nuestra naturaleza“.

“Estamos acostumbrados a nadar en el mar, lagos o lagunas. Todos son distintos. Eso sí, no soy amigo del agua fría”.

Esteban Enderica.

Lo más curioso ocurrió en 2019, cuando en los Juegos Panamericanos de Lima la temperatura tanto del agua como del ambiente no superaba los 11 grados centígrados. Allí logró la medalla de oro.

Ha nadado en los mares de casi toda América. En Europa y en Asia: en el mar de la China, en Japón y en Catar. Fue el abanderado de Ecuador para los primeros Juegos Sudamericanos de Playa que se disputaron en Argentina.

Un nuevo ciclo olímpico

Esteban Enderica logró su primera clasificación a los Juegos Olímpicos para Londres 2012. Lo hizo en las pruebas de piscina.

Para Río de Janeiro 2016 se especializó en aguas abiertas. Incursionó en los 10 kilómetros, llamada también maratón acuática.

En junio de 2020 asistió al Preolímpico de Portugal para lograr el cupo a los olímpicos de Tokio, pero pasó lo imprevisto.

Estuvo entre los dos punteros hasta el kilómetro ocho. A esa altura de la competencia el pelotón le dio alcance y no pudo ingresar entre los primeros. No clasificó a Tokio.

La recuperación anímica más que deportiva la ha vivido junto a su hermano y entrenador.

“Cuando empezamos a trabajar junto con mi hermano, hace 13 años, nos decían que era difícil que pudiéramos vincular el trabajo por el tema familiar. Pero los resultados están ahí“.

Esteban volvió a competir a inicios de abril de 2022 cuando intervino en el Campeonato Nacional en Piscina. “Volví a competir en piscina luego de tres años y medio”, relata con sorpresa y alegría.

Se coronó campeón nacional en los 1.500 metros y batió el récord nacional en el relevo 4 x 200 metros estilo libre, junto a David Farinango, Juan Toral y Colin Babbit.

“No fueron los mejores registros y será difícil lograr cupos para Juegos Bolivarianos en esas carreras. Seguimos entrenando para las aguas abiertas“.

Sus nuevos objetivos están en el proceso para los Olímpicos de París 2024. Este año competirá en los Juegos Bolivarianos y espera estar en los Juegos Sudamericanos.

También se entrena para estar en una o dos fechas del circuito de la Copa Mundo de este año y ya apuntó en su agenda la fecha del circuito mundial que se efectuará el próximo año, en Ecuador.

Esteban es un referente de la natación de aguas abiertas, una modalidad ha crecido en los últimos años y se ha masificado en el país.

“Hace pocos días publiqué en mis redes sociales una foto de mi primer título en novatos. Fue hace 21 años, participamos 300 nadadores y soy el único que se mantiene en competencia“, narra.

Por eso, el nadador azuayo quiere devolverle al país la experiencia que ha acumulado en estas dos décadas de nadar en el alto nivel.

De hecho, uno de sus pupilos es David Farinango, su compañero en la selección nacional y en el equipo de los Hermanos Enderica.

Se entrena de lunes a sábado. Cuando está de vacaciones, también se mete al agua o al mar. En los ratos libres mira partidos de fútbol o tenis.

Esteban Enderica, durante su participación en el Campeonato Nacional de aguas abiertas, en Salinas, el 21 de abril de 2022.

Esteban Enderica, durante su participación en el Campeonato Nacional de aguas abiertas, en Salinas, el 21 de abril de 2022. Armando Prado

Es seguidor de Roger Federer, el tenista suizo al que admira por su recorrido deportivo y su ejemplo fuera de la cancha.

De vez en cuando asiste al estadio a alentar al Deportivo Cuenca porque dice que “no puede vivir sin ver deporte”.

Algunos lo conocen como el ‘Mago’. “Al principio, a nivel internacional, me conocían más por los trucos con la cartas de la baraja”. Luego tuvo que esforzarse para demostrar que lo suyo era nadar.

Hace un año y medio, en plena pandemia, inició un nuevo proyecto de vida. Se casó y junto a su esposa, Gabriela, tienen una nueva meta por cumplir: ser padres.

Noticias relacionadas