El karting en el país: 50 años de historias sobre ruedas

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

6 Feb 2022 - 0:04

Jean Pierre Michelet sostiene uno de los autos de su colección, en febrero de 2022. - Foto: Armando Prado

El karting en el país: 50 años de historias sobre ruedas

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

6 Feb 2022 - 0:04

Jean Pierre Michelet guarda aquel recorte de periódico de 1974. En él aparece una fotografía de su padre, Pascal, junto a Patricio Chiriboga, en las primeras carreras de karting que se realizaron en Ecuador.

Sonríe antes de recordar aquellos datos históricos del karting nacional. “Mi papá fue invitado a correr en Bogotá. Se enamoró tanto, que compró un kart y lo trajo al hombro, como parte de su equipaje. Ahí nació el kartismo en Ecuador”, dice Jean Pierre Michelet, expiloto y campeón nacional en la Fórmula Scorpio en los años 90.

Fue en 1973 cuando llegó esa primera máquina, que comenzó a rodar por las calles de Quito.

“Me acuerdo de que las primeras carreras de pruebas se realizaron en el parqueadero del Centro Comercial Iñaquito, que en esa época era el único que había en la ciudad”.

Jean Pierre cuenta entre risas que esa primera máquina la condujo “todo el mundo”. Hubo tanta emoción, que muchos pilotos empezaron a traer sus propios karts.

De ese pequeño auto recuerda que era muy rígido “porque no tenía suspensión. Los frenos estaban en la parte posterior, los karts de hoy tienen los frenos en las cuatro ruedas. Hace 50 años, los autos tenían enfriamiento por aire, los actuales son por agua. La base es la misma, pero los de hoy tienen una mayor evolución tecnológica“.

El primer kart que trajo Pascal Michelet a Ecuador rodó por las calles de Quito, en medio de la euforia a esa máquina la condujo “todo el mundo”.

La familia no sabe dónde quedó esa primera máquina, histórica para el karting nacional, pero Pascal Michelet adquirió otra, con la que participó en eventos locales que organizó el Quito Karting Club.

Este club nació en 1974 ante tanto furor en la época. “Los pilotos que probaban el auto se enamoraban por la adrenalina que les causaba”.

Las primeras carreras en Quito se desarrollaron en la Avenida Amazonas, entre la Avenida Colón y la Avenida Patria.

“Hubo una carrera nocturna en el sector de la ‘Y’. Se colocaron algunos carros con las luces encendidas para facilitar la visibilidad en ciertas curvas, donde estaba oscuro. Los karts se pegaban contra las veredas, se rompían los aros de las llantas y se doblaban los ejes”, dice Michelet.

Entre 1974 y 1980 se corría en las calles de la capital mientras se construía el kartódromo Dos Hemisferios, en la Mitad del Mundo. El escenario fue diseñado por Vicente Bracho.

“Es la pista más grande del país y tiene 150 variantes para el diseño del recorrido”, según Michelet. Esa versatilidad hace atractivas las carreras y contribuye a la formación de los pilotos.

La afición por el karting se difundió en Guayas y se construyó una pista en Salinas. Luego se levantaron las de Cuenca y Loja, que permitieron la difusión de este deporte.

El primer kartódromo que se construyó en el país fue el de Latacunga. Un italiano lo diseñó, pero luego se cerró por muchos años, por décadas. Recientemente, un grupo de empresarios lo renovó y es el escenario más moderno del país”.

Pese a que su padre fue el precursor del kartismo en el Ecuador, Jean Pierre no fue piloto de esta disciplina, “porque yo jugaba fútbol, era compañero de Álex Aguinaga”, recuerda. Luego vino su pasión por los autos, pero fue piloto de circuitos y de autos Fórmula.

Su hijo, Philippe Michelet retomó la pasión por los karts y en los dos últimos años ha logrado el título de campeón nacional.

“Me ha sorprendido mucho su forma de conducir. Es un piloto analítico, que corre con mucha cabeza y eso me encanta”.

Jean Pierre Michelet, expiloto

El año pasado Philippe Michelet corrió en Las Vegas, en Estados Unidos y en 2022 quiere seguir conduciendo en el exterior.

Es el tipo de piloto que muestra mucho interés por conocer todo sobre el desempeño del vehículo, un rasgo que comparte con los grandes del automovilismo mundial, como Michael Schumacher, Ayrton Senna y Nikki Lauda.

“Las victorias se logran no solo por la habilidad en la muñecas. El piloto debe entender la capacidad del auto. Philippe tiene esa sensibilidad y el conocimiento del chasis y del motor para ponerlos a punto”.

50 años después

Jean Pierre Michelet es uno de los mayores conocedores del automovilismo nacional y mundial. Tiene un programa en redes sociales, donde analiza la situación del deporte tuerca.

Al hablar de kartismo ecuatoriano se refiere a una disciplina que ha evolucionado mucho en el país y que es la que mejor está. “Sin embargo, no deja de ser costosa”.

Destaca la creación del Campeonato IAME X30, donde la organización pone los karts a disposición de los pilotos.

Hay un sorteo antes de cada carrera “con ello se equiparan las condiciones, hace que la competencia sea más igualitaria y no una guerra de chequeras. Así, el piloto que tiene más talento se lleva la victoria”.

Por ello aplaude el trabajo del Quito Karting Club y de los clubes de Guayas, de Azuay y de Loja por la realización de campeonatos provinciales y regionales y de carreras nacionales.

“En Quito, la difusión del karting es enorme. Hay categorías desde las infantiles hasta los máster”.

Existen carreras solo para mujeres, una división para pilotos con algún tipo de discapacidad. “Esta categoría tiene como embajador a Juan Manuel Correa, piloto ecuatoriano de la Fórmula 3″.

Noticias relacionadas