Pilar Araujo, la heredera de la pasión fútbol

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

27 Nov 2022 - 5:30

Pilar Araujo sonríe después de una entrevista con PRIMICIAS, en el complejo de Pomasqui, en noviembre de 2022. - Foto: Armando Prado

Pilar Araujo, la heredera de la pasión fútbol

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

27 Nov 2022 - 5:30

Norberto el ‘Beto’ Araujo, exfutbolista de Liga de Quito, quiere que su hija escriba su propia historia y no bajo su sombra o presión.

Pilar Araujo es gambeta y gol. La adolescente futbolista sueña en jugar una Liga Profesional, ganar un título y llegar a disputar la Libertadores.

Su padre ya lo hizo. Le brindó los cuatro títulos internacionales a Liga Deportiva Universitaria y, ahora, desde el anonimato, quiere ver brillar a su hija. Pilar heredó del ‘Beto’ Araujo la pasión por jugar al fútbol.

Con la timidez de sus 15 años, Pilar revela que siempre quiso jugar en Liga por sus recuerdos de infancia, cuando iba al estado o pisaba la cancha del Rodrigo Paz, de la mano de su padre.

Hoy forma parte del equipo Sub 16 y es una de sus goleadoras. Juega con el dorsal 7 como extremo derecho, aunque también domina el balón con su botín de la pierna izquierda.

Con Liga disputa la fase preliminar del Torneo Evolución Conmebol. En los partidos de ida y vuelta con Academia Sport JC, el conjunto ‘albo’ venció 4-0 en casa y 3-0 en condición de visitante. Araujo anotó sendos dobletes en cada cotejo.

Liga está muy cerca de lograr el cupo para representar al país en el torneo de Paraguay, a donde acudirán las campeonas de cada país. Con sus goles, la U da pasos gigantes en cada fecha.

El fútbol con varones

Como sucede en la mayoría de casos, Pilar aprendió a jugar fútbol con varones. En casa, fue así, porque es la menor de tres hermanos y la única niña.

Los primeros pasos en el fútbol como en la vida los logró junto a su padre. Él fue quien le enseñó fundamentos, a dominar el balón y a perfeccionar cada movimiento.

Después de cumplir siete años acudió a la academia del ‘Beto’ Araujo, donde jugó por varios años con equipos de niños. Un año después, ganó un título, pero en la Escuela de fútbol de Liga de Quito.

En 2021, con 13 años, el ‘Beto’ le sugirió que, si quería jugar de manera profesional, debía integrar un equipo femenino. “Me dijo que debía empezar a jugar con las mujeres, porque hay una gran diferencia del fútbol femenino y masculino“.

Ese año se vinculó con el club Ñañas, actual campeón nacional. Jugó el Torneo Evolución Conmebol Sub 14, y también la Superliga, donde compartió entrenamiento con jugadoras de mayor edad, más altas y más espigadas que ella.

Revela que sentía miedo a la hora de ir a disputar un balón. En los entrenamientos debía superar la marca Jessy Caicedo, a quién no le podía dejar atrás.

Sentía vergüenza e incertidumbre de ganar el mano a mano, pero después de tanto trabajar y entrenador, un día lo hizo. “Entrenar con jugadoras de más experiencia hace que el miedo desaparezca poco a poco”.

Ese año disputó el Torneo Evolución Conmebol Sub 14 con Ñañas y luego retornó a la academia de su padre hasta julio, cuando los equipos femeninos de Liga hicieron una selección de jugadoras para todas las categorías.

El ‘Beto’ Araujo fue quien le dio la noticia que podía ir a la jornada de ‘scouting’. Fueron juntos y se quedó en Liga.

Con Liga Sub 16 se entrena por las tardes en Pomasqui, a donde acude en compañía de sus padres, que jamás han dejado de acompañarla en los entrenamientos y en los partidos oficiales.

Pilar Araujo nació en Rosario, Argentina, pero toda su vida ha transcurrido en el Ecuador. Se siente una ecuatoriana más y está a la espera de su nacionalización, para el próximo año jugar como tricolor y hasta pelear un cupo en las selecciones Sub 17 y Sub 20.

La mejor jugadora del mundo, Alexia Putellas es su modelo a seguir. La centrocampista española del Barcelona tiene en su palmarés dos Balones de Oro (2021 y 2022) y es catalogada como la Mejor Jugadora de la UEFA y de Globe Soccer en 2021 y 2022.

“De pequeña me gustaba Alex Morgan, pero ahora admiro a Alexia Putellas, porque ganó dos Balones de Oro y me gustaría jugar con ella o contra ella.”

Pilar Araujo, futbolista de Liga de Quito

Acudió a mirar la final de la Copa Libertadores femenina, que se disputó el mes pasado. Alentó a Boca Juniors, primer equipo argentino en disputar el título; su rival fue Palmeiras de Brasil.

Entre risas a sus compañeras del club, les comentó “En Boca, no había ninguna jugadora con la casaca 7, porque me están esperando”, bromeó Pilar.

Cursa el primero de bachillerato. Su materia preferida es Cultura Física, así cómo la Biología, Lengua y Literatura. Le gusta pasar tiempo con sus amigos, todos futbolistas, para pasarla jugando”.

El ‘Beto’ Araujo no quiso participar de esta charla. Quiere pasar al anonimato y desde ahí respaldar la carrera de su hija pequeña, que un día le dijo que quiere ser futbolista profesional.

Le ha contado toda la responsabilidad que implica la carrera, los sacrificios y el trabajo. No quiere que Pilar crezca bajo su sombra, sino que ella tenga y escriba su propia historia.

Noticias relacionadas